Mario Cimadevilla denunció que sufrió un extraño robo en su casa de Trelew

Encapuchados ingresaron a la vivienda del extitular de la Unidad AMIA y se llevaron documentos
Encapuchados ingresaron a la vivienda del extitular de la Unidad AMIA y se llevaron documentos Fuente: Archivo - Crédito: Maximiliano Amena
(0)
16 de abril de 2018  • 10:01

El extitular de la Unidad AMIA Mario Cimadevilla denunció que sufrió un extraño episodio en su casa de Trelew. El exfuncionario dijo que varios encapuchados ingresaron el sábado a la noche a su casa y se llevaron documentación, el disco rígido de una computadora y papeles. "No fue un simple robo", remarcó.

Cimadevilla se había ido de su vivienda ubicada en la calle Marconi 485 porque tenía una cena con sus hijos en otra localidad de Chubut. La policía le avisó que había ingresado a su casa.

"Cuando llegué me encontré con la casa revuelta y la chica que cuida la vivienda muy alterada por lo que había pasado. Descarto sea un simple robo porque los delincuentes estaban pidiendo papeles, documentación y se llevaron el disco rígido de una computadora", sostuvo, según consignó la agencia Télam.

Cimadevilla se fue del Gobierno enfrentado con el ministro de Justicia, Germán Garavano , por la postura oficial en el juicio por encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA.

El exfuncionario dijo que no descartaba que los servicios de inteligencia estén vinculados al extraño robo que sufrió en su casa de Trelew. "Hay gente vinculada con los servicios en el caso AMIA y todos sabemos su accionar, por lo que no lo desvincularía de esa actividad, sin culpar al propio ministro", indicó.

Tampoco descartó que el episodio esté vinculado con sus denuncias sobre los casos de corrupción en la provincia de Chubut. "Hace años que vengo denunciando la corrupción [de la gestión actual], que ahora está saliendo a la luz, pero yo hablo también de los vínculos de la droga en esta provincia", apuntó.

Sospechas

El jefe de la policía del Chubut, Miguel Gómez, admitió que el robo que sufrió Cimadevilla fue "bastante raro" porque "no se llevaron elementos de valor". "Había siete televisores, un teléfono satelital que el doctor tiene para comunicarse del campo, que es muy costoso, u otros elementos, como un iPhone que dejaron ahí", señaló.

Otro dato que llamó la atención a los investigadores es la meticulosidad con los que revisaron sobres de papel madera donde se guardan elementos personales. "Uno de ellos hablaba permanentemente por teléfono pidiendo directivas según relata la casera", reveló una fuente policial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.