Macri recortó viáticos: quiénes son los ministros que se ajustan y cuánto se ahorra

Pablo Fernández Blanco
(0)
18 de abril de 2018  • 01:22

El recorte quirúrgico del gasto que ensaya Mauricio Macri desde su arribo al poder llegará este año a los viajes de los ministros y sus equipos, que por primera vez tendrán menos fondos para viáticos y pasajes. Se trata de toda una rareza para la administración pública, que en los últimos 11 años destinó cada vez más fondos a las travesías de los funcionarios y encendió algunas de las polémicas del kirchnerismo, como las frecuentes y costosas salidas del ex presidente Amado Boudou fuera del país, entre otros.

El Gobierno tiene previsto destinar este año $5.266 millones al rubro viáticos y pasajes, un 9% menos que los $5.800 millones que tenía disponible para esa tarea en 2017. Dado que en la Argentina la inflación empobrece cotidianamente el valor de la moneda, la reducción del gasto en términos reales es mayor aún y ronda el 29 por ciento.

Casi una de cada dos dependencias de la denominada Administración Pública, que incluye también al Congreso y al Poder Judicial, recibirá menos pesos para afrontar los viajes. Y si se los mide en términos reales (descontada la inflación), el 87% de los organismos tendrán un recorte real en sus fondos.

La columna de Pablo Fernández Blanco: Macri les recortó los viáticos a los ministros

6:11
Video

Entre los menos frugales aparecen algunos datos llamativos. El ajuste no llegará a los jueces, que este año prevén usar casi el doble de fondos que emplearon en 2017. De todas maneras, la cifra es menor en el contexto más grande. Son $51 millones.

Los sigue Presidencia de la Nación. El propio Macri lideró el ajuste en otras áreas, pero su predisposición al ahorro parece no haber llegado a los viajes, que pasaron de un presupuesto de $155 millones a otro de $235 millones. Dos factores golpean de manera directa ese número: por un lado, Macri se puso entre los principales objetivos de su gestión mejorar el vínculo de la Argentina con el mundo, algo que puede derivar en un aumento de las visitas al exterior, tanto de su parte como de su equipo, en especial en el año en que el país es organizador de la cumbre del G-20.

Además, un informe de la Casa Militar, a cargo de la seguridad presidencial, informó a principios de este año que Macri corría "un serio riesgo" cada vez que abordaba un avión comercial, algo que llevó a replantear las decisiones en ese plano.

Aunque sus oficinas en Casa Rosada están separadas por apenas algunos metros, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, está en las antípodas de Macri en materia de viáticos y pasajes. El año pasado tenía disponibles $192 millones, que se redujeron hasta los $72 millones, un 62% menos.

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, es el segundo entre los que más ajustaron sus gastos en viáticos (sumado el presupuesto de la cartera de Comunicación, que antes estaba en manos de Oscar Aguad y ahora está en su órbita). El funcionario es algo así como el jefe de Recursos Humanos del Estado y uno de los alfiles en el control del gasto, por lo que debe dar el ejemplo. Esquiva cada vez que puede la contratación de vuelos privados, prefiere sacar pasaje en las líneas aéreas comerciales y suele viajar en clase turista, una regla que deben cumplir también sus colaboradores.

La medalla de bronce le corresponde a Francisco Cabrera, ministro de Producción, que pasó de $125 a $71, seguido por Defensa, a cargo ahora de Aguad, que tiene disponibles $683 millones, un 36% menos.

Nadie recibirá este año más fondos para viáticos que la cartera de Seguridad, que maneja Patria Bullrich. Tiene disponibles $1159 millones, apenas un 1% más que el año pasado, pero menos en términos reales por el efecto de la inflación.

Nuevo método

Los recortes no sólo están dados por el menor uso de los servicios, sino también por una nueva forma de licitarlos. En marzo pasado, Modernización suscribió un acuerdo marco con compañías aéreas para el transporte aéreo no regular interno e internacional para viajes protocolares e institucionales, que le permite contratar una mayor cantidad de vuelos y conseguir un mejor precio.

Una de las ganadoras fue Pacific Ocean, que recibirá US$5,08 por kilómetro cuando utilice un jet mediano para viajes nacionales y US$4,60 para jets medianos con destino internacional. La otra es Baires Fly, que ofreció US$ 5,3 para ambos servicios. En ambos casos es menos que los hasta US$6,50 que se pagaban antes.

Si bien la contratación corrió por cuenta de la cartera de Ibarra, lo podrán usar distintos ministerios, que antes compraban por su cuenta y pagaban un precio mayor. La intención oficial es que los ministerios tengan un tope de viajes.

Con la colaboración de Gabriela Bouret ( LN Data )

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.