Adolfo Pérez Esquivel quiso visitar a Lula da Silva en dos oportunidades y no lo dejaron entrar

Lula da Silva y Pérez Esquivel
Lula da Silva y Pérez Esquivel Fuente: Archivo
(0)
21 de abril de 2018  • 02:06

(Télam).- El Premio Nobel de la Paz de 1980 Adolfo Pérez Esquivel , quiso ingresar en dos oportunidades a visitar al detenido expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva en la sede de la Policía Federal en Curitiba, en el sur brasileño, y el acceso le fue negado por una jueza federal.

La magistrada Carolina Lebbos le negó el ingreso tanto el miércoles 18 como el jueves 19. Consideró que la visita de carácter humanitario reclamada por Pérez Esquivel no era procedente ya que asume que Lula no está sufriendo violaciones a sus derechos humanos.

"Le dije al comisario que me quedaba todo el día esperando para entrar, pero depende de esta jueza. Queremos la libertad de Lula para que pueda seguir caminando junto a su pueblo y superar esta injusticia que se está realizando con él", dijo Pérez Esquivel, acompañado por el teólogo brasileño Leonardo Boff, uno de los mayores referentes de la Teología de la Liberación.

Pérez Esquivel, además, promocionó en Curitiba la candidatura del expresidente brasileño al Premio Nobel de la Paz. Fue en un acto realizado a 100 metros de la sede policial donde está detenido Lula desde el 7 de abril. Por su parte, una delegación de una ONG de Noruega también se encuentra en Curitiba divulgando la acción de Lula contra el hambre durante su gobierno -entre 2003 y 2010- para candidatearlo a Premio Nobel de la Paz. Además de Boff y Pérez Esquivel - quien ya había anunciado que postularía a Lula para el Nobel a principio de año -, participaron del acto el excanciller Celso Amorim.

La jueza Lebbos autorizó la visita apenas de familiares los jueves y de los abogados durante los días hábiles y fines de semana. Lula pudo ver a un grupo de políticos el martes durante una visita realizada por 11 senadores de la comisión de derechos humanos, entre ellas Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores.

Mientras tanto, dirigentes sindicales articulan negociaciones de las principales centrales obreras con las autoridades de la capital del estado de Paraná, fronterizo con Misiones, para realizar la marcha nacional del 1 de mayo en Curitiba con el lema "Lula Libre".

El expresidente está condenado a 12 años y un mes de prisión en segunda instancia -en un caso del juez Sérgio Moro, de la Operación Lava Jato- por los delitos de corrupción y lavado de dinero.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.