Moyano y las CTA se ponen al frente de los reclamos callejeros

Realizarán mañana una marcha con velas en rechazo de los aumentos
Realizarán mañana una marcha con velas en rechazo de los aumentos Fuente: Archivo
Nicolás Balinotti
(0)
18 de abril de 2018  

Con la CGT enfrascada en su interna para resolver la salida del triunvirato de mando, Hugo Moyano y sus aliados circunstanciales de las CTA y los movimientos sociales serán los que encabecen mañana los reclamos callejeros por los aumentos de las tarifas.

No será una protesta sindical clásica, con militantes, bombos y una oratoria combativa. Comenzará a las 19 y el punto de encuentro será el Congreso de la Nación. Desde allí se movilizarán al Obelisco. Marcharán todos con una vela encendida como una metáfora del impacto de la suba de la luz. La "marcha de las velas" fue diseñada por las centrales obreras junto con representantes de pymes, de la Defensa de Usuarios y Consumidores, y otros sectores.

Con esta protesta, Moyano volverá a poner la guardia en alto tras la masiva movilización del 21 de febrero pasado, en la avenida 9 de Julio. Esta vez, el jefe camionero evitará el centro de la escena y no oficiará de orador, aunque su hijo Pablo estuvo activamente en la cocina de la organización. Junto con él, coordinaron tareas los referentes ceteístas Hugo Yasky y Pablo Micheli, y Juan Grabois, de la CTEP. De la CGT sumó apenas un puñado de apoyos, todos de sindicatos que considera tropa propia, como los de Canillitas, de Omar Plaini, y Dragado y Balizamiento, de Juan Carlos Schmid.

La interna de la CGT

En reserva, Moyano reconoció ante sus allegados que los puentes con la Casa Rosada están agrietados, pero no rotos. El lunes, durante un almuerzo en el gremio de cerveceros, dejó entrever que el diálogo continúa, aunque a través de intermediarios. Además, consideró que sufre "un hostigamiento" judicial y sospecha que detrás del dinamismo de las causas habría gestiones del Gobierno.

Moyano blanqueó también su estrategia político-sindical: participará en el rearmado del PJ e intentará dar pelea en la CGT al sector de "los Gordos", para evitar que Héctor Daer se quede con el sillón de mando. A propósito de esta pulseada, un grupo mayoritario de gremios que se oponen al camionero acordaron ayer avanzar en la renovación de autoridades y buscan una definición antes del Mundial.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.