Transener, otro foco de tensión entre los socios de Cambiemos

La venta de las acciones del Estado de la empresa energética preocupa a la UCR y a Carrió
La venta de las acciones del Estado de la empresa energética preocupa a la UCR y a Carrió Fuente: Archivo
Maia Jastreblansky
(0)
22 de abril de 2018  

El paño frío sobre el tema tarifas no ahuyentó todos los fantasmas de los socios de Cambiemos . La venta de la participación del Estado en Transener, que impulsa el Gobierno, ya generó chispazos con la UCR y ahora encendió una luz de alarma en la Coalición Cívica (CC), que advierte el riesgo de concentrar el mercado energético.

Transener es la empresa que posee la principal red de transporte de energía eléctrica de alta tensión del país, un activo estratégico y en expansión. El Estado, a través de Enarsa, tiene el 50% de Citelec, la sociedad controlante de Transener. El otro 50% está en manos de Pampa Energía, la firma de Marcelo Mindlin, en lo que configura un cocontrol público y privado. El Gobierno está en pleno proceso de contratar una consultoría para fijar el precio de esa participación estatal.

El Gobierno esgrime varios motivos para vender Transener. Quiere que las inversiones en materia energética sean efectuadas por los privados, dejando al Estado únicamente un papel de regulador y un programa de obras solo donde las empresas no lleguen. En el Ministerio de Energía esgrimen que no tiene presupuesto. Buscan vender "las joyas de la abuela" y desprenderse de activos para obtener liquidez.

La UCR , en enero, asentó por escrito su rechazo a la venta mediante una carta firmada por el presidente del partido, Alfredo Cornejo, y los jefes de bloque. Definieron a Transener como "la columna vertebral del sistema eléctrico nacional" y se preguntaron "cuáles son los fundamentos técnicos, económicos y jurídicos para ejecutar en plazos perentorios la enajenación de las acciones del Estado".

Si bien los acuerdos en materia de tarifas de esta semana lograron aplacar los ánimos de los radicales -y Cornejo exhibió excelente sintonía con el jefe de Gabinete, Marcos Peña-, desde un sector de la UCR ayer aseguraban que el tema Transener sigue en la mesa. "Hay diputados radicales de la Comisión de Energía evaluando acciones", dijeron.

En el batifondo de esta postura radical están los análisis técnicos efectuados por la Fundación Alem, pero también el malestar del radical Jorge Lapeña, exsecretario de Energía de Raúl Alfonsín y nombrado por Cambiemos presidente de Citelec.

Enemistado con el ministro Juan José Aranguren, Lapeña renunció a su cargo por el caso Transener. El Instituto Mosconi, que él preside (histórica usina radical en materia de energía), redactó un durísimo informe que manifestó que "Transener es una garantía para el desarrollo eléctrico en las próximas dos décadas" y resaltó la ausencia de un "estudio de factibilidad".

Los ojos de Carrió

Más allá de la comidilla radical, los argumentos técnicos que Lapeña esgrimió en su informe llegaron a los oídos de Elisa Carrió . Según pudo saber LA NACION, Lilita tomó nota y pidió a sus colaboradores investigar el tema a fondo.

"Carrió teme la concentración del mercado energético. Cree que los privados no pueden definir el sistema porque es una herramienta de mucho poder. Lo cuestionó durante el kirchnerismo y es coherente con eso ahora", dijeron a LA NACION cerca de la líder de la CC.

La diputada oficialista mira con cuatro ojos el proceso de privatización para conocer quién será el futuro socio de Mindlin. Pampa Energía no puede ser el comprador porque, de acuerdo con la regulación, al ser una empresa que tiene presencia en la generación, no puede tener también el control de la transmisión. Pero será central ver quién heredará el lugar del Estado, el socio más incómodo para hacer negocios.

Avance y cuestionamiento

La contratación de la auditoría para fijar el valor de Transener ya está en su etapa final. A la oferta se presentaron bancos y reconocidas firmas de consultoría y la adjudicación es cuestión de días.

En el paquete accionario hay interesados chinos, canadienses y colombianos.

Mientras los socios de Cambiemos van con pie de plomo, la oposición kirchnerista muestra los dientes. Los radicales kirchneristas presentaron una denuncia penal con un pedido para frenar la venta de Transener.

Esta semana, durante la frustrada sesión de las tarifas, el diputado del FPV Rodolfo Tailhade apuntó sus dardos contra Marcelo Blanco, el subsecretario de Coordinación Administrativa de Energía, que firmó la disposición para contratar la consultora que le pondrá el precio a Transener. Lo hizo porque el funcionario ocupó hasta abril de 2016 el directorio de Pampa Energía.

La UCR también se había preocupado por la situación de Blanco. El funcionario, sin embargo, obtuvo la aprobación de la Oficina Anticorrupción tras tramitar una excusación para expedientes vinculados directamente a su exempresa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.