El coordinador de las juveniles de Independiente habló de los abusos: "No conozco a ninguno de los implicados"

Fernando Berón es también el técnico de la reserva; fue uno de los denunciantes
Fernando Berón es también el técnico de la reserva; fue uno de los denunciantes
(0)
18 de abril de 2018  • 08:46

Fernando Berón es el coordinador de las categorías juveniles de fútbol del Club Atlético Independiente y fue uno de los denunciantes de los abusos que sufrieron menores que viven en la pensión del club: una red de trata los prostituía, les pagaba entre 800 y 1000 pesos para que tuvieran relaciones sexuales con adultos, según estableció la investigación. "Para mí esto fue una sorpresa, algo que sinceramente no esperábamos", sostuvo. Además, reconoció que al hacer la denuncia "desconocía" con qué se iban a encontrar.

Berón trabaja en Independiente desde 2015 y está a cargo de las categorías juveniles desde febrero de 2017. Este año, un jugador menor de edad que vive en la pensión del club le contó al psicólogo a cargo que había sido abusado. "El psicólogo se lo transmite al coordinador de la pensión, el coordinador de la pensión me lo transmite a mí, yo me comunico con la dirigencia y bueno, se resolvió ir para adelante con el tema de la denuncia porque lógicamente que calculamos que lo que había pasado era grave", contó en diálogo con radio La Red.

"Desconocíamos con qué nos íbamos a encontrar", agregó. "Yo hago la denuncia junto al coordinador de la pensión porque somos los que estábamos en ese momento en el club. Nosotros hacemos la denuncia, pero lógicamente había hablado con los dirigentes", aseguró.

Cuando el coordinador de la pensión me contó lo que pasó, me sorprendí y no podía creer lo que me estaba contando. Se lo transmití a un directivo que está permanentemente con nosotros en el fútbol juvenil, lo hablé con la gente de la seguridad del club y ellos se movieron en conjunto con la dirigencia para que se arrimen para contar lo que estaba pasando.

"Transmití en la denuncia lo que el coordinador de la pensión me transmitió a mí, lo único que hice fue trasladar. Ya después empezó a actuar la fiscalía y está todo en manos de ellos", reiteró.

Berón aclaró que en la causa hay "cuatro menores" y un "mayor, que es el jugador de cuarta [división]" que fueron abusados. Pidió "dejar bien en claro que en Independiente, al día de hoy, los casos son cinco", porque la información "preocupa, pone inquietos a los chicos, a los padres".

"La realidad de nosotros, que es bastante triste, es esta: hoy tenemos cuatro casos de menores, dos chicos de 14 y dos chicos de 15 años, más un caso de un mayor", insistió. Ratificó que los menores ya declararon y consideró que "hicieron todo lo que tenían que hacer".

La rutina. Consultado sobre la rutina de un jugador menor de edad que vive en la pensión de Independiente, Berón relató: "Se levanta a la mañana, desayuna, entrena, almuerza al mediodía, a la tarde va al colegio, vuelve a alrededor de las 18.30 y a las 20 ya está el horario de cena otra vez, prácticamente no sale". Según dijo, "es muy difícil que los chicos salgan durante la semana".

Distinto es el caso de los fines de semana, cuando hay partido. "Siempre hay permiso de los padres de salir, de ir a la casa de uno a quedarse o ir a la casa de otro", calculó. "Al margen del permiso firmado del padre o madre, cuando piden cosas que no están estipuladas, se llama al padre por teléfono. Si el padre autoriza, el jugador sale", dijo.

Tras la denuncia. Berón también detalló cómo vivieron en el club la revelación y el revuelo que se generó a partir de la denuncia. "Primero fueron días muy difíciles. Tanto la dirigencia como la gente que trabaja en la pensión, los entrenadores como los profes [profesores], todos los que están en la estructura del fútbol juvenil, aparte de estar sorprendidos, enseguida -cada uno con su grupo- empezó a hablar, sin ocultar nada, a contar la realidad, a ponerlos al tanto", relató.

"Están golpeados. Tratamos de que entrenen normalmente, que traten de jugar. Es un proceso que lleva su tiempo. No fueron jornadas fáciles", confirmó. Respecto de él mismo, contó que al día siguiente de enterarse y de hacer la denuncia, "miraba los partidos y no sabía que estaba mirando". Y concluyó: "Son cosas complicadas, muy feas, y que pase en el fútbol juvenil de nuestro país es terrible".

Según el coordinador de las categorías juveniles de fútbol, los compañeros de "los chicos que han sufrido esto" se comportaron de manera "elogiable" tras conocerse los abusos. "Encontraron enseguida apoyo, contención. Están permanentemente con ellos, tratando de que esto pase lo más rápido posible", afirmó.

"No conozco". Consultado sobre si conoce a las personas implicadas en el expediente judicial, Berón dijo: "No conozco a ninguna de las personas que se mencionan, sinceramente, no conozco a nadie". Agregó: "Fui leyendo los nombres que fueron saliendo, como los lee todo el mundo, pero no conozco a ninguno. No tuve acceso a la causa ni a lo que hablaron los chicos".

En diálogo con La Red, cuando le preguntaron si había visto en las prácticas de juveniles al juez de línea Martín Bustos, detenido e imputado en la causa, contestó: "Jamás".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?