ARA San Juan: los detalles de la contratación directa del Gobierno para buscar al submarino

El ARA San Juan está desaparecido desde el 15 de noviembre del año pasado
El ARA San Juan está desaparecido desde el 15 de noviembre del año pasado Fuente: Archivo
José María Costa
(0)
17 de abril de 2018  • 19:58

El Gobierno publicó hoy las bases y condiciones que deben cumplir aquellas empresas que decidan ofertar por la búsqueda del submarino ARA San Juan , que desapareció el 15 de noviembre pasado cuando regresaba de Ushuaia a Mar del Plata con 44 tripulantes a bordo.

Si bien hay un pedido expreso de los familiares de los submarinistas para que se contrate a la empresa de Hugo Marino, quien aseguró que puede encontrarlo en un plazo máximo de 100 días, otras compañías podrían formar parte de la búsqueda ya que el propio titular de Sistemas Electrónicos Acuáticos (SEA) había pedido a la Armada un barco argentino para transportar a los Vehículo Autónomo Submarino (AUV por su sigla en inglés).

En los pliegos se deja constancia de que los oferentes pueden presentarse para:

  • Unidad de superficie (un barco) renglón 1 de la contratación directa.
  • Unidades submarinas (los aparatos de búsqueda como el AUV) renglón 2.
  • Por ambos renglones.

En el caso del barco, la descripción de las tareas son: "la búsqueda batimétrica, sonográfica y magnetométrica del Submarino ARA SAN JUAN, en las áreas detalladas en el Apéndice 4 de las Cláusulas Particulares y posteriormente, su inspección e identificación por un medio visual (fotografía o video)".

Para las unidades submarinas, las tareas descriptas en el apéndice tercero son: "Búsqueda batimétrica, sonográfica, magnetométrica y de imágenes de video del Submarino ARA SAN JUAN, en las áreas detalladas en el Apéndice 4 de las Cláusulas Particulares".

El dato de la contratación de un barco no es menor, ya que ayer el ministro de Defensa, Oscar Aguad , reconoció que la Argentina no cuenta con una embarcación que cumpla con los requisitos y detalló que la única opción es romper el casco del ARA Austral, que además está en reparaciones. "Estamos en vías de contratar un Vehículo Submarino Autónomo (AUV) de manera directa, que acorta todos los plazos, con la empresa SEA Sistemas Electrónicos, pero hay un problema técnico con este AUV, no hay ningún buque de la Armada donde este torpedo pueda ser colocado, solo el Austral, que es del Conicet, y está en reparaciones hasta fines de julio", declaró el funcionario ante la comisión Bicameral.

En una entrevista con LA NACION, Marino había dicho que el Gobierno se debía hacer cargo de la embarcación. "Si mi cliente es el Gobierno, que tiene barcos, lo más razonable es que los aporte. Si yo tuviera que movilizar un barco al sur costaría más de 2 millones de dólares. Necesitamos un barco de 80 metros de eslora, con Internet satelital, equipado con GPS Diferencial y espacio para colocar dos contenedores", aclaró.

En la previa, solo hay dos propuestas en pie

Defensa abrirá las ofertas el 26 de abril próximo. En la previa, se conoció que hay dos opciones en pie: la de la compañía norteamericana Ocean Infinity y la de la empresa Sistemas Electrónicas Acuáticos (SEA), de Marino. Ambas ofrecieron distintas variantes del AUV.

El venezolano propuso un equipo de ocho ingenieros especializados, con un equipamiento tecnológico con capacidad para sumergirse más de 1000 metros de profundidad. Promete hallarlo en un plazo de 100 días y podría poner manos a la obra dentro de cinco semanas. Su presupuesto es de US$3,8 millones y pide un anticipo del 10 por ciento. Marino siguió expectante ayer, por Internet, desde Miami, la exposición de Aguad en el Congreso.

Ocean Infinity ya participó de la búsqueda del submarino porque facilitó el robot a los barcos que llegaron de Estados Unidos. Además, trabajó en la búsqueda del desaparecido avión de Malaysia Airlines, de la que su competidora SEA se alejó alegando que no tenía acceso a una completa información.

El ofrecimiento de Ocean Infinity, que solo podría comenzar la búsqueda a partir de julio, tiene un presupuesto de US$7 millones, aunque los números se manejan con fuerte discreción en el Ministerio de Defensa.

La tercera opción

Una tercera alternativa presentó el geofísico español Luis Avial Bell, director general y técnico de Falcon High Tech, que ha realizado acciones de capacitación a personal de la Gendarmería, entre otras fuerzas de seguridad. En agosto de 2017 participó de la localización de los restos de un avión que quedó sumergido con sus tres ocupantes en un pantano del Delta.

A diferencia de las otras dos opciones, no propuso enviar un robot acuático, sino proveer a la Armada de un magnetómetro (gradiómetro de protones), para rastrear en el fondo del mar las señales magnéticas del submarino. "Es una propuesta más económica y tiene el objetivo de capacitar a personal de la Armada para el uso del instrumento en la búsqueda del submarino", explicó Avial Bell, al precisar que esa técnica difiere de los sistemas de ecosondas multihaces y sonares de barrido lateral empleados hasta el momento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.