Temporada de vendimia: la revancha mendocina

Gustavo Ursomarso, ingeniero agrónomo de bodega Terraza de los Andes
Gustavo Ursomarso, ingeniero agrónomo de bodega Terraza de los Andes Crédito: Marcelo Aguilar
Un recorrido por tres bodegas icónicas confirmó que el clima es favorable y que, con las uvas de este año, se crearán vinos para el recuerdo
(0)
14 de abril de 2018  

Una de las grandes ventajas de Mendoza por sobre el resto del mundo vitivinícola es la constancia de su clima. Días cálidos, noches frescas, sol incandescente y poca lluvia. Esto logra viñedos muy sanos, con una fruta de alta calidad, añada tras añada. "En años normales, Mendoza es un paraíso para el cultivo de la vid. Llueve muy poco y el suelo lo absorbe enseguida. La vegetación natural es amarilla, seca. Es un desierto y eso permite tener una sanidad en la uva que nos envidian en todo el planeta", explica Gustavo Ursomarso, jefe de viñedos de Terraza de los Andes.

El problema es que, al menos en los últimos tres años, el clima no fue normal. En 2015, por ejemplo, llovió mucho en febrero y marzo, a lo que se sumó un intenso granizo en las zonas más altas. 2016 fue peor: el caprichoso Niño provocó más de 310 mm de precipitaciones en el año, lo que hizo caer la cosecha a un piso histórico. 2017 mejoró, pero no tanto: por una helada de primavera en octubre de 2016 cayeron fuerte los rendimientos, subiendo el precio de la uva. Y así llegó 2018, con todas las miradas puestas en ese supuesto buen clima de la provincia. "Venimos de años muy húmedos, pero 2018 vuelve a mostrar el típico clima mendocino. Hubo algunos fríos en octubre y noviembre pasado, que nos asustaron un poco. Pero la planta fue generosa, se recuperó muy bien e incluso esas heladas funcionaron como un raleo natural, generando un balance perfecto. Yo creo que en la provincia tendremos una cosecha 50% más grande que la del año pasado", asegura Fernando Puliti, jefe de fincas de Bodegas Norton. En Luján de Cuyo, Norton cuenta con viñedos muy antiguos, que aprovechan las bondades del clima para mostrar su mejor versión. "Un verano caluroso y soleado, con noches frescas. Esa amplitud nos permite lograr este color y acidez en la fruta".

Los viñedos de la bodega Uxmal
Los viñedos de la bodega Uxmal Crédito: Marcelo Aguilar

Gustavo concuerda: "En Terrazas de los Andes tenemos mucha expectativa. A nivel climático la cosecha viene muy bien, sin factores adversos, con muy buena concentración y fruta. Al contar con viñedos en distintos lugares y a diversas alturas, podemos conseguir desde un malbec muy frutado y expresivo, con mucha elegancia, taninos redondos y sedosos; a otros de color más profundo, con alta concentración y acidez, mayor estructura y taninos marcados", dice.

Nadie duda de la importancia del clima en la producción de vinos. Mientras que hace unas décadas se creía que el vino se hacía en la bodega, hoy se admite que la calidad viene del viñedo. Luego, en la bodega, se busca interpretar aquello que nació en la tierra. Es por eso que David Bonomi, enólogo principal de Bodega Norton, camina más de 10 km de viñedos al día, probando las uvas. La misma razón por la que Gonzalo Carrasco, enólogo senior de Terrazas de los Andes, recorre cientos de kilómetros diarios para visitar fincas que van de Luján de Cuyo al Valle de Uco.

La cosecha de Norton
La cosecha de Norton Crédito: Marcelo Aguilar

Está claro: con mala uva no hay buen vino. "El vino es una bebida muy noble, no tiene artificios, no esconde su materia prima. Mientras más aprendés, más te convencés de que lo que importa es la uva, de que el concepto de calidad debe hacer enfoque en el origen. Especialmente en una bodega como la nuestra, donde elaboramos vinos que buscan expresar las características de cada varietal", asegura Leopoldo Kuschnaroff, enólogo a cargo de la Bodega Uxmal.

Para Leopoldo, la fruta es la protagonista en los vinos. Por eso es necesario entender cómo viene el clima y poder conducir el viñedo de la mejor manera posible. En este 2018 no es necesario tomar grandes recaudos. "Esta cosecha viene muy bien.Estamos teniendo una uva muy sana, de buen color y madurez. Tendremos mucho más volumen que en las añadas anteriores". La vendimia 2018 está por terminar y las bodegas se tomaron revancha: después de años difíciles, Mendoza recupera su clima. Aquel que le hizo ganar fama en el mundo.

El recorrido por las tres bodegas se puede ver en "Temporada de brindis, edición especial cosecha 2018", que se termina de publicar hoy en lanacion.com.ar

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.