Poke bowl, el plato hawaiano gana los paladares porteños

Poké - Roll, el nuevo hit del Microcentro
Poké - Roll, el nuevo hit del Microcentro Crédito: Santiago Cichero / AFV
Pariente cercano del sushi y el ceviche, es tendencia en el mundo y acaba de desembarcar en Buenos Aires; su versión más popular lleva arroz, pescado crudo marinado, algas, vegetales y salsas agridulces
Natalí Ini
(0)
14 de abril de 2018  

En las anchas veredas de Chicago, en el Central Park de Nueva York, en el metro de Madrid o en el Hyde Park de Londres, durante la hora del almuerzo una escena se repite: los oficinistas llevan en sus manos un bowl de plástico transparente con varios ingredientes coloridos. Se trata del poke bowl, el plato hawaiano que es tendencia en el mundo y que hace poco llegó a Buenos Aires.

El poke bowl fue subiendo desde Hawai hasta California. Los restaurantes lo incluyeron en sus cartas y en las grandes ciudades proliferaron los locales para armar tu bowl a medida. La versión que se popularizó lleva arroz, pescado crudo marinado, algas, vegetales frescos y salsas agridulces. Los ingredientes más característicos son el salmón rosado y el atún rojo, pepinos en láminas, rabanitos en rodajas, cebolla morada, mango en cubitos, granada, palta, kale y maní. En su origen, es una comida de pescadores y la palabra poke, en hawaiano, refiere al corte transversal que se le hace al pescado para cortarlo en cubos.

Hoy ya son varios los fanáticos de este fenómeno sabroso y saludable, entre ellos, Barack Obama que lo definió como su plato favorito. El poke bowl sería como un primo del sushi y del ceviche. La presentación tiene un aire japonés porque todo se ve armónico, colorido y con diferentes texturas. Este detalle lo hace uno de los platos más difundidos a través de Instagram. El hashtag #pokebowl tiene 320.000 publicaciones.

Poké & Roll es el primer restaurante argentino que ofrece este bowl hawaiano en el formato que ya está superinstalado en otras ciudades. Está ubicado en uno de los locales del Palacio Raggio, remodelado hace poco tiempo, en Bolívar 331. Es un espacio cómodo y cálido, sobre una peatonal, para comer al paso. Tiene una barra con los ingredientes a la vista en la que el cliente va señalando sus elecciones para armar el bowl a medida. La propuesta es amplia, adaptada al paladar argentino. La fórmula es: una base (arroz o quinoa), una proteína (pescado, pollo, tofu o carne), vegetales frescos y toppings (salsas o semillas). También hay opciones de rolls con ingredientes similares, para beber ofrecen smoothies de mango, maracuyá, frutilla y jugos detox de verduras y frutas.

Los fundadores, el argentino Sebastián Mancuso y la uruguaya Stephie Bacque, se conocieron en Barcelona mientras hacían una maestría en negocios. Cuando estaban por emprender la vuelta, a mediados de 2017, el fenómeno de los poke bowls ya pisaba fuerte en Europa. "Vimos que era algo que se expandió muy rápido, por la combinación de ser algo saludable, fácil de llevar y que no precisaba mucha infraestructura", cuenta Sebastián Mancuso, que siempre trabajó en asesoramiento financiero a grandes empresas hasta que a los 34 años se animó a meterse en el mundo de la gastronomía. Abrieron en diciembre del año pasado y desde entonces la gastronomía hawaiana ya tiene varios fans que van tres veces por semana.

Rápido y sano

Lo que más atrae a los que trabajan por la zona es poder salir de las hamburguesas, empanadas, tartas o sándwiches a la hora del almuerzo, que muchas veces es a las corridas. La médica especialista en nutrición holística, Florencia Raele, recomienda los poke bowls para comer al mediodía y para hacerlos en casa. "La receta original tiene pescado marinado y está muy bueno que se ponga de moda por su gran aporte en omega 3. También, porque es fácil de digerir y permite seguir el día de trabajo. A los que no les gusta cocinar pescado en casa por el olor o porque no saben cómo, el marinado facilita la preparación: puedan simplemente cortarlo en trozos y marinarlo en salsa de soja y aceite de sésamo o limón", dice Raele, que postea estas recetas en su Instagram @beautyfreak.room, y agrega que este plato hawaiano es nutricionalmente ideal porque incluye proteínas, hidratos y gran cantidad de fibras en los vegetales. "Se pueden hacer combinaciones según las necesidades de cada uno, por ejemplo, reemplazar arroz blanco por quinoa y es distinto a una ensalada, es más llamativo, más estético".

Cuando los alimentos vienen de otras latitudes, ayudan a incorporar ingredientes nuevos. En el caso del poke, las algas nori son un infaltable para que se logre ese sabor característico. "Las algas marinas son altísimas en minerales, aminoácidos, polisacáridos, hierro y tienen un efecto desintoxicante como ningún otro producto", dice Raele.

El poke bowl con salmón es el más popular entre la clientela porteña, después viene el de pollo y último el de carne. Los más sofisticados eligen el atún rojo y para los vegetarianos está la opción de tofu. "Los clientes que viajaron conocen el plato y un poco se desconciertan con las opciones autóctonas, como el cuadril desmenuzado, pero está bueno llegar a distintos públicos, al que lo entiende como una ensalada y al que se copó con el fenómeno del poke", dice Sebastián Mancuso, que está todos los días en el local y se encarga de explicar la tendencia a los más curiosos.

Es un plato de las orillas del mar, también popular entre los surfers de las playas de Hawai y de California para reponer energías. De ahí la inclusión de las algas marinas.

En el microcentro porteño se convirtió en un oasis. Durante el horario de almuerzo, Poké & Roll se llena de gente, algunos se quedan en la mesa comunal con su notebook, pero la mayoría se va con la bolsa de papel madera. Silvina Hennel trabaja en una consultora a pocas cuadras del Palacio Raggio. "Vengo los lunes, después del finde, que suele ser el momento de la semana que no me cuido. Para mí es una opción liviana pero con un poco más de onda que las rotiserías por peso que están por todos lados", dice.

El poke bowl tiene varias ventajas: es un plato balanceado, saludable y fácil de llevar. Al tener varias combinaciones posibles, no se vuelve aburrido y para hacer en casa no requiere las habilidades del sushi. ¡No se necesita mucho más para querer probarlo!

Variables y precios

  • Salmón

$ 165

  • Ternera

$ 135

  • Pollo

$135

  • Veggie

$135

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.