Investigan si filmaban a menores cuando tenían sexo con adultos

Policías retiran archivos con filmaciones de un hotel alojamiento
Policías retiran archivos con filmaciones de un hotel alojamiento Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas
A partir de los datos recuperados del celular del árbitro Bustos se realizarían más allanamientos; fue arrestado ayer a otro sospechoso
Gustavo Carabajal
(0)
14 de abril de 2018  

El escándalo por los abusos sexuales contra, al menos, nueve futbolistas de las divisiones inferiores de Independiente sumó ayer un nuevo sospechoso detenido y agregó un elemento de máxima perversión. A partir del hallazgo de un archivo con videos en una habitación oculta de un hotel alojamiento de Floresta, los investigadores abonaron la sospecha de que algunos de los menores abusados eran filmados mientras tenían sexo con adultos. Los detectives de la policía bonaerense intentan determinar si esas imágenes eran editadas y luego se traficaban como pornografía infantil.

Los investigadores esperaban los resultados de los análisis de esos archivos, encontrados en computadoras y celulares secuestrados en los tres operativos realizados ayer a la madrugada en el hotel situado en Bahía Blanca 1137, en Floresta; en un departamento de Scalabrini Ortiz 2312, en Palermo, y otro inmueble en Mendoza al 3000, en Belgrano.

Anoche, los responsables de la pesquisa estaban expectantes por las conclusiones de los estudios de los peritos, que habrían logrado reconstruir algunos archivos que contenía el celular del árbitro Martín Bustos, el primer detenido del caso.

Ese teléfono fue destruido a martillazos por el letrado que defendía a Bustos. Una testigo aseguró que el abogado le pidió un martillo y que, luego, escuchó golpes que venían del mismo sector de la casa donde estaban el acusado y su defensor. Cuando los policías irrumpieron en la vivienda en la que se había refugiado Bustos, fueron alertados por la testigo sobre los martillazos.

Según la mujer, el abogado -que fue arrestado por encubrimiento- le habría explicado al árbitro que había destruido el celular para evitar que tuviera complicaciones durante el proceso.

Tres días después de dicho episodio, la fiscal María Soledad Garibaldi les entregó los restos de ese celular a los técnicos de la División Cibercrimen de la policía bonaerense, quienes habrían logrado recuperar algo de la información que contenía el celular, aunque, hasta anoche, las conclusiones del estudio y los detalles de los datos supuestamente recuperados no habían sido incorporados en la causa.

Con respecto al nuevo detenido se pudo saber que algunos futbolistas de las divisiones inferiores de Independiente lo conocían como "Tito, el Rey de Reyes". Se trata de un representante de jugadores juveniles, de apellido Ponte, con muchas invitaciones en las redes sociales para relacionarse con futbolistas.

Este representante de jugadores juveniles es el único de los seis sospechosos apresados que fue acusado de grooming. Se trata de una figura penal que fue incluida en el Código Penal en 2013. Según la ley, el grooming es "el acoso contra menores por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma".

Durante tres semanas de investigación, la fiscal encontró 120 perfiles de redes sociales que serán revisados para tratar de determinar si se trata de casos de grooming. Aunque, según fuentes de la investigación, la imputación en contra del representante de futbolistas se podría agravar si aparecen nuevas pruebas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?