srcset

112 años: la tumultuosa vida del veterano de guerra más longevo de Estados Unidos

Allison Klein
(0)
16 de abril de 2018  • 16:31

WASHINGTON.- Richard Overton, nieto de un esclavo, trabajó en una mueblería y como mensajero durante décadas, hasta que finalmente se jubiló a los 85 años. Eso sucedió hace más de 25 años.

Ahora, Overton -el más anciano veterano estadounidense de la Segunda Guerra Mundial- disfruta de un poco de fama por su longevidad, y recibe una marea de visitantes en su casa de Austin, Texas.

La semana pasada, le mencionó a uno de sus visitantes que un día le gustaría ver el Museo Nacional de Historia Afroamericana de Washington.

Richard Overton vestido con uniforme durante la Segunda Guerra Mundial
Richard Overton vestido con uniforme durante la Segunda Guerra Mundial

A la mañana siguiente, Overton y algunos amigos se subieron a un avión privado rumbo a la capital del país. El domingo a la mañana, antes de que abriera al público, hicieron una visita privada al museo.

Fue apenas uno de los acontecimientos extraordinarios y asombrosos que ha vivido Overton, considerado el estadounidense vivo más longevo y la tercera persona más anciana del mundo. Su cumpleaños 112 será el mes próximo. Su secreto para lograr una larga vida incluye cigarros, whisky y decir lo que piensa.

"Disfruté cada momento de la visita", dijo Overton en el museo, mientras almorzaba comida típica del sur de Estados Unidos.

"Mi nombre no estaba", dijo luego, en referencia a la exposición sobre la Segunda Guerra Mundial.

Sus amigos se rieron.

"Algún día de estos va a estar", les aseguró.

La tumultuosa visita fue realizada por iniciativa de uno de los amigos de Overton, Allen Bergeron, quien le presentó al filántropo megamillonario Robert Smith, que donó 20 millones de dólares para el museo. Bergeron conoce a ambos hombres a través de su trabajo en el Programa de Militares Veteranos de Austin.

Bergeron dijo que durante años había intentado poner en contacto a ambos hombres. El padre y el abuelo de Smith sirvieron en las fuerzas armadas, y Overton lo hizo como francotirador en Pearl Harbor y Okinawa.

El viernes, Bergeron finalmente pudo llevar a Smith de visita a la casa de Overton.

Ambos hablaron durante dos horas y comieron pescado frito. Ahí fue que Overton manifestó su deseo de visitar el museo. Según Bergeron, Smith le respondió: "¿Qué va a hacer este fin de semana?".

Entonces arreglaron.

Durante la visita al museo, Colin Powell, general retirado de cuatro estrellas y exsecretario de Estado, que participa en la junta directiva del museo, llamó a Overton para darle la bienvenida. Nunca se habían conocido.

"Todo lo que hacemos con Overton se vuelve mágico", dijo Bergeron, que agregó que desde hace poco una calle de Austin lleva el nombre de Overton en su honor.

Overton ha estado en la Casa Blanca varias veces y se reunió con el presidente Barack Obama. Cuando en el museo se cruzó con una muestra sobre el expresidente, se puso más erguido en su silla de ruedas.

El presidente Barack Obama saluda a Richard Overton, con Earlene Love-Karo, en el Salón Azul de la Casa Blanca, el 11 de noviembre de 2013. El Sr. Overton, de 107 años, es el veterano más veterano de la Segunda Guerra Mundial y asistía al Desayuno del Día del Veterano en la casa Blanca
El presidente Barack Obama saluda a Richard Overton, con Earlene Love-Karo, en el Salón Azul de la Casa Blanca, el 11 de noviembre de 2013. El Sr. Overton, de 107 años, es el veterano más veterano de la Segunda Guerra Mundial y asistía al Desayuno del Día del Veterano en la casa Blanca Crédito: Lawrence Jackson

"¡Sí, señor!", dijo. "Ese es amigo mío".

Cuando le preguntaron si se puso nervioso al conocer a Obama, negó con la cabeza.

"Es un buen hombre", dijo Overton. "Fue como conocer a cualquier persona".

Tiempo después, al cumplir 109 años, Overton todavía manejaba su auto y seguía cortando el pasto de su casa. Lo celebró con cigarros, licuados, hamburguesas y una gran fiesta.

Aunque la vida luego de los 100 años ha sido estimulante para Overton, su primo Volma Overton, que supervisa sus cuidados, dice que también han tenido frustraciones.

"Su cabeza está fuerte, pero su cuerpo es frágil", dice.

Volma dice que quiere mantener a Overton en su casa, donde está feliz y cómodo. Todos los días pasa gente a verlo, muchos de ellos extraños que leyeron sobre él en las noticias.

"El porche de su casa es todo para él", dice Volma, de 70 años, que trabaja como cuidador en un campo de golf. "Es su trono".

Los beneficios de veterano que recibe Overton serían suficientes para cubrir su internación en una residencia asistida, pero Volma dice que "eso lo mataría".

Hace un año y medio, Volma le puso cuidadores las 24 horas en su casa, pero como el costo era de 15.000 dólares por mes, no pudo mantener ese servicio. Entonces abrió una página en el sitio GoFundMe, que le permitió obtener más de 200.000 dólares, pero ese dinero se destinó a la asistencia domiciliaria, y la familia quedó endeudada.

Overton no tiene hijos. Se casó dos veces. Se divorció de su primera esposa en la década de 1920, y su segunda esposa murió en 1980.

Foto tomada el 11 de noviembre de 2013, Richard Overton, de 101 años de edad, se cree que es el veterano estadounidense más veterano de la Segunda Guerra Mundial, y es aplaudido durante una ceremonia del Día de los Veteranos en el Cementerio Nacional de Arlington en Arlington. Virginia.
Foto tomada el 11 de noviembre de 2013, Richard Overton, de 101 años de edad, se cree que es el veterano estadounidense más veterano de la Segunda Guerra Mundial, y es aplaudido durante una ceremonia del Día de los Veteranos en el Cementerio Nacional de Arlington en Arlington. Virginia. Fuente: AFP - Crédito: Jim Watson

"Sobrevivió a casi todos en su familia", dice su primo.

Overton nació el 11 de marzo de 1906 en Texas, y sirvió en el teatro del Pacífico de 1942 a 1945 como parte del 187º Batallón de Ingenieros Aeronáuticos, integrado en su totalidad por soldados negros.

Creció escuchando las historias de su abuelo como esclavo en Tennessee. Cuando su abuelo fue liberado, se mudó a Texas, donde se instaló la familia.

Richard Overton, a la izquierda, fuma un cigarro con algunos amigos del vecindario Donna Shorts, en el centro y Martin Wilford el domingo 3 de mayo de 2015 en Austin, Texas.
Richard Overton, a la izquierda, fuma un cigarro con algunos amigos del vecindario Donna Shorts, en el centro y Martin Wilford el domingo 3 de mayo de 2015 en Austin, Texas. Fuente: AP - Crédito: Ricardo B. Brazzieli

El domingo, Richard Overton dijo que para él era importante visitar el museo para ver la historia afroamericana a través del tiempo: desde los relatos de su abuelo como esclavo hasta su propia historia como combatiente afroamericano en la Segunda Guerra Mundial, y también sentir el orgullo de ver una muestra sobre el primer presidente afroamericano.

"Todo eso es importante", dice. "Ya había visto un poco antes, pero por partes, nunca todo junto".

Traducción de Jaime Arrambide

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.