Suscriptor digital

Libertad

Mariano Holot
Mariano Holot LA NACION
Fuente: AFP - Crédito: Thomas Warnack
(0)
24 de abril de 2018  

El plano incluye dos figuras únicas que se destacan sobre un fondo uniforme de flores amarillas. Ese fondo, de intensidades llamativas, remite de manera irremediable a esos cuadros impresionistas de colores vivos y de marcada impronta bucólica. Pero el foco está puesto en las dos figuras, una inanimada, pero que representa el movimiento, y otra viva, que en este caso escenifica la ausencia de aquel. Juntas, aluden en cierto modo a la libertad, una libertad cotidiana, pequeña, casi insignificante, pero aun así fundamental. La libertad de moverse adonde uno quiera con el solo impulso del propio cuerpo, de detenerse donde se desee sin preocuparse por los espacios ni por los obstáculos del caótico mundo urbano. Y, al fin, refiere a una libertad tal vez algo más abstracta: la de poder descansar en el pasto, entre las flores, para pensar o detener el pensamiento, o para planificar quizás un nuevo destino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?