Suscriptor digital

El béisbol en la Argentina: un deporte que sueña con un golpe contra los grandes

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Fernando Vergara
(0)
13 de abril de 2018  • 10:59

Sobre un campo de juego siempre habrá poderosos y endebles, opulentos y necesitados, protagonistas y actores secundarios. Pero en el deporte nadie puede firmar un resultado antes de empezar a jugar. Más allá de los favoritismos, la historia ha entregado decenas de pronósticos hecho añicos. ¿O acaso alguien imaginaba que Japón podía ganarle a Inglaterra en un Mundial de rugby, Robin Soderling a Rafael Nadal en Roland Garros, Corea del Norte a Italia en un Mundial de fútbol, o la Argentina a Estados Unidos en el básquetbol de los Juegos Olímpicos? Pues bien, en béisbol, un deporte no convencional que avanza con fuerza en este país, la Argentina estuvo a punto de derrotar a Venezuela, una de las grandes potencias del planeta. Algo así como si Panamá, volando un poco en el tiempo, venciera a Alemania en el próximo Mundial de Rusia.

Los Gauchos, el seleccionado albiceleste, serán los anfitriones desde mañana del Sudamericano de béisbol que se disputará en el estadio de Ezeiza. Y fue precisamente Panamá la tierra que tuvo al Sub-23 argentino a punto de dar el batacazo. En el Premundial de noviembre de 2017, los chicos quedaron al borde de la hazaña. Los venezolanos perdían hasta la parte alta del noveno episodio 6 carreras a 3 y en el cierre lograron igualar las acciones. La Argentina, en la apertura del decimosegundo tramo, volvió a tomar ventaja 8 a 6. Finalmente, los candidatos salieron de apuros y ganaron por 9 carreras a 8. Sin embargo, los 12 innings jugados resultaron una gesta para los albicelestes. "Dejamos la vida ahí, fue muy duro tanto en los físico como en lo mental. Los tuvimos bien cerca, quizás nos faltó experiencia y algo de suerte. Ellos son una potencia mundial, profesionales, la mayoría de esos chicos juegan en Estados Unidos y cobran varios millones de dólares", explica a LA NACION el salteño José Gerez, catcher de 22 años.

El seleccionado argentino de béisbol, los Gauchos
El seleccionado argentino de béisbol, los Gauchos Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

El escenario es particular. El Estadio Nacional de Béisbol resultaría un espacio preciado por cualquier institución deportiva del país. Cuentan quienes saben que, antes de su fallecimiento, Julio Grondona realizó varios intentos para poder comprarlo. ¿El motivo? Apenas una calle lo separa del predio de la AFA. Explican, también, que el propio Lionel Messi preguntó de dónde llegaban esos gritos un domingo de noviembre de 2016 (la Argentina se preparaba para medirse a Colombia en las Eliminatorias), cuando Los Gauchos disputaron la final del Sudamericano contra Brasil. Al tiempo, el astro de Barcelona recibió al seleccionado de béisbol. Fue cuestión de cruzar la vereda. "No podíamos creer lo bien que nos trató. Se interesó por nuestro deporte y fue muy amable", confiesan los integrantes del plantel.

Aunque aquí comenzó a jugarse a fines de 1880, el béisbol no es uno de los deportes más masivos y en la Argentina fue recién en los últimos años cuando empezaron a llegar los éxitos a nivel internacional. Con 20 años de recorrido, Rodrigo Bruera es uno de los dos jugadores con más experiencia en el seleccionado, junto a Guido Monis. "Cambió muchísimo el beisbol en el país, principalmente en los entrenamientos, porque se recibió mucha información del exterior, con profesores cubanos y colombianos. Apuntamos a trabajar como en las Ligas Menores de Estados Unidos y Centroamérica", asegura.

La selección argentina de béisbol será anfitriona del Sudamericano de béisbol
La selección argentina de béisbol será anfitriona del Sudamericano de béisbol Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

En el deseo de perfeccionarse, la Argentina buscó fuera de sus fronteras la experiencia de quienes vivieron toda su vida rodeados de pelotas de béisbol. El colombiano Manuel Villa Ortega es la cabeza principal del cuerpo técnico. En tanto que el cubano Amaro Costa es el entrenador de los lanzadores. Gabriel Sansó (Salta), Eduardo Capdevila (Córdoba) y Walter Alvez (Buenos Aires) completan el grupo. "El beisbol creció mucho técnicamente en la Argentina. Les aseguro que ya se la mira de otra manera en el nivel internacional. Antes estaban dentro de los 70 mejores del mundo, y hoy nos metimos dentro de los 20", explica Villa Ortega.

En nuestro país, el béisbol está regido por la Federación Argentina, fundada en 1954, y forma parte del movimiento de becas del Enard y la Secretaría de Deportes de la Nación. "La remamos desde hace más de 10 años, cuando no había nada, ni un peso. Si bien ahora nos ayuda el Enard y eso es muy valioso, no deja de ser un deporte amateur y todos trabajamos o estudiamos. Requiere de un gran esfuerzo, lógicamente. En cada espacio libre le dedicamos muchas horas al entrenamiento", remarca Diego Echeverría, de 35 años y capitán argentino, que representa al club Popeye de Salta.

Los mensajes en el vestuario
Los mensajes en el vestuario Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

Mientras este deporte genera pasión en países tan diversos como Estados Unidos, Cuba, Japón, República Dominicana y la propia Venezuela, en la Argentina trabajan semana a semana para darse a conocer. La Liga está compuesta por seis franquicias (tres de Córdoba y tres de Salta) y la otra competencia fuerte está en Buenos Aires, con la Liga Metropolitana. "Somos el expediente 001 del Enard. Arrancamos en 2009 con este proceso y salimos campeones del Sudamericano en 2011, 2012, 2013 y 2016. Logramos becas para ayudar a los jugadores, y queremos crecer todavía más. Hay mucho por hacer", cuenta Sergio Martín, presidente de la Federación Argentina. "Entrenamos tres horas diarias, de lunes a viernes. El grupo es homogéneo, cubrimos todas las posiciones. Tenemos mucho compromiso. Córdoba y Salta son los lugares del interior con mayor fuerza y que aportan muchos jugadores", destaca Capdevila, coach en la primera de esas provincias.

El preparador físico Walter Alvez se incorporó al staff en enero de 2017 y es el responsable de calibrar la fortaleza de los seleccionados. "En Buenos Aires entrenamos en el Cenard tres veces por semana, desde los Sub-15 hasta los Sub-23 y los mayores. Estar ahí es muy importante para ellos: a veces están levantando pesas y al lado la ven a Paula Pareto", sostiene. "El béisbol es muy completo: tienen que tener muy bien las piernas, los brazos, la cabeza, el núcleo. Hace un año que les hacemos a los atletas un seguimiento personalizado, con tests de evaluación y rendimiento. A quienes viven en otras provincias les paso la planificación en videos hasta que nos juntamos en Buenos Aires. Estamos muy conformes", destaca el profesor en alto rendimiento con estudios en el Institute of Human Performance de Estados Unidos.

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

¿Cómo se motiva a un niño a jugar al béisbol en un país netamente futbolero? "Tenemos 18 clubes en el país, con todas las categorías. Nosotros vamos tomando a los que exhiben proyección y los entrenamos para el futuro. Lógico, no es sencillo, es cultural, la Argentina ama el fútbol. Pero no son pocos los jóvenes que juegan al béisbol", cuenta Villa Ortega. "Nos gustaría enseñar el deporte en las escuelas, en las colonias de vacaciones. Sería un punto esencial para que los chicos lo conozcan. El país hay entre 3 mil y 4 mil jugadores federados, pero eso se podría ampliar", aporta Echeverría.

En 1995, Los Gauchos vencieron a Estados Unidos y a Puerto Rico y alcanzaron el quinto puesto en los Juegos Panamericanos celebrados en Mar del Plata. Claro, allí, por ser anfitriones, consiguieron la clasificación directa. El sueño, ahora, es lograr el boleto a Perú con méritos propios por primera vez en la historia. Para eso deberán dejar en el camino a Chile, Bolivia y Brasil. "Soñamos con ir a Lima. El rival a vencer será Brasil, que se supera constantemente y viene con un buen nivel", dice Capdevila. "De estar afuera de los registros llegamos a colocarnos 20º en el mundo y eso me genera mucho orgullo. Estoy convencido de que vamos a clasificarnos a Lima 2019", añade Martín. "No acepto un segundo puesto. Tenemos que salir campeones", finaliza Villa Ortega.

No ocurre con demasiada frecuencia, pero a veces se da. La historia bíblica de David y Goliat replicada en el deporte. Y el béisbol argentino bien sabe qué es eso de ponerse en el papel de David y andar sólo con una honda, un bate o una pelota en la mano.

Los Gauchos tienen el estadio en Ezeiza, a metros del predio de AFA
Los Gauchos tienen el estadio en Ezeiza, a metros del predio de AFA Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?