Tecnologías retro que vuelven a ser cool

Desde consolas de videojuegos de 16 bits hasta celulares con tapita y discos de vinilo; la remake de décadas pasadas y el apego a maquinarias de otros tiempos se transformaron de curiosidad en tendencia, y los usuarios están encantados. En la imagen, una bandeja giradiscos de Panacom
Desde consolas de videojuegos de 16 bits hasta celulares con tapita y discos de vinilo; la remake de décadas pasadas y el apego a maquinarias de otros tiempos se transformaron de curiosidad en tendencia, y los usuarios están encantados. En la imagen, una bandeja giradiscos de Panacom
Franco Rivero
(0)
14 de abril de 2018  

Las consolas y máquinas de videojuegos retro siempre son una excusa para volver a la infancia. En tal sentido, el Museo de Informática de la República Argentina organizó varias ediciones de su muestra de consolas clásicas llamada Play The Game, en las que se planteaba un recorrido por la historia de los videojuegos de consolas y computadoras. Desde el mítico Pong hasta la realidad virtual, con diferentes títulos representativos de cada época.

Carlos Chiodini es el presidente del Museo y en diálogo con LA NACION se refirió a la experiencia buscada por quienes visitaron la muestra. "Los visitantes vienen a sumergirse con aquello que les trae buenos recuerdos y a interactuar con otras generaciones: padres y abuelos que les cuentan a sus hijos y nietos. Hijos y nietos que los acercan a las nuevas tecnologías. Rememorar un pasado no tan lejano, en constante evolución y desarrollo; emocionarse y sobre todo poder utilizar hoy algo que guardamos en la memoria", comparte.

La explosión de la tecnología retro en videojuegos no pasa inadvertida y ya se ha transformado en un excelente negocio. Nintendo, por ejemplo, puso en venta el año pasado una reedición de su consola de 16 bits llamada Super Nintendo Classic Edition, con un formato remozado y diminuto que mantiene la estética de aquella consola. La máquina viene con dos controles para jugar, salida HDMI para estar a tono con los televisores actuales y 21 juegos clásicos preinstalados, entre los que se destacan Super Mario World, Street Fighter 2, Contra 3, Zelda y un juego inédito: Starfox 2.

También Atari decidió no perderse la moda de los juegos retro y lanzó su consola Flashback en conmemoración del 40° aniversario del lanzamiento de su célebre Atari 2600.

La consola mantiene una fuerte similitud con su antecesora, sobre todo en los controles en donde se destaca la palanca con botones. Incluye 120 juegos precargados y salida HDMI.

Sega es otra empresa que está dispuesta a sacar rédito de sus clásicos, pero de una forma más portátil. En las tiendas Google Play y AppStore se destacan juegos que Sega trajo nuevamente a la vida, como el mítico Golden Axe, Comic Zone, Sonic, Space Harrier y Altered Beast.

La PlayStation 4 es una de las últimas consolas lanzadas al mercado, pero mantiene un fuerte apego con su historia. Para el vigésimo aniversario de la PlayStation original, Sony desarrolló una edición especial de su control DualShock 4, con los colores distintivos del control de aquella primera consola. Además, se destaca el logo de la marca PlayStation con sus colores originales, en el centro.

Celulares

Entre pantallas que superan con creces las 5" y cámaras que permiten grabar video en 4K, los celulares son el eje que tracciona el motor digital de los usuarios. Pero, entre tanta tecnología de punta, muchos teléfonos con estilo retro ya comenzaron a colarse en las góndolas.

Nokia es una de las empresas que está de regreso en el mercado. Luego de algunos lanzamientos poco afortunados y tras su apuesta por Windows Phone, la compañía finlandesa tiene algunos ases bajo la manga. El Nokia 3310 fue un popular teléfono con pantalla monocromática presentado en el año 2000; hoy la compañía tiene en el mercado una nueva versión del clásico celular que mantiene la estética del original con algunos cambios. Posee pantalla color de 2,4", cámara de 2 MP y puerto microSD. Eso sí, los usuarios deberán conformarse solo con llamadas y mensajes de textos.

La versión 2017 del Nokia 3310
La versión 2017 del Nokia 3310

Los teclados físicos en móviles parecían cosa del pasado, pero en 2017 Blackberry lo trajo de regreso en su nuevo celular Android, hablamos del KeyOne, que, además, incluye una pantalla táctil.

Otra moda que clama por una segunda oportunidad son los celulares con tapita, mejor conocidos como clamshell o flip phones. Hay muchos, sobre todo en el mercado internacional. Algunos de ellos son el Alcatel Go Flip, el Samsung Galaxy Folder Flip 2 y el LG Wine Smart.

El portarretrato está de regreso

La fotografía en papel es otra de las tendencias que parecen estar de vuelta. Luego de años de salvaguardarlas en formato digital, dos nuevos productos ya disponibles en el país marcan la agenda de esta vieja práctica.

Por un lado, la Polaroid Insta Share es una impresora que mantiene la estética de las viejas máquinas fotográficas de la marca. Este accesorio, deberá adosarse a un teléfono Moto Z Play o Z2 Play, de Motorola, para convertirlo en un printer sin cables. Luego, con los papeles de 2 x 3 cm Polaroid Premium Zinc, se podrá imprimir sin tinta cualquier tipo de recuerdo. Este dispositivo ya se vende en el país a 4999 pesos.

La impresora móvil de Polaroid para teléfonos de Motorola
La impresora móvil de Polaroid para teléfonos de Motorola

Otra alternativa es la impresora Sprocket, de HP, que funciona bajo el mismo concepto que el accesorio de Polaroid. La diferencia es que la impresora portátil Sprocket puede sincronizarse con cualquier celular con solo bajar una app. La impresora de HP se consigue en el país a $3599.

Bandejas tocadiscos

Es verdad, el vinilo y los discos de pasta nunca se fueron, pero tomaron distancia del público en general, cediendo espacio a otros formatos físicos que, hace algunas décadas, venían en franco ascenso. Hoy con la música por streaming como una evolución natural, los vinilos parecen tener otra oportunidad para quienes disfrutan del sonido de calidad y rememoran viejas épocas.

Parece que el regreso de este popular formato no pasó inadvertido, ni siquiera en la feria de tecnología más importante del mundo. Fue en el Computer Electronic Show de Las Vegas, realizado en enero último, cuando la marca Victrola deslumbró a los asistentes con un pabellón de grandes dimensiones que buscaba colarse entre la tecnología de punta. Allí, descansaban grandes rocolas y bandejas de todo tipo. Un verdadero viaje en el tiempo.

Walter Drogo es un coleccionista de discos de vinilo y posee más de 150.000 piezas. En diálogo con la nacion dice que "en Estados Unidos, desde el 2012 hasta la fecha el vinilo desplazó al CD en cantidad de ventas. En ese país, como en Europa, nunca se dejaron de grabar vinilos".

Pero, ¿cómo escucharlos? Actualmente, muchas marcas han vuelto a fabricar bandejas tocadiscos y reproductores de todo tipo.

Algunos de los modelos que se consiguen en el país son la Sony PS HX500, la House Of Marley Stir It Up, con diseño en madera, y otras más económicas, como la Panacom, que arranca en los 2199 pesos y que permiten ripear música de discos a un pendrive mediante el puerto USB que incluye.

Al respecto, Drogo dice que "gracias a muchísimos coleccionistas de la Argentina y el mundo, el vinilo nunca desapareció. Hoy veo cómo muchos jóvenes y adolescentes lo descubrieron y están encantados con este formato. Casi el 50% de la música en el nivel mundial aún no está en Internet y mucha está desaparecida. Estas bandejas son una buena alternativa para ripear música de este tipo, conservada en vinilo, a formatos digitales, para preservar la obra".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?