Nora Twomey: "Todos creamos historias que dan sentido al caos de nuestras vidas"

La directora irlandesa trae las producciones de Cartoon Saloon al Baficito, entre las que se cuenta The Breadwinner, la historia de una niña afgana que tiene que mantener a su familia que estuvo nominada al Oscar este año
La directora irlandesa trae las producciones de Cartoon Saloon al Baficito, entre las que se cuenta The Breadwinner, la historia de una niña afgana que tiene que mantener a su familia que estuvo nominada al Oscar este año Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
María Fernanda Mugica
(0)
13 de abril de 2018  • 11:53

Cuando Nora Twomey era chica le encantaba dibujar, inventar historias y amaba las películas de animación de Disney, como Pinocho y La Cenicienta. Pero nunca se le ocurrió que algún día podría vivir de contar historias a través de dibujos animados que viajaran desde su Irlanda natal hasta las pantallas de todo el mundo.

"Dejé el colegio cuando tenía 15 años -cuenta Twomey, invitada a Buenos Aires por el Bafici , en una charla con La Nación-. Mi padre había muerto el año anterior y yo era muy introvertida. En el sistema educativo de los 70 y 80 en Irlanda si eras un poco distinta el colegio no era el lugar ideal para descubrirte. Mi último trabajo fue en una fábrica en la que tenía que mirar una cinta transportadora por la que pasaban verduras y sacar las que estaban en mal estado. Trabajaba 12 horas por día, tenía que usar auriculares, no podía hablar con nadie porque tenía que estar mirando a la cinta y lo único que me quedaba era usar la imaginación, así que me inventaba historias. En un momento sentí que había juntado suficiente dinero trabajando en esa fábrica y que tenía que usarlo para no tener que hacer eso por el resto de mi vida. Quise hacer algo que estuviera relacionado con el arte y en la universidad descubrí la animación".

El secreto del libro de Kells trailer subt - Fuente: YouTube

2:21
Video

Así comenzó el recorrido que la convirtió en fundadora, junto con Tom Moore y Paul Young, de la productora de animación Cartoon Saloon, que está siendo homenajeada en esta edición del Bafici con un foco especial dentro de la sección Baficito. Desde Kilkenny, Irlanda, este grupo de animadores produjo varios cortos y los largometrajes El secreto del libro de Kells, dirigida por Twomey y Moore, y Song of the Sea, dirigida por Moore. Ambos films fueron inspirados en leyendas folklóricas y consiguieron nominaciones al Oscar .

The Breadwinner, ambientada en Afganistán y producida por Angelina Jolie
The Breadwinner, ambientada en Afganistán y producida por Angelina Jolie Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Su producción más reciente es The Breadwinner, que fue dirigida por Twomey y tuvo como productora ejecutiva a Angelina Jolie . El film, que también tuvo una nominación al Oscar como Mejor Largometraje de Animación, está centrado en Parvana, una niña afgana que se disfraza de varón para poder trabajar y alimentar a su familia, después de que su padre es encarcelado injustamente.

La directora irlandesa está de visita en Buenos Aires para presentar una serie de cortometrajes y los tres largometrajes de Cartoon Saloon en el festival y participar de varias actividades. Entre ellas, un taller de animación que tendrá lugar hoy, a las 16, en la sala 10 del Village Recoleta; y otro para niños que se realizará mañana, a las 11, en los Piletones (ambas actividades son gratuitas).

The Breadwinner trailer subt - Fuente: YouTube

1:56
Video

"Todos contamos historias, llegamos a casa a la noche y relatamos lo que pasó durante el día -dice Twomey sobre la atracción humana hacia la narración-. Creamos una narrativa que le da sentido al caos de nuestras vidas. A la noche le cuento historias a mis hijos, algunas sacadas de libros y otras inventadas. Contar historias con animación es una versión intensificada de eso".

-¿Pensás que las historias nos ayudan a lidiar con nuestra realidad?

-Absolutamente. Cuando presentamos The Breadwinner en Toronto una persona del elenco trajo con ella a su papá, quien había vivido en Afganistán durante la invasión rusa y nunca había hablado sobre lo que había visto en esa época. Después de ver la película, tomado de la mano de su hija, habló en su lengua materna sobre los recuerdos que la película le provocó en su memoria. Creo que para él ver a su hija ser parte de algo que tiene que ver con preservar la memoria del sufrimiento de su pueblo lo ayudó a recordar y contar. El poder transformador de las historias lo ves todos los días. Incluso el propio proceso de filmar una película es una forma de ponerle orden nuestro propio caos. Es algo infinitamente interesante para mí, no tengo todas las respuestas pero sigo explorando.

-¿Qué es lo que te interesa de la animación en general y de la tradicional en particular?

-Siempre me interesó el hecho de que si me sacan una foto y me hacen un dibujo son cosas completamente distintas. Es difícil explicarlo en palabras. Hay algo en la forma humana y su traducción a través de la mano de un artista que le da una sensibilidad extra. Hacerlo a 12 dibujos por segundo por toda la duración de una película es increíble. Equipos de varias personas dibujan a un personaje. Para mí es mágico el hecho de que la gente puede ver esas líneas dibujadas moviéndose en una pantalla y sentir emoción y que esos personajes son reales. Usar eso para contar historias como la de The Breadwinner, sobre una chica atravesando algo traumático, es muy especial. Creo que si vieras esta misma historia en una película con actores tendrías una respuesta emocional muy distinta, tendrías que distanciarte un poco del personaje para preservar tus sentimientos. La animación te permite ir más lejos con un personaje como Parvana. Personalmente no podría ver esa película con una chica real pasando por esas situaciones. La animación te permite traspasar ese límite.

Song of the Sea trailer doblado - Fuente:YouTube

1:51
Video

-¿Qué te parece tan atractivo de las historias folklóricas para adaptarlas en animación?

Es interesante porque así como hablábamos de que la animación es como una forma destilada para el cine, las historias folklóricas son también una forma destilada de narración. Distintas culturas de todo el mundo tienen historias similares que expresan cosas parecidas. Las generaciones van transformando esas historias para que se conviertan en lo que esa comunidad necesita en ese momento. Por ejemplo, Cenicienta significaba algo distinto para mí cuando era chica que ahora, que me parece una historia peligrosa. Algunas de estas historias se contaban para controlar a las mujeres.

-¿Qué tan importante es para vos incluir una perspectiva de género en tus películas?

-Este año más que nunca sentí una responsabilidad en hacerme más visible como una mujer cineasta y también contar la historia de una chica que se niega a que su feminidad sea definida por su ropa o el largo de su pelo. Los primeros dos films que hicimos pudieron ser lo que son, Tom como director pudo hacer lo suyo y yo tuve otras ideas distintas para The Breadwinner. Mi duda es si se va a poner a esta película en una categoría de "película de mujeres con temas sobre mujeres" y que el año que viene consideren que ya no es relevante. Creo que es una responsabilidad de todas las mujeres de la industria cinematográfica que esto siga siendo relevante. Me encantaría ver que mis hijos vivan en una época en la que el género no importe. Me gustaría que tanto los personajes como los realizadores puedan ser lo que son, con su espíritu y que no importe el género. Desafortunadamente hay una enorme desigualdad en la industria pero creo que hay cambios positivos al respecto. Por ejemplo, Pixar anunció que su próximo corto tendrá una directora. Así que es algo positivo pero de alguna manera también es una carga.

-¿Cómo fue trabajar con Angelina Jolie como productora?

-Fue genial. Cuando le llevamos el guión le encantó y quiso apoyarnos. Estaba muy nerviosa cuando fui a conocerla porque no sabía cómo iba a ser tener en nuestro proyecto a alguien con un nombre tan famoso. Tenía miedo de perder el control de la película. Pero fue muy positivo. Ella estuvo en Afganistán y creó un colegio para niñas hace una década, así que conocía bien la situación política de cuando empezamos a filmar y también la de la época en la que transcurre la película. Esa sensibilidad traspasó el film y ella siempre estuvo dispuesta a atenderme por teléfono cuando quisiera hablar sobre algún tema del film. Siempre tuvo en cuenta las limitaciones de un proyecto independiente como este y que es una co-producción de varios países pero también se aseguró de que estuviésemos haciendo lo mejor posible por incluir más afganos en la producción para que el film sea fiel a la verdad que queríamos contar. Nuestro elenco no es conocido y tenerla a ella en la alfombra roja cuando presentamos la película en el festival de cine de Toronto fue fantástico. Me pregunto si la experiencia hubiese sido tan buena si hubiéramos tenido a un productor ejecutivo hombre tan famoso como ella. Me sentí muy escuchada y me parece que esa capacidad de alentar a otras profesionales en esta industria es algo particular de las mujeres.

El secreto del libro de Kells, basado en un mítico manuscrito religioso irlandés
El secreto del libro de Kells, basado en un mítico manuscrito religioso irlandés

-¿Qué te parece que le falta a la animación de los grandes estudios?

No sé si le falta algo pero siempre tenés que tener cuidado cuando haces una película, sea del tamaño que sea, en estar guiado por los motivos correctos. Es decir, por los personajes, la historia y la necesidad de comunicar algo al público; no por el merchandising o los accionistas. Ese es un tema pero, al final, la gente decide qué quiere ver y qué no. Lo que me entristece es que se hace difícil ver ciertas películas en las salas de cine. Hay un gran problema de distribución. Netflix , Amazon y esos servicios de streaming están permitiendo que al menos las películas se vean, aunque no sea en los cines. Eso significa que se puedan hacer más films como The Breadwinner.

-¿Cómo te sentís con respecto a hacer películas para un público internacional desde Irlanda?

-Estamos en Irlanda pero mi día a día, por ejemplo con The Breadwinner, está repleto de comunicaciones con equipos en otros países como Luxemburgo y Canadá y con consultores en otros lugares del mundo. Amo nuestra independencia y que podamos tomar decisiones como hacer una película como The Breadwinner que no tiene mucho sentido comercial pero sí lo tiene en cuánto a querer que los jóvenes vean algo distinto y contar una historia que no se contaría. Ver el éxito de esta película y lo lejos que llegó es una gran validación para mí en la elección de este tipo de historias.

  • The Breadwinner, mañana, a las 20, en Plaza Francia.
  • El secreto del libro de Kells, hoy, a las 17, en Lugano I - II; mañana, a las 12.30, en V. Recoleta 3 (presentada por Nora Twomey); sábado 21, a las 17, en el Complejo Padre Mugica.
  • Song of the Sea, mañana, a las 17, en el Playón de Chacarita; domingo 22, a las 17, en el Barrio 31.
  • Cortos Cartoon Saloon, hoy, a las 22.45, en El Cultural San Martín 2; mañana, a las 19.40, en El Cultural San Martín 2; domingo 22, a las 18.30, en V. Recoleta 10.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.