El Gobierno se mostró sorprendido por la medida pero dice que no hay motivos para intervenir el peronismo

Cerca del Presidente atribuyeron la decisión de la jueza a una maniobra de Barrionuevo
Cerca del Presidente atribuyeron la decisión de la jueza a una maniobra de Barrionuevo Fuente: Archivo - Crédito: Rodrigo Néspolo / LA NACION
Mariano Obarrio
(0)
12 de abril de 2018  

El gobierno de Mauricio Macri recibió con "desconcierto", "sorpresa" y mucha hilaridad la decisión de la jueza electoral, María Servini de Cubría , de intervenir el Partido Justicialista (PJ) y, más aún, de nombrar como interventor al jefe del sindicato gastronómico, Luis Barrionuevo . Fue calificada por altos funcionarios como "un disparate" y un "cachivache". "No existe ningún motivo para la intervención partidaria", dijo un funcionario. Los voceros oficiales, en tanto, aseguraron que el Gobierno "no va a decir nada".

El kirchnerismo acusa a la Casa Rosada de haber operado entre bambalinas. Cerca de Macri aseguran que el Presidente nunca hubiera convalidado la designación de Barrionuevo, esposo de la diputada Graciela Camaño y aliado de Sergio Massa, jefe del Frente Renovador, enfrentado con Macri.

Hubo consultas al peronismo. El sector que responde al senador Miguel Pichetto no culpa al Gobierno y sospecha de Servini, Barrionuevo y del histórico operador radical Enrique Nosiglia, pero allegados a este lo desmintieron en forma tajante.

En el massismo también desligaron al Gobierno porque consideran que Macri preferiría una conducción kirchnerista del PJ para polarizar y no al peronismo histórico.

El PJ apeló la decisión de intervenir el partido

16:28
Video

En el Gobierno consideraron ayer que el conflicto no terminó acá: habrá discusión fuerte en la Cámara Nacional Electoral y en la Corte Suprema. Y negaron haber influido sobre Servini.

El expresidente Eduardo Duhalde cargó sobre la jueza y dijo en un comunicado que pidió a Barrionuevo y a José Luis Gioja, el presidente removido, un acuerdo para que haya elecciones en marzo de 2019 para autoridades partidarias.

Según pudo saber LA NACION, Macri se enteró de la noticia en el almuerzo de honor que le ofreció anteayer al presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy. Cuando estaban en los postres, el apoderado de Pro, José Torello, se acercó a la mesa que Macri compartía con Rajoy y le susurró la noticia al oído.

Habló Gioja en la puerta de la sede del PJ-

02:49
Video

El Presidente no pudo contener la carcajada y preguntó con asombro: "¿Me están cargando? ¿Barrionuevo interventor del PJ?" Ambos no salían del estupor, en medio de hilarantes e irónicos comentarios. Rajoy no escuchó el diálogo.

Algunos funcionarios, incrédulos, le preguntaron a Torello si él había intervenido por sus fluidos contactos con la Justicia Electoral en su condición de apoderado de Pro. Pero el jefe de asesores presidenciales les replicó entre risas: "¡Les juro por Dios que yo no fui! ¡Ustedes son locos! Yo jamás me hubiera animado a tanto. ¡Nunca se me ocurrió una cosa así, es un disparate!" Finalmente los convenció.

"Nosotros no le podemos dar el PJ a Massa, y menos a Barrionuevo", dijo un funcionario. En la Casa Rosada creen que es una maniobra de Barrionuevo con Servini: "Un cachivache y un disparate. No hay motivo para intervenir", dijeron.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?