Claudio Tapia: "Un buen Mundial es estar entre los cuatro primeros; todo lo otro es un mal Mundial"

Claudio Chiqui Tapia, en entrevista con La Nación
Claudio Chiqui Tapia, en entrevista con La Nación Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco
Alejandro Casar González
Sebastián Fest
Pablo Vignone
(0)
12 de abril de 2018  • 00:03

Claudio Tapia acaba de cumplir un año al frente de la AFA y está en la antesala de su desafío más importante: el Mundial de Rusia. Se lo nota ansioso, aunque mide sus palabras. El dirigente recibe a LA NACION en la sala donde se reúne el comité ejecutivo y le pone la vara alta a su empleado más importante, Jorge Sampaoli : "Hacer un buen Mundial es estar entre las cuatro mejores selecciones", adelanta.

-¿Va a ser Messi el que salve a la Argentina en el Mundial?

-El fútbol se ha equilibrado muchísimo. Creo en los equipos. Tenemos al mejor jugador del mundo, pero hay que ayudarlo. Él solo no va a poder.

-Ha estado con Messi en diferentes situaciones en la selección en los últimos años. ¿Qué es distinto esta vez?

-Está muy bien, muy maduro. Tenerlo es un privilegio. Pero tenemos que ser conscientes de que esta eliminatoria nos costó mucho. En siete partidos él no jugó. Pudieron haber sido 10 si se cumplía la sanción. Él es el número 1, me parece, con la ambición y la necesidad de ganar este Mundial, como lo siente la generación, como lo sentimos todos.

-Ha dicho más de una vez: "Lo tenemos que ayudar". ¿Encontramos ya la fórmula para ayudarlo o todavía se la está buscando?

-Es una pregunta para el cuerpo técnico...

-Pero por lo que ve, que algo de fútbol sabe...

-La tenemos. Después, hay que tener el tiempo necesario. Porque la única selección que ha cambiado tres técnicos y ha clasificado para el Mundial en eliminatorias, somos nosotros. Las demás vienen con un trabajo mínimo de cuatro años. Entonces, corrés en desventaja. Porque esto es trabajo. Esto es terminar de incorporar conceptos, ideas de juego, sincronización. No es fácil. Y nosotros venimos, en estos últimos partidos, de cambiar un sistema de juego.

-Así como mucha gente en el mundo no entiende que aún no sepamos del todo qué hacer con Messi, muchos no entenderían que Dybala no fuera al Mundial. ¿Lo entendería (si no va)?

-Primero, no sé si no va, porque no he hablado con el técnico. Pero sí creo en los recambios. Y también creo que no hemos trabajado para el recambio generacional. Se venía dando en la etapa de Martino. Después, por necesidades deportivas, no se pudo plasmar. No es lo mismo jugar en tu equipo que en la selección. Dybala, como muchos otros chicos que son el futuro del fútbol argentino, son jugadores importantísimos en sus ligas, donde realmente marcan una diferencia.

-De cara a ese futuro, ¿no sería bueno foguearlo? Podría no ser Rusia, pero para Qatar...

-Yo creo que sí. Tenemos una urgencia deportiva, que es hacer un buen Mundial. Hay que tener los jugadores que tengan la experiencia necesaria y que vos sepas que lo pueden hacer. Y esta es la responsabilidad del cuerpo técnico.

-¿Que es, hoy, "un buen Mundial"?

-Hoy, es estar entre las cuatro mejores selecciones.

-¿Si no está entre las cuatro mejores selecciones se hablaría de fracaso?

-Es un mal Mundial.

-O sea, un fracaso...

-No, un mal Mundial. Fracaso es si quedás eliminado en la primera rueda.

-¿Lo intranquiliza el 6-1 con España?

-No, no.

-¿Por qué?

-Tuvimos que asumir este compromiso pensando que con Italia no íbamos a jugar. Si no hubiera habido un contrato firmado cuatro años antes con una penalidad tan grande se iba a jugar con España, y no con Italia y España...era con uno de los dos. A mí me preocupa más (la derrota con) Nigeria: tuvimos 10 jugadores de competencia mundial. Si vos querés jugar contra España para ganarle, la formación hubiera sido otra. Y el objetivo de la gira era poder ver a jugadores que no habían tenido la posibilidad de haber jugado en la selección.

-Con el diario del lunes, ¿era mejor no jugar contra España?

-No. Después de haber jugado con Singapur nos reunimos con Sampaoli y él había dicho que quería selecciones exigentes. No hicimos más que cumplir con lo que quería el técnico. Si hubiéramos tenido la posibilidad de jugar con una selección menor lo hubiéramos hecho. Jugar con Italia por el dinero que jugamos, teniendo en cuenta que ya se había cobrado todo y con una penalidad como la que había, era una obligación.

-Cuando asumió la presidencia de la AFA ya tenía en la cabeza la idea de contratar a Sampaoli. ¿Está conforme con todo lo que vio o piensa que se puede haber equivocado?

-Estoy conforme. Tiene un contrato que va a superar o que va a llegar al próximo Mundial (Qatar 2022). Entendemos que los proyectos son los que le van a devolver al fútbol argentino lo que siempre tuvo: acá no hay misterio, no hay posibilidad de mejorar a corto plazo.

-Recién hablaba del proyecto a largo plazo y de las juveniles, ¿la Argentina corre riesgo de haber perdido una o dos generaciones de jugadores?

-Sin dudas que sí. Una generación, seguro.

-¿Cómo se arregla?

-Con trabajo. Hoy, ya la perdiste. Tenés que trabajar a futuro con un proyecto a largo plazo, como trabajan todas las selecciones serias.

-El nombramiento de Aimar para que acompañe a Sampaoli en el Mundial, ¿tiene que ver con eso?

-Aimar no está nombrado. Va a ser un acompañante. El ayudante de Sampaoli es Beccacece, no Aimar. A pesar de que muchos son pesimistas, pensamos llegar hasta las últimas etapas del Mundial. Y la competencia es muy rápida. Tiene que haber un desdoble del cuerpo técnico. Beccacece es el técnico de los sparrings, de la Sub 20, y tiene una competencia. Entonces, tenemos que estar. Y tiene que estar su técnico, que es quien los conduce.

-¿Habrá una lista de 35 jugadores y después la definitiva de 23?

-Lo definirá el cuerpo técnico esta semana. Él tenía la idea de hacer la lista de 23. A mí me parece que es mejor la de 35, y sí que vaya hablando con los 23 que él cree. O los 27 que él piensa que pueden estar ahí. Porque uno no sabe qué puede pasar. Esto es fútbol, y de acá a 45 días puede pasar cualquier cosa.

-¿Le gusta cómo ataja Armani?

-Sí, es muy buen arquero. Viene de menor a mayor. Quizá los primeros partidos no se lo vio tan bien, pero hoy tiene un nivel importante.

-¿Cómo vio a Mascherano contra España y qué piensa que hará Sampaoli con él de cara al Mundial?

-No puedo analizar a un jugador por un partido donde perdés 6 a 1. El juego es de equipo. Uno sabe lo que es Javier, lo que da, lo que puede dar, lo que representa para el grupo. Me parece que es un jugador con una experiencia en nuestra selección, que la ha mamado desde chico, y que es necesario de cara al Mundial.

-¿Higuaín necesita que se lo ayude especialmente?

-Creo que es un gran jugador. Tiene 50 goles en la selección. Ha jugado las últimas competencias. Los goleadores tienen rachas que no son las favorables y te toca errar o no meterla. Pero con Italia ha hecho un gran partido. Es un jugador importante para el Mundial.

Selección y economía

Para Tapia, la selección "no es un gran negocio"

"Se han pedido recursos adelantados. Y yo no creo que sea un gran negocio. Creo que a partir de la clasificación, y con el reconocimiento de la gestión, hemos podido, por lo menos, renegociar parte del desendeudamiento que tiene AFA con quienes le anticiparon recursos, que son los dueños de los derechos de televisión de la selección. Pero no es un gran negocio", argumenta.

La economía de la AFA no depende del mundial

"Estamos saneando las finanzas con negociaciones, con haber mejorado el contrato del sponsoreo, con el desendeudamiento (de los clubes). No creo que se solucionen las finanzas teniendo un buen mundial. Ayuda, pero no es para salvarse.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.