Susana Trimarco, sobre la gestión de Patricia Bullrich: "Tiene unos ovarios tremendos"

Fuente: Archivo
(0)
22 de abril de 2018  • 23:57

Susana Trimarco , madre de Marita Verón, secuestrada el 3 de abril de 2002 en Tucumán, participó del programa Debo Decir conducido por Luis Novaresio, donde estuvo también de invitada la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich y se mostró a favor del trabajo que hace la funcionaria. "Tiene unos ovarios tremendos", lanzó.

Trimarco contó que se reunió con el presidente Mauricio Macri unas semanas atrás y que en la reunión participó la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley . "El Estado nos tiene que ayudar", subrayó.

"La prostitución esta ligada al tráfico de drogas y de armas. Yo estoy muy contenta con lo que esta haciendo Patricia [Bullrich], tiene unos ovarios tremendos", expresó.

En relación al caso de su hija, que lleva 16 años buscandola, Trimarco contó por primera vez lo que vivió durante esos años, donde se disfrazaba para entrar a prostíbulos. "Sufrí hasta abuso. Los tipos me manoseaban, uno casi me violo, pasé unas situaciones tremendas metiéndome en esos lugares para saber, informarme y ver, porque las chicas que yo rescataba me decían que ellos la tenían a Marita", reveló.

Y prosiguió: "Nadie hablaba en ese momento de la trata de personas, se le llamaba 'trata de blancas'. Los jueces me decían que eran prostitutas porque ellas querían. Hoy el hombre que casi me violo ahora está preso. Le deseo que pague en la cárcel lo que le hizo a mi hija, a mi y a muchas mujeres".

Susana Trimarco creó la Fundación María de los Ángeles con el objetivo de rescatar víctimas secuestradas para la trata de personas. "Buscando a Marita salvé muchas vidas. En los 16 años que pasaron nunca deje de recibir información", agregó.

Sobre el debate sobre la despenalización del aborto , Trimarco sentenció: "Yo lucho por la vida. Ayudé a muchas chicas a que no aborten, pero por otro lado también pienso en las mujeres que hacen abortos clandestinos y murieron hasta en los mismos prostíbulos".

Hoy Marita Verón tendría 38 años. "Pienso mucho en ella, por eso esta lucha incansable, me levanto con la misma fuerza, con el deseo de encontrarla, abrazarla y protegerla como lo hago con las chicas que rescato. En lo mas profundo de mi corazón tengo la esperanza de encontrarla con vida", finalizó.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?