Fútbol, feminismo y datos

Marcelo Gantman
Crédito: Javier Barreiro | Economía Feminista
(0)
16 de abril de 2018  • 23:59

El fútbol femenino, según dice Wikipedia en español, es una variante del fútbol. Cómo si no se tratara del mismo deporte que juegan los hombres, sino de un deporte adaptado. Una idea tan absurda como si una muela extraída por una dentista fuera una variante de la odontología. En la misma Wikipedia, existen 5.200 biografías de futbolistas hombres y apenas 13 de jugadoras; en los ítems generalistas dedicados al fútbol, hay 6.000 artículos vinculados con hombres y apenas 32 dedicados a las mujeres.

Estos son algunos datos en un mar de números y relevamientos del hackathon denominado "Mundial de la Igualdad", hecho en el estadio cubierto de San Lorenzo de Almagro. Fue organizado por Economía Feminista y contó con la participación de Chequeado, Wikimedia, Las de Sistemas y decenas de programadores independientes, la mayoría mujeres, que de manera colaborativa procuran usar la plataforma que propone el Mundial de Rusia 2018 para hacer más visible la agenda de género. Y en ese camino, ayudar al crecimiento del fútbol jugado por las mujeres. Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, fue el encargado de abrir la jornada con una promesa: ampliar el cupo femenino en su comisión directiva y elevar el número de socias que ahora llega al 20 por ciento del total de asociados al club.

Las premisas del hackathon apuntaron a generar un volumen de datos e información que permitan visualizar las demandas de género desde la agenda que produce el próximo Mundial. "En una primera etapa buscamos poner a la vista qué pasa con el fútbol femenino en la Argentina y en todos los países: quiénes son sus jugadoras, si hay mujeres que sean árbitros o incluso directoras técnicas. Una vez que comience el Mundial nos dedicaremos a contrastar cómo es la realidad de las mujeres en cada uno de los países que se enfrentarán en los partidos de Rusia", cuenta Mercedes D´Alessandro, de Economía Feminista. La tarea de Chequeado fue cotejar once parámetros comparativos que sirven de indicadores de las políticas de genero de cada país: si tienen matrimonio igualitario, cuál es la expectativa de vida de las mujeres, cuántas tienen bancas legislativas y si tuvieron mujeres como presidentes del país. Desde u na pizarra de libre acceso se puede observar las consignas y soluciones generadas por programadores: la creación de un álbum de figuritas de la igualdad, memes que no recurran a expresiones machistas, trivias para conocer información histórica sobre el fútbol femenino y un proyecto titulado EcoFut para revisar presupuestos comparativos del fútbol en clubes y federaciones. Otra propuesta que surgió del hackathon es la creación de una plataforma para encontrar canchas y lugares de entrenamiento donde se juegue fútbol mixto, una forma de compartir el deporte cada vez más extendida en los centros urbanos del país.

Los rivales de la Argentina en el Mundial suelen servir como excusa para matizar con datos aislados los tiempos muertos antes del juego. Islandia esta vez lo justificará desde la perspectiva de género: además de ser un rival con poco más de 100 futbolistas profesionales sobre 330 mil

habitantes, es la sociedad más igualitaria del planeta en distribución del ingreso y acceso a los puestos relevantes del mundo político y laboral. No son opiniones. Son datos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.