Suscriptor digital

Guardiola, entre los más ganadores, tiene otros retos históricos en Manchester City

Fuente: Archivo
Con la reciente Premier League, el DT suma en su carrera 23 títulos sobre 41 disputados; el desafío para 2019 es la coronación en Europa
Claudio Mauri
(0)
17 de abril de 2018  

En su primer semestre en Manchester City, en noviembre de 2016, tras la victoria 3-1 sobre Barcelona por la etapa de grupos de la Champions League, Pep Guardiola no se encandilaba, sabía que el proyecto que había asumido era de largo aliento. "El City necesita la confianza que te da la historia". La historia, en la acepción que le dio el entrenador, es algo más que el simple paso del tiempo, es la construcción de una obra importante y robusta. La que se empieza a transmitir de una generación a otra hasta conformar una identidad.

La Premier League que Manchester City obtuvo el fin de semana contribuye en ese sentido: a ganar confianza y forjar historia. El título no tuvo nada revolucionario para el club. Lo fue el de 2012, con la dirección técnica de Roberto Mancini y el agónico gol de Sergio Agüero, pues cortó una racha de 44 años sin conquistar la Liga de Inglaterra. A ese hito luego se sumó el de 2014, con la conducción de Manuel Pellegrini. Con este último, que lleva el sello de Guardiola, registra tres coronaciones en los últimos seis años, más que cualquier otro equipo inglés.

La historia de Guardiola es más rica e impactante que la de Manchester City. En una década en los bancos, incluido el año sabático que se tomó tras dejar Barcelona y antes de asumir en Bayern Munich, obtuvo 23 títulos sobre 41 competencias disputadas; siete ligas sobre nueve; un título cada 22 partidos (516 oficiales); se impuso en 13 de 17 finales. Y un dato no menor: en la temporada pasada terminó en blanco, sin festejos.

En el ranking de DT más ganadores ya apura a colegas con más trayectoria. Con 23 vueltas olímpicas está sexto, dos por debajo de las 25 de Luiz Felipe Scolari y José Mourinho. Más arriba se ubican: Alex Ferguson (49), Mircea Lucescu (32), Valeri Lobanovski (30) y Jock Stein (26). En la Argentina, el primer puesto es para Carlos Bianchi, con 15 títulos, aunque el más exitoso es Helenio Herrera, con 16, todos en Europa.

Para satisfacer las necesidades de Guardiola, Manchester City lleva invertidos en dos años poco más de 500 millones de euros en refuerzos. En ese mismo lapso, Manchester United, con Mourinho, destinó 365 millones en contrataciones. El más caro del City fue el último en incorporarse, el defensor del Athletic Bilbao Aymeric Laporte, por 65 millones. El DT catalán no considera que el gasto sea desmedido ni que Manchester City haya provocado una inflación en el valor de los futbolistas, como lo hizo Paris Saint Germain con los desembolsos récords por Neymar y Mbappé. "No podemos fichar 22 estrellas ni pagar 100 millones por un jugador", respondió hace un tiempo.

En lo futbolístico, Guardiola adapta su idea a los intérpretes que tiene, siempre sobre principios irrenunciables: posesión, iniciativa y ambición ofensiva. El diario inglés Daily Mail reveló aspectos secundarios a la propuesta futbolística, referidos a las normas y convivencia del plantel, y detalles de logística a cumplir por parte del club. El informe da cuenta de que el vestuario fue refaccionado para que tuviera una estructura circular que facilitara la interacción. El recinto lleva una frase del poema "This is the place", de Tony Walsh, que escribió: "Algunos nacimos aquí y otros llegamos hasta aquí, pero todos lo llamamos hogar". Las paredes del túnel que conduce a la cancha fueron reemplazadas por blindex transparentes para tener más a la vista a los hinchas.

El césped del Etihad Stadium y de las canchas de entrenamiento debe estar cortado a 19 milímetros y nunca debe sobrepasar los 23. Nicolás Otamendi es uno de los que más debió avanzar con el aprendizaje del inglés, idioma que Guardiola estableció como lengua común. Sigue siendo muy estricto con la dieta y el cuidado del peso, a cambio de relajar los tiempos de concentración y ser comprensivo con cuestiones personales. Por ejemplo, no se le ocurrió castigar a Sergio Agüero cuando sufrió un accidente de tránsito en Holanda a la salida de un recital, ya que lo consideró un infortunio durante un par de días libres que había tenido el plantel.

Método y mística es lo que despliega Guardiola para que en la próxima temporada se dé el paso que falta: una mejor figuración en la Champions League, luego de dos eliminaciones en octavos y cuartos de final. La plétora de títulos de Guardiola se encoge en el principal torneo de clubes de Europa: dos, ambos con Messi, de nueve disputados. El historial del City es casi insignificante: siete participaciones, poco más de 50 partidos y una semifinal con Pellegrini como mejor campaña. Ya lo dijo Jupp Heynckes, veterano DT de Bayern Munich, durante el sorteo de las semifinales, en referencia a los eliminados City y PSG: "La Champions no se compra, requiere tiempo y paciencia".ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?