El chico con muletas

Carlos M. Reymundo Roberts
(0)
16 de abril de 2018  

En la muy concurrida esquina de Tomkinson y Juan Segundo Fernández, en San Isidro, suele estar un joven con muletas pidiendo limosna. Los que pasan por allí lo conocen muy bien. En realidad, lo están empezando a conocer. Días atrás se lo vio atacar el auto de una mujer con una de sus muletas, hasta destrozarle la luneta trasera. Según la señora, había simulado que ella, al dar marcha atrás, lo había atropellado. "¡No es verdad, se tiró arriba del auto!", juró la mujer, que lloraba desconsoladamente. En plena discusión y mientras intentaban calmar al agresor, alguien avisó a un patrullero que pasaba por allí. Al ver llegar a la policía, el chico de las muletas se subió a un auto que aparentemente lo estaba esperando (¿un carancho que iba a sacar provecho del "accidente"?) y escapó. Dicen que cubrió su huida a piedrazo limpio. Cuando el marido de la mujer atacada fue a hacer la denuncia a la comisaría, le contaron -según un testimonio que circula por las redes sociales- que se trataba de un delincuente con varias entradas en la cárcel y causas en la Justicia.

Lo increíble es que al chico se lo sigue viendo en la misma esquina. Si alguien tiene que estacionar en Tomkinson y Juan Segundo Fernández, ojo al dar marcha atrás.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.