0

Los efectos del VAR: un argentino convirtió un gol de penal en el entretiempo de un partido de la Bundesliga

De Blasis, el autor del gol en el descanso, en diálogo con el árbitro
De Blasis, el autor del gol en el descanso, en diálogo con el árbitro Fuente: Reuters
0
16 de abril de 2018  • 21:45

BERLÍN (AP).- El argentino Pablo de Blasis anotó uno de los goles más increíbles en la historia de la Bundesliga durante el entretiempo y Mainz venció ayer 2-0 a Friburgo en un duelo entre clubes que luchan por evitar el descenso. Un disparo de Daniel Brosinski justo antes de la pausa fue desviado con la mano por el defensor Marc Oliver Kempf, de Friburgo.

El árbitro Guido Winkmann, que dejó que el juego continuara, decretó el final de la primera mitad y abandonaba la cancha al momento de ser notificado por la asignada del videoarbitraje, Bibiana Steinhaus, que seguía las acciones en Colonia, que debería ver la repetición de la jugada.

La acción que se vio después de terminado el primer tiempo
La acción que se vio después de terminado el primer tiempo Crédito: Captura TV

Winkmann analizó la jugada en la pantalla al lado de la cancha y determinó que Kempf tocó el balón con la mano deliberadamente. Los jugadores de Friburgo, que de antemano ingresaban a los vestuarios, tuvieron que volver a la cancha.

De Blasis, que debió esperar a que el arquero Alexander Schwolow retomara su puesto frente al arco, abrió el marcador. Un error de Schwolow en los minutos finales del encuentro permitieron a De Blasis sellar la primera victoria para del equipo de casa desde enero.

La derrota manda a Friburgo a tomar el lugar de Mainz en la zona de descenso por quedar peor parado en cuanto a diferencia de goles.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.