El Gobierno avanza para ocupar las vacantes de un tribunal clave

Envió al Senado los pliegos de dos candidatos
Envió al Senado los pliegos de dos candidatos Fuente: Archivo
Hernán Cappiello
(0)
24 de abril de 2018  

El presidente Mauricio Macri envió al Senado los pliegos de los jueces Diego Barroetaveña y Daniel Petrone para que sean designados en la Cámara Federal de Casación, el máximo tribunal penal del país después de la Corte, que es clave porque decide sobre los casos de corrupción de funcionarios y empresarios.

Si el Senado les da acuerdo a estos candidatos, el Gobierno podrá jactarse de haber cubierto tres vacantes para este tribunal, porque trasladó desde la Cámara Nacional de Casación a Carlos Mahiques. Justamente en respuesta al fallo de la Corte que obligó a que los traslados cumplan con los requisitos constitucionales, el gobierno también mandó el pliego de Mahiques para que sea refrendado por el Senado.

Así, de un tribunal de 12 jueces, el Gobierno propuso a tres ahora y mandará los pliegos de otros dos en los próximos meses. El Consejo de la Magistratura debe aún elevar su terna de candidatos a presidente. Los que se perfilan como elegidos son Guillermo Jacobucci y Javier Carbajo.

Los candidatos propuestos ahora por Macri quedaron primero (Barroetaveña) y cuarto (Petrone) en el concurso que realizó el Consejo de la Magistratura. Deben pasar ahora el filtro del Senado en una sesión que podría tener lugar a fin de mes. Pasarían sin sobresaltos en esta instancia, donde precisan el apoyo del peronismo.

Diego Barroetaveña es actualmente juez de la Cámara Nacional de Casación, el tribunal penal ordinario más importante. Debe analizar las sentencias de los juicios por delitos comunes y confirmarlas o no. Antes de estar en este lugar, fue juez de tribunal oral en lo criminal. El juicio más resonante que tuvo fue aquel en que condenó con dos de sus colegas a José Pedraza, el exlíder del gremio ferroviario, por instigar el asesinato del militante del PO Mariano Ferreyra. Barroetaveña integra la Asociación de Magistrados y adhiere a la tradicional lista Bordó. Le tocó subrogar como juez federal en juicios de lesa humanidad. Hincha de Boca, a sus 56 años se animaba a un picadito, hasta que las rodillas le pidieron un descanso.

Petrone tiene 46 años y además de ser juez en lo penal económico es músico. Toca pop y rock, pasando por el jazz. Enseña Derecho y es vicepresidente del CEJA, un organismo de la OEA que diseña reformas judiciales en América Latina. Como juez, le tocó el caso Antonini Wilson, pero también revocó las multas que impuso Guillermo Moreno a Shell y sobreseyó a Juan José Aranguren.

Ambos integrarán la Sala I de la Casación, con Ana María Figueroa, más cerca del kirchnerismo, donde tramitan casos como Oil Combustibles u Hotesur.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.