Postemporada de la NBA, la instancia que más seduce y moviliza a Manu Ginóbili

2018, ante Golden. Manu Ginóbili ataca el aro ante la defensa de David West
2018, ante Golden. Manu Ginóbili ataca el aro ante la defensa de David West Fuente: AFP
Diego Morini
(0)
16 de abril de 2018  • 00:38

Los playoffs y San Antonio se transformaron en un sinónimo en los últimos 21 años dentro de la NBA. Y para estas tierras esa asociación entró en el diccionario colectivo en los últimos 16. Posiciones, rivales, posibilidades, Conferencias, anillos, MVP, una buena cantidad de términos se incorporaron a la charla diaria simplemente porque Emanuel Ginóbili es actor principal en esta historia. Y en ese contexto, el bahiense parece sentirse todavía más a gusto. Aunque, por supuesto, en esta postemporada la historia es diferente, porque quizá sea el año con menos poder en los Spurs para asistir a la cita. De todas formas, los antecedentes muestran que el 20 de San Antonio siempre supo dejar su brillo en épocas de definición.

Esta postemporada ya mostró su primera señal de lo complejo que será avanzar en la Conferencia Oeste para Ginóbili y los Spurs, Lo dijo el bahiense en su última columna en La Nación, el sábado pasado: las chances son pocas, pero tienen algunas. Por lo pronto, lo que sucedió con Golden State en el primer juego de la serie mostró demasiadas diferencias entre los dos equipos. Hasta el entrenador Gregg Popovich, con su sarcasmo habitual, dejó una frase que permite comprender que este playoff es muy diferente a otros que le han tocado a su equipo. Una de las primeras preguntas que le hicieron al entrenador tras la caída con Warriors fue si la defensa de Danny Green sobre Durant había funcionado y Pop contestó: "¿En serio? ¿Viste el partido? ¿Qué creés?... No, no funcionó. Vamos a intentar que Danny crezca entre 10 y 12 centímetros antes del lunes (por el duelo de esta noche), le vamos a pedir que salte más alto y que sea más rápido. Además, le vamos a pedir a Kevin que no sea tan bueno. Por Dios".

Eso de sentirse "enojado" y "dolido", las palabras que utilizó Ginóbili para tratar de motivar a sus compañeros para lo que vendrá ante Golden, son palabras que se escucharon en más de una oportunidad. Es que no es la primera vez que Spurs termina en la séptima posición y que Manu es parte de un proceso lejos de los primeros puestos. Ya sucedió en 2009-10. Sin embargo, la proyección de ese equipo era diferente. No sólo que, en esa temporada, tuvo un récord de 50 victorias y 32 derrotas, sino que el bahiense tenía 32 años y todavía funcionaba el Big Three junto con Tim Duncan y Tony Parker. Ese año, San Antonio pasó la primera ronda de playoffs superando a Dallas por 4-2, pero después chocó contra Phoenix en la semifinal de Conferencia y fue barrido 4-0.

2014, ante Portland. Los Spurs se impusieron por 4-1; San Antonio se lució en esos playoffs
2014, ante Portland. Los Spurs se impusieron por 4-1; San Antonio se lució en esos playoffs Fuente: AFP

La instancia de postemporada nunca fue sencilla. El panorama para este año es el más difícil. Incluso, las proyecciones hablan de una eliminación de los Spurs a manos de Warriors. Es cierto que no es común que San Antonio se quede afuera en la primera serie, aunque si llegase a suceder, no sería la primera vez: en 2008-09, cayó con Dallas por 4-1, en 2010-11, el verdugo fue Memphis por 4-2 y en 2014-15, los Clippers le dieron un cachetazo por 4-3.

En estos 16 años de playoffs para Manu (faltó en la 08/09 por un esguince grave en el tobillo derecho), pasó por muchos momentos, pero quizá el más gratificante fue el de 2014, cuando su equipo mostró la mejor versión de un conjunto en los últimos 15 años de la NBA. Pero para llegar hasta la final que ganó con autoridad sobre Miami Heat por 4-1, sufrió bastante, porque en el arranque llegó al séptimo partido para derrotar a Dallas (4-3), después fue contundente con Portland (4-1) y en la final de la Conferencia del Oeste tuvo que trabajar para superar a Oklahoma City Thunder por 4-2.

Y si bien hoy parece lejano todo, algunos gestos de Ginóbili de anteanoche frente a Golden, como ese triple a la carrera para cerrar el primer cuarto, parece, en algún punto, un flashback de lo que él le dio a los Spurs en los playoffs de 2004-05. Allí San Antonio fue un equipo contundente en el camino hasta la final (4-1 vs. Denver , 4-2 sobre Seattle y 4-1 sobre Phoenix), pero en la final trabajó mucho para superar a Detroit Pistons; Manu Ginóbili fue determinante en el cierre del séptimo juego con 11 de sus 23 puntos en los últimos 10 minutos.

2005, ante Detroit. La energía de Manu ante la marca de Prince. Anotó 23 puntos en esa final
2005, ante Detroit. La energía de Manu ante la marca de Prince. Anotó 23 puntos en esa final Fuente: AFP

Los playoffs seducen y movilizan al 20 de los Spurs, aun cuando la postemporada lo ponga en una situación tan incómoda como saber que es casi utópico sacar del camino a los Warriors.

Cómo sigue el choque

Esta noche vuelven a enfrentarse en Oakland

El vértigo que imprimen los playoffs obliga a los equipos a mantener alto el nivel de concentración. Esta noche, a las 23.30 hora de la Argentina, continuará la serie entre Golden State Warriors (1) y San Antonio Spurs (0). La franquicia de Texas aspira a quedarse con un juego de visitante para tener alguna chance de poder complicar al último campeón de la NBA. Sin embargo, el andar de Spurs fuera de su casa no permite una mirada optimista, ya que perdió 13 de los últimos 14 partidos que jugó como visitante (superó a Cleveland en temporada regular por 110-94). La serie continuará el 19 y 22 del actual en San Antonio.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.