Suscriptor digital

Cara a cara con Macri, los empresarios españoles se animaron a los reclamos

Dujovne, Faurie, Reyser y Puerta, en el encuentro en Cancillería
Dujovne, Faurie, Reyser y Puerta, en el encuentro en Cancillería Fuente: Archivo
En público habían elogiado al Gobierno, pero en privado pidieron condiciones para las nuevas inversiones
Francisco Jueguen
(0)
14 de abril de 2018  

El Gobierno usó lo que podría llamarse una "estrategia de mamushka": cada capa fue para los organizadores un estatus distinto. Las 70 empresas españolas que llegaron con Mariano Rajoy fueron agasajadas con un almuerzo y un show de tango en la Casa Rosada. Participaron antes de un meeting empresario en Puerto Madero. Otros 20 -con más poder de fuego en la economía- tuvieron su desayuno en Cancillería con el canciller Jorge Faurie y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , entre otros. Allí recibieron un pantallazo de las oportunidades de negocios en el país. Pero los ocho representantes de las más importantes empresas ibéricas tuvieron otra suerte: compartieron una reunión a solas con el presidente Mauricio Macri .

Fue el martes cerca del mediodía en el Hilton, luego de que el presidente argentino cambiara su agenda y decidiera reemplazar a su jefe de Gabinete, Marcos Peña, para jerarquizar aún más la apertura del Encuentro Empresarial España-Argentina esa mañana en el Hotel Hilton Icon de Puerto Madero. Además de Rajoy y algunos funcionarios españoles también estuvieron por el lado argentino el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y su subsecretario, Matías García Oliver; el titular de la Agencia de Inversiones, Juan Pablo Trípodi; el secretario de Relaciones Económicas de Cancillería, Horacio Reyser; el embajador argentino en España, Ramón Puerta.

Por el lado de los empresarios participaron José Aljaro (CEO de Abertis), Fernando Abril-Martorell (Indra), Antonio Huertas (Mapfre), Gonzalo Juan Gómez-Zamalloa (presidente de Dycasa), José María López Piñol (CEO de Urbaser), Pablo de Carvajal (secretario general y del consejo de Telefónica), Sergio Aranda (director general para América Latina de Gas Natural Fenosa) y Josu Esnaola (director general internacional de Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles).

El encuentro duró solo 15 minutos, fue cordial, informal y nadie se sentó. Pero ese corto lapso alcanzó tanto para que Macri buscara seducir a sus interlocutores como para que escuchara algunos obstáculos que aún dificultan el desembarco de inversiones en el país. Los requerimientos del empresariado se ampliaron luego en reuniones privadas con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y con Trípodi. Por allí anduvieron Telefónica, Gas Natural Fenosa, Abertis e Indra.

La inflación fue el principal reclamo macroeconómico, propalado principalmente en el foro de Puerto Madero. Pero, cuentan, fue dispensado por las ganancias en "transparencia y seguridad jurídica". En el Gobierno plantearon que los precios tienden a desacelerarse y que el mayor riesgo se compensa con el beneficio de ser los primeros en plantar bandera en los sectores de energía, servicios financieros e infraestructura. Ya en la reunión del Hilton, Mauricio Macri se encargó de endulzar a los españoles con la referencia directa a cómo la actual red ferroviaria de ese país es clave para transportar el 35% de su PBI. El Presidente hizo además alusión a la importancia de la "conectividad" y de la "competencia" para bajar los precios en la Argentina.

En ese encuentro también aparecieron algunos chispazos, ya más ligados al exclusivo mundo de los negocios, que luego se extendieron a los cara a cara que tuvieron con el ministro de Producción.

El más significativo fue con Telefónica. La empresa española mostró su optimismo por la ley corta que permitiría a las firmas de telecomunicación ofrecer servicio de TV -tras los dos decretos que modificaron la ley de medios kirchnerista-. Sin embargo, reiteró la incertidumbre por la esperada decisión a tomar por la Comisión Nacional de Defensa a la Competencia (CNDC) sobre la fusión Cablevisión-Telecom. La empresa se llevó el compromiso de que se equilibrará la cancha en el terreno del cuádruple play que llega al país. Su agresivo plan de inversión todavía espera la decisión de la CNDC.

Gas Natural Fenosa ratificó que es un candidato a quedarse con la porción de Metrogas (70%) que tiene YPF, y que la petrolera ofreció a través del Citibank a varias empresas hace un mes. Gas Natural competiría con Camuzzi, Engie, CGC y Andes Energía.

Con nuevas fórmulas para subir peajes, Abertis recibirá una extensión de la concesión de las principales autopistas del país, hoy gestionadas por Autopistas del Sol y el Grupo Concesionario del Oeste. La empresa ya se subió además a varios de los proyectos público-privados (PPP) licitados por el Gobierno para tratar de ganar uno. A cambio, el oficialismo busca que la firma cierre un juicio que la empresa entabló contra el país en el Ciadi en 2016. "En poco tiempo va a estar solucionado", se esperanzó uno de los funcionarios que participó de los encuentros esta semana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?