6 hoteles pensados para niños

Con habitaciones y servicios especialmente ideados para ellos, podés vivir una experiencia completamente diferente y asegurar diversión y relax para todos.
Jimena Barrionuevo
(0)
16 de abril de 2018  • 17:08

Desayunar con jirafas en Kenia

Si a tus hijos les apasionan los animales, este es el hotel perfecto por un atractivo muy particular. Todas las mañanas van a poder compartir su desayuno con jirafas. Sí, leíste bien. Y lo más fascinante es que no hace falta salir para disfrutar de la excelente compañía de estos animales porque muchas veces ellas se atreven a meter sus largos cuellos por las ventanas para husmear dentro. El hotel se llama Giraffe Manor, cuenta con 10 habitaciones, cada una con personalidad propia, una de ellas, la Karen Blixen Suite, tiene espacio para dos adultos y tres chicos y tiene salida directa al jardín, por lo que es perfecta para las familias. El alojamiento está en Langata, al oeste de Nairobi, y fue construido en 1930, para ser usado como base de operaciones desde la que los europeos partían de safari por la región.

Dormir con hadas, duendes y gnomos

Sin dudas este es un hotel mágico y diferente construido prácticamente en su totalidad en madera y sumergido literal y metafóricamente en la naturaleza. Tiene una variedad de habitaciones temáticas en un total de 10 espacios. ¿Algunas de ellas? La típica y rústica cabaña en el bosque, una suite en dos niveles con la forma del "Caballo de Troya" o una habitación que simula una vivienda de trolls. De hecho, el arquitecto diseñó este espacio teniendo como lema: “todo lo que puedas imaginar es real”. ¿Su nombre? La Balada de los Gnomos. Está en Bélgica y te invita a dejar volar tu imaginación.

Glamping con Barbie

Atento a la tendencia del glamping -que combina la experiencia de acampar con el lujo y las condiciones propias de los mejores hoteles- el Hilton Buenos Aires les ofrece a las nenas la posibilidad de hospedarse en la habitación Nº 136. Allí, con una puerta bien diferenciada del resto y de color rosa, y ubicada en el primer piso en una habitación contigua a otra de categoría deluxe (para que los padres/abuelos/tíos puedan alojarse también) se encuentra una habitación temática especialmente pensada para las fanáticas de la icónica muñeca. La experiencia cuida cada detalle: desde el camper a tamaño real en donde las nenas pueden jugar a manejarlo, atender en el foodtruck e incluso dormir en él, hasta el vestidor en donde pueden disfrazarse y terminar de lookearse en el dresuar. Además, hay un menú exclusivo que incluye entrada, plato principal y postre y, para la hora del té, se pueden degustar cakepops, mini budín de vainilla y frambuesas, cookies de chocolate con chips, baby macarons y una infusión a elección.

Hospedarse en una casa en un árbol

Kulturinsel es un original emprendimiento en Alemania que cuenta con nueve casas en los árboles, cada una con su propia personalidad. Para los adultos, un dato que no es menor: las increíbles vistas hacia el valle de Neisse te garantizan relax al 100%. Además, se organizan noches de aventuras, pequeñas obras de teatro e incluye la admisión a un parque con tintes surrealistas donde van a poder recorrer pasillos subterráneos, jugar y visitar ollas gigantes donde las brujas cocían a sus víctimas o ver coches empalados en las cimas de los árboles.

Un parque acuático prehistórico

Los yacimientos prehistóricos de Teruel, en la zona sur de Aragón, son famosos en todo el mundo, y este spa hotel los aprovechó para ofrecer a sus pequeños huéspedes -y grandes también- una estancia de la que no se van a olvidar jamás. De hecho, uno de sus mayores atracciones es el “Parque Acuático del Jurásico”, un spa infantil temático diseñado en torno a la vida de los dinosaurios y equipado con toboganes y piletas peloteros donde el agua está a una temperatura ideal para que ellos puedan jugar sin enfriarse. Por supuesto, también hay muchos otros entretenimientos como una sala de juegos, una sala de cine, gratuita para los clientes en la que los niños podrán ver algunas de sus películas infantiles preferidas mientras sus padres se relajan en el spa para adultos.

De lujo y con Kitty

No es una opción económica: está en pleno Tokyo y ofrece todo el lujo que te puedas imaginar, pero el Keio Plaza Hotel de la capital japonesa cuenta con varias habitaciones temáticas de Hello Kitty (los valores arrancan en 500 dólares la noche para dos adultos y un menor). Están preparadas para que se pueda alojar una familia entera. Los amenities son uno de los servicios más encantadores: incluyen sets para escribir, un kit de higiene facial, una muñeca Kittu, lapicera, pantuflas y bolsa plástica. Además, se sirven desayunos temáticos con pancakes con forma de Kitty, jugos, infusiones y opciones dulces pensadas para los más chicos.

Además te mostramos 6 escapadas cerca de Miami (y varios planes para hacer con los chicos)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?