Por primera vez, un laico será rector de la Universidad Católica

Crédito: Fernando Massobrio
El médico Miguel Ángel Schiavone asumirá mañana, con la aprobación de la Santa Sede; reemplaza a monseñor Fernández, que iría a la diócesis de La Plata
Elisabetta Piqué
Soledad Vallejos
(0)
23 de abril de 2018  

A partir de mañana, la Universidad Católica Argentina (UCA) tendrá nuevo rector. Luego de haberse cumplido la gestión de monseñor Víctor Manuel Fernández, asumirá el mando de la institución el médico Miguel Ángel Schiavone, que recibió la confirmación de la Santa Sede para su designación.

Será el primer rector laico en la historia de la universidad, después de dos obispos y tres sacerdotes. Schiavone es doctor en Medicina, graduado en la UBA, especialista en Clínica Médica y doctor en Salud Pública. Se desempeñó como subdirector del Hospital Fernández entre 2001 y 2007 y fue subsecretario de Salud porteño entre 2008 y 2009. Ha recibido varios premios; de la Asociación Médica Argentina y de la Academia Nacional de Medicina, entre otros. Hasta ahora se desempeñaba como decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la UCA.

En sus ocho años de gestión, Fernández se ocupó de completar la construcción de los cuatro campus de la UCA (Buenos Aires, Mendoza, Paraná y Rosario), incluida la iglesia mayor de Puerto Madero. "Creó el Vicerrectorado de Investigación e Innovación Académica, la Facultad de Ciencias Sociales, la sede Colegiales del Colegio Santo Tomás de Aquino y el colegio Papa Francisco, en Mendoza. También abrió la Coordinación de Compromiso Social, que ofrece diversos programas sociales y educativos en villas de Buenos Aires; procuró una creciente presencia pública en el medio, ampliando las actividades del Observatorio de la Deuda Social, y facilitó espacios de diálogo sobre las problemáticas de la sociedad", enumeró la UCA en un comunicado de agradecimiento.

Monseñor Víctor Manuel Fernández, en esta foto junto al papa Francisco, será sucedido por el actual decano de Ciencias Médicas, Miguel Ángel Schiavone
Monseñor Víctor Manuel Fernández, en esta foto junto al papa Francisco, será sucedido por el actual decano de Ciencias Médicas, Miguel Ángel Schiavone Crédito: Prensa Republicana

Según pudo saber LA NACION de fuentes de la universidad, Fernández -uno de los sacerdotes más cercanos al papa Francisco- había hecho saber el año pasado que iba a irse a una diócesis y que, además, ya estaba tomada la decisión de que su sucesor fuera un laico. "Todos estos años al frente de la UCA han sido de un enorme aprendizaje, debido a que se trata de una universidad grande, con muchas facultades y gran variedad de ciencias. Tuve que aprender economía, derecho, medicina, y los lenguajes propios de las distintas disciplinas -dijo Tucho Fernández ayer a LA NACION-. Me voy satisfecho porque veo una universidad llena de vida, de trabajo interdisciplinario, de tolerancia, de sensibilidad ante los constantes cambios de la sociedad. Pero al mismo tiempo me voy seguro de que es tiempo de dejar lugar a otro que afronte los nuevos desafíos que se están presentando".

Fernández, al que le quedaban dos años al frente de la UCA, no quería un segundo período como rector. Pero el papa Francisco le pidió que se quedara, con el compromiso de que cuando encontrara una arquidiócesis adecuada, iba a mandarlo allí. LA NACION pudo saber que iría a La Plata una vez que deje esa sede el arzobispo actual, Héctor Aguer, que el 24 del mes próximo cumplirá 75 años, edad que implica la renuncia. "En realidad, no puedo planificar nada -aclaró Fernández-. Solo esperar que dentro de algunas semanas se me comunique mi nuevo destino. Sabiendo que llegará pronto, preferí dejarle las manos libres a mi sucesor en la UCA. Seguramente, me nombrarán obispo de alguna diócesis, pero todavía no se me ha informado cuál. Yo mismo le recordé al Santo Padre que, en su momento, habíamos acordado siete o como máximo ocho años en la UCA. Y sobre todo ahora, que soy obispo, mi lugar natural es una diócesis, así como me parece natural que el rector de la universidad sea un laico. El tiempo más feliz de mi vida fue cuando fui párroco en Río Cuarto. Por eso hace ya un tiempo que estaba esperando que me designaran en una diócesis, sea cual fuere".

Miguel Ángel Schiavone
Miguel Ángel Schiavone

Aunque es la primera vez en la historia de la UCA, la elección de un laico tampoco resulta demasiado sorprendente. Siendo provincial de los jesuitas, en la década de 1970, Jorge Bergoglio entregó a un grupo de laicos la Universidad del Salvador, que pertenecía a la Compañía de Jesús. Por otro lado, en muchas otras universidades católicas del mundo existe una tradición de rectores laicos.

"Nosotros éramos muy clericales", confesó un académico de la UCA, que destacó que justo en diciembre pasado, en vista de la elección de un laico como rector, fue designado vicerrector de Integración un sacerdote, el presbítero Gustavo Boquín.

La designación del doctor Miguel Ángel Schiavone fue muy bien recibida en el ámbito académico de la universidad. Hasta ahora decano de la Facultad de Medicina, es considerado una excelente persona, muy preparada, de perfil bajo y humilde. Para muchos su elección fue "muy acertada" también por el hecho de que es médico, en este momento en el que se debate el aborto. De hecho, hace unos días Schiavone expuso en el Congreso, por supuesto en contra de la despenalización del aborto, "pero no como los talibanes; con firmeza, sí, pero con un estilo que le corresponde a la Iglesia de hoy".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios