6 malbecs raros que vale la pena conocer desde $200

Hechos en altura, con toques franceses y hasta "blancos" opciones de 200 a 2400 pesos para probar
Hechos en altura, con toques franceses y hasta "blancos" opciones de 200 a 2400 pesos para probar Crédito: Shutterstock
Sebastián A. Ríos
(0)
21 de abril de 2018  • 00:06

Malbecs hay para todos los gustos. Algunos más frutales, otros más maderosos, algunos dulzones y hasta otros salinos. Pero en esta, la Semana del Malbec, aprovechemos la celebración de la cepa insignia de la Argentina para conocer algunos malbecs "raros" -no necesariamente caros ni difíciles de conseguir-, sino que expresan alguna particularidad que bien vale como excusa para descorchar una botella de esta maravillosa variedad que nos ha puesto en el mapa del mundo del vino.

Un blanco de malbec

En realidad, casi un rosado. Lo cierto es que el Vicentín Blanc de Malbec 2017 es un vino elaborado 100% con uvas malbec que han sido vinificadas como si se tratase de un vino blanco. Más precisamente, el proceso de maceración se hace sin las pieles, para evitar la extracción de color. El resultado es un vino que retiene los aromas de un tinto como es el malbec, pero con una textura sedosa y una acidez mayor que la de tinto pero menor que la de un blanco. Un rara avis. Precio: 199 pesos.

Un malbec para tomar frío

Servir un malbec frío es un pecado: los taninos se ponen ásperos, los aromas a fruta se apagan, todo mal. La honrosa excepción es el Tintillo Malbec-Bonarda de Santa Julia, una malbec elaborado especialmente para disfrutar frío. ¿Cómo se logra? El secreto es un método de elaboración llamado maceración carbónica, que minimiza la extracción de taninos y al mismo tiempo potencia la de los aromas. Así sale un tinto que frío no "raspa" el paladar y que es sumamente aromático. Precio: 235 pesos.

Una blend de malbecs argentino y francés

Para entender la particularidad de este blend hay que recordar que el malbec llegó de Francia a la Argentina (tras una breve escala en Chile) en 1863. Una década después la filoxera (una plaga) destruyó en Francia las plantaciones del malbec. Un siglo y medio de adaptación a nuestros terruños hizo del malbec una variedad mucho más "amable" que su pariente francés. La bodega Piedra Negra elaboró L´Esprit de Chacayes 2016, un tinto que combina 70% de malbec y un 30% de côt, que no es otra cosa que el actual malbec francés replantado recientemente en la Argentina. ¿Qué tiene de diferente? Da vinos más astringentes y diluidos que nuestro malbec. Lo bueno es que el blend combina esos dos mundos en un vino, y da un tinto sumamente interesante. Precio: 600 pesos.

Un clarete de malbec

Allá por los siglos XVII y XVIII, los ingleses se enamoraron de un vino francés al que se daba en llamar claret. Elaborado en Burdeos, con el malbec como uno de sus componentes, era un vino ligero y fresco. En la década del 40 (Siglo XX), Domingo Vicente Catena cobra notoriedad en el mundo de vino con su Clarete, un vino también ligero y simple. El flamante D.V. Catena Clarete de Malbec 2015 rinde homenaje a ambos vinos, siento un tinto ligero sí, pero mucho más complejo que sus antecesores. Súper bebible, se puede servir ligeramente fresco, como un pinot. Precio: 620 pesos.

El cabernet que no quería ser malbec

Pasa seguido en la Argentina: el viñedo tiene una uva -en este caso cabernet sauvignon-, pero el consumidor quiere malbec. Entonces en la viña se injertan las plantas con malbec, para reconvertir su producción. Pero... puede fallar. Y este el caso: el 30% de las plantas de cabernet se negaron a ser malbec, aún cuando un mayoritario 70% hizo caso, y esa es la proporción del anárquico corte que integra Sophenia AntiSynthesis Field Blend 2016. Un vino entre floral, frutal y especiado, con una acidez refrescante y esa "tiza" que se siente en mitad de la lengua. Precio: 670 pesos.

El malbec más alto del mundo

La finca se llama Altura Máxima y se encuentra en los Valles Calchaquíes (Salta) a unos 3111 metros de altura sobre el nivel del mar. La Guinness World Records certificó que se trata de el viñedo destinado a la producción de vinos de calidad plantado más alto en este planeta. La bodega no lo dudó mucho y le puso Colomé Altura Máxima 2014: luego, el vino obtuvo puntajes igualmente altos por parte de la crítica internacional. Y, ¿qué onda? Increíble (como su precio): elegante y complejo a más no poder, combina una gran concentración con una acidez alta que lo equilibra a la perfección. Precio: 2400 pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?