La infraestructura, el gran obstáculo para que las low cost despeguen en La Plata

El ingreso al Aeropuerto de La Plata
El ingreso al Aeropuerto de La Plata Crédito: Google Street View
Andrés Krom
(0)
13 de abril de 2018  • 15:09

La Revolución de los Aviones que impulsa el Gobierno busca nuevos cuarteles fuera de la Ciudad. Luego del turbulento desembarco en El Palomar, ahora le llegó el turno al Aeropuerto de La Plata , donde la compañía low cost Polar Líneas Aéreas tiene planeado operar vuelos regulares a un puñado de puntos del país.

La terminal platense, un predio de 400 hectáreas situado a siete kilómetros de la ciudad, tiene dos pistas de 1427 y 1100 metros, respectivamente, además de una terminal de pasajeros de 60 metros cuadrados. Hoy es la base del Plan Nacional de Manejo de Fuego, hospeda escuelas de vuelo y es el lugar del cual parten y llegan charters privados con funcionarios.

Sin embargo, acondicionarlo para su utilización comercial no será una tarea sencilla, no solo por el estado de abandono en el que se encuentran las instalaciones sino por la falta de conectividad con localidades aledañas. El intendente de La Plata, Julio Garro, dijo a LA NACION que implicará un esfuerzo gigantesco en materia de infraestructura: "Es una obra que se prometió al menos 11 veces en el pasado", afirmó.

"Hay una obra muy importante de ensanchamiento, iluminación y banquina de la avenida 7, que es la continuación del eje central de la ciudad al aeropuerto -aseguró el funcionario-. Necesitamos darle una accesibilidad distinta para que pueda ser usada por la gente de Cañuelas, Berazategui, Quilmes, Alejandro Korn, Magdalena, Pipinas, Brandsen Berisso y Ensenada."

En ese sentido, agregó que es necesario "matar dos pájaros de un tiro" y hacer la avenida 90 que extenderá el trazado de la ruta 6 para que pase detrás del aeropuerto y llegue hasta el puerto, también necesitado de accesibilidad.

Aunque el diálogo con las autoridades de la Nación y la Provincia son fluidos y se discutió un desembolso de $4000 millones para obras públicas en el distrito, Garro se mostró cauto: "No queremos cometer el error de prometer cosas que no van a suceder, es nuestra obligación generar posibilidades para que esto se concrete."

"Sí sé que va a ser motivo de una explosión importante de inversiones porque no es lo mismo que La Plata tenga su aeropuerto propio que no tenerlo. La mayoría de las provincias importantes tienen un aeropuerto y nosotros somos la capital de la provincia más importante del país", sostuvo.

Además, dijo que esperan un gran crecimiento inmobliario y comercial alrededor de la terminal. "Estamos planificando que la ciudad crezca íntegramente hacia ese lado", señaló Garro, quien descartó que vayan a enfrentar problemas vecinales como los que despertaron las obras en El Palomar. "Aquello era una base militar. Esto siempre fue un aeropuerto", sentenció.

La nueva low cost

Esta semana, el Ministerio de Transporte le otorgó 78 nuevas rutas a Polar (41 de cabotaje, 31 internacionales y seis de carga), que contemplan asimismo conexiones entre 41 ciudades. Polar anunció que destinará US$650 millones al proyecto, que creará 3700 empleos directos e indirectos y tendrá su base de operaciones en San Luis.

¿Cuáles son los logros principales del Ministerio de Transporte?"

3:59
Video

En principio, los vuelos conectarán la capital bonaerense y Buenos Aires, Chubut (Comodoro Rivadavia y Trelew), Neuquén (Neuquén Capital), Río Negro (Bariloche, vía Neuquén), San Luis (Merlo), Santa Cruz (Río Gallegos y Río Grande), Santa Fe (Rosario) y Tierra del Fuego (Ushuaia, vía El Calafate).

También habrá vuelos internacionales desde La Plata hasta Bolivia (Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra) y Brasil (Río de Janeiro y San Pablo) y rutas de carga hasta Buenos Aires (Bahía Blanca y Mar del Plata), Capital Federal, Chubut (Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y Trelew), Santa Cruz (Río Gallegos) y Tierra del Fuego (Ushuaia).

Polar (no confundir con la estadounidense Polar Air Cargo o la rusa Polar Airlines), fue creada por Ricardo Barbosa, expresidente de CATA, una línea aérea que funcionó entre 1986 y 2008. Antes de iniciar sus actividades, debe presentar ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) su capacidad técnica para operar, certificar, habilitar y matricular aviones y gestionar el Certificado de Explotación de Servicios Aéreos (CESA).

Una vez concretados estos trámites, la empresa dispondrá de 180 días para su bautismo oficial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.