Macri, sin apoyo para condenar a Maduro

El documento final de la Cumbre de Lima no haría referencias a la crisis en Venezuela
Jaime Rosemberg
(0)
14 de abril de 2018  

LIMA.- Las apelaciones al diálogo y el consenso parecerían no alcanzarles esta vez al gobierno de Mauricio Macri para lograr uno de sus objetivos internacionales apenas disimulados: que la Cumbre de las Américas condenase de manera clara y contundente al gobierno chavista de Nicolás Maduro en el documento final que firmarán los 34 presidentes y jefes de Estado que llegaron hasta esta capital.

Las disidencias -claras, contundentes- con amigos del chavismo, como el boliviano Evo Morales o el cubano Raúl Castro a cualquier tipo de crítica a Maduro, no sorprendieron al Gobierno, aunque sí complicaron algunas disidencias menores con el principal socio comercial, Brasil, que solo aceptó incluir las críticas a Maduro en un documento adicional que firmarán los presidentes que integran el Grupo de Lima.

La diplomacia de Michel Temer consideraba que era la OEA, y no la Cumbre de las Américas, la organización natural para discutir las próximas elecciones en Venezuela, que Macri y la mayoría de los países del continente y la oposición venezolana consideran "amañadas" e "ilegales". "No tienen la fuerza del reclamo argentino, pero claramente están en el mismo barco", minimizó a LA NACION una alta fuente de la Cancillería en relación a la postura brasileña.

Macri, que hoy dará un duro discurso en el que pedirá "la libertad de los presos políticos" y una nueva fecha de elecciones en Venezuela, tiene como principal aliado a su par colombiano, Juan Manuel Santos, preocupado por la "crisis humanitaria" que llevó a 1, 2 millones de venezolanos a traspasar la frontera y radicarse en Colombia en los últimos meses.

"La declaración está preparada en el contexto de la Cumbre de Lima, que puede tener más adherentes", insistió a LA NACION el canciller Jorge Faurie, encargado de la negociación para consensuar ese documento.

Si bien no trascendió el texto final, el documento de la cumbre hablará de las "acciones concretas para la lucha contra la corrupción en la región en temas como transparencia y acceso a la información, participación de la sociedad civil en el seguimiento de la gestión gubernamental, protección de informantes y libertad de expresión, educación en valores democráticos, rol del sector privado en la lucha contra la corrupción, financiamiento de los partidos políticos", según publicó la cancillería peruana en un comunicado.

En un contexto con varios gobiernos jaqueados por la sombra de la corrupción, el comunicado conjunto pedirá además "transparencia en obras públicas y compras gubernamentales, intercambio de información y evidencia jurídica entre las fiscalías, cooperación entre los sectores bancario y judicial, profundización de iniciativas de recuperación de activos, medidas contra el cohecho y soborno internacional".

Todo un conjunto de buenas intenciones, en el que no estará incluido -de no mediar un improbable milagro- el pedido a Venezuela para que retome el "camino institucional" que le reclaman a Maduro, dentro y fuera del país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?