Jengibre: propiedades y beneficios para la salud

Jengibre: propiedades y beneficios para la salud
Jengibre: propiedades y beneficios para la salud Crédito: Pixabay
(0)
7 de mayo de 2018  • 13:51

El jengibre está considerado como parte del grupo de los superalimentos (una categoría del marketing alimenticio), llamados así por ser alimentos con gran densidad de nutrientes beneficiosos para la salud. En la cocina es un valorado saborizante y perfumante para las comidas; en el botiquín fitoterapéutico es un poderoso remedio casero natural.

Qué es el jengibre

El jengibre ( zingiber officinale) es una planta de la familia de las zingiberáceas, y crece como rizoma horizontal. El jengibre es parte de la familia Zingiberaceae, junto con el cardamomo y la cúrcuma. Se produce comúnmente en India, Jamaica, Fiji, Indonesia y Australia.

Los rizomas de jengibre se usaen la cocina como una especia para dar sabor (picante) a los alimentos. También se los utiliza, desde hace siglo, en la práctica medicinal herbal para el tratamiento de distintas de enfermedades como la artritis reumatoidea, hipercolesterolemia, condiciones neurológicas, asma, estreñimiento, diabetes o cáncer, para lo cual se lo aplica en forma de pasta fresca, seco en polvo, cristalizado o en almíbar.

Estudios científicos actuales descubrieron que la función antioxidante de este alimento desempeña un papel esencial en la protección frente a los fenómenos de daño oxidativo, y tiene efectos terapéuticos en un elevado número de patologías, incluyendo la cardiopatía isquémica o la prevencion de ciertos tipos de cáncer.

Dentro de los antioxidantes contenidos en el jengibre, se encuentra el grupo de los polifenoles, sustancias no energéticas de los alimentos vegetales, cuya presencia en la dieta diaria se considera que puede preservar la buena salud.

Beneficios del jengibre para la salud

El té de jengibre combate los síntomas del resfrío y contribuye a una rápida recuperación de los estados gripales
El té de jengibre combate los síntomas del resfrío y contribuye a una rápida recuperación de los estados gripales Crédito: Pixabay

Los tres beneficios que más se atribuyen al jengibre son: aliviar las náuseas, contribuir a la pérdida de apetito, contrarrestar el mareo y el dolor.

El consumo de frutas y verduras de todo tipo se recomienda, según las guías alimentarias del mundo, incluida la Argentina ( puede consultarse y descargarse acá) como parte fundamental de un plan alimentario que contribuya a conservar la buena salud.

Además, de acuerdo a varios estudios científicos y a escuelas de nutrición y medicina que apuntan a lo natural, se recomienda sumar a la dieta diaria, ciertas hierbas y especias que pueden ofrecer beneficios adicionales para la salud. Uno de estos es el jengibre, En cuanto a sus propiedades como hierba medicinal, el análisis científico muestra que el jengibre contiene cientos de compuestos y metabolitos, algunos de los cuales pueden contribuir a la salud y la curación. De estos, los gingeroles y los shogaoles son los que fueron investigados de forma más extensa.

Por eso, resulta un aliado para las siguientes condiciones.

1. Digestión

Los compuestos fenólicos en el jengibre son conocidos por ayudar a aliviar la irritación gastrointestinal, estimular la producción de saliva y bilis, y suprimir las contracciones gástricas a medida que los alimentos y fluidos se mueven a través del tracto gastrointestinal. También parece tener efectos beneficiosos sobre las enzimas tripsina y lipasa pancreática, y para aumentar su tránsito a través del tracto digestivo. Esto sugiere que el jengibre podría ayudar a prevenir el cáncer de colon y el estreñimiento.

2. Náuseas

Masticar jengibre crudo o beber té de jengibre es un remedio casero común para las náuseas. Tomar jengibre para el mareo por movimiento ayudaría a reducir la sensación de náuseas, pero no parece prevenir el vómito. Se debe consultar con el médico su uso en caso de náuseas por embarazo o por quimioterapia, ya que si bien muchas personas consumen caramelos de jengibre en estos casos, cada paciente debe considerar su estado de salud con su profesional.

3. Alivio de la gripe

En épocas de frío, la costumbre de beber té de jengibre es una buena forma de mantenerse caliente y así ayudar a prevenir estados gripales. Es diaforético, lo que significa que promueve la sudoración, trabajando para calentar el cuerpo desde adentro, por lo que también ayuda a disminuir los síntomas del resfrío. Para hacer té de jengibre en casa, corte en rodajas entre 20 y 40 gramos de jengibre fresco y sumérjalos en una taza de agua caliente. Agregue una rodaja de limón o una gota de miel para sumarle sabor y beneficios adicionales, como vitamina C del limón y las propiedades antibacterianas de la miel.

4. Reducción del dolor

Un estudio con 74 voluntarios realizado en la Universidad de Georgia encontró que la administración diaria de jengibre redujo el dolor muscular inducido por el ejercicio en un 25 por ciento. También se ha descubierto que el jengibre reduce los síntomas de los cólicos menstruales.

5. Inflamación

Desde hace muchos siglos el jengibre se usa para reducir la inflamación y tratar afecciones inflamatorias. Un estudio publicado en la revista Cancer Prevention Research informó que los suplementos de jengibre, que están disponibles para comprar en línea, redujeron el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal en el intestino de 20 voluntarios. También se ha descubierto que el jengibre es "modestamente eficaz y razonablemente seguro" para tratar la inflamación asociada con la osteoartritis.

6. Salud cardiovascular

Otros posibles usos del jengibre son: reducir el colesterol, disminuir el riesgo de coagulación de la sangre y ayudar a mantener niveles saludables de azúcar en la sangre. Se necesita más investigación, pero si se demuestran estas propiedades, el jengibre podría convertirse en parte de un tratamiento para la enfermedad cardíaca y la diabetes.

Cómo se consume el jengibre

Jengibre en polvo, ideal para añadir a batidos, sopas e infusiones
Jengibre en polvo, ideal para añadir a batidos, sopas e infusiones Crédito: Pinterest

La raíz o el tallo subterráneo (rizoma) de la planta de jengibre se pueden consumir frescos, en polvo, secos como una especia, en forma de aceite o como jugo.

Para su consumo en las comidas está disponible fresco y seco, como extracto de jengibre y aceite de jengibre, y como suplemento dietario se encuentra en tinturas madre, cápsulas y pastillas.

Los alimentos que suelen incluir el jengibre como saborizante en sus preparaciones son: pan de jengibre, galletas, galletas de jengibre, la bebida tónica ginger ale y una amplia variedad de recetas que quedan más sabrosas y perfumadas.

Propiedades nutricionales del jengibre

Sopa crema de calabaza con jengibre y cardamomo, un plato ideal para dar energía en invierno
Sopa crema de calabaza con jengibre y cardamomo, un plato ideal para dar energía en invierno Crédito: Pixabay

El jengibre fresco o seco se puede usar para dar sabor a alimentos y bebidas sin agregar sal o azúcar innecesarios. Dado que a menudo se consume en cantidades tan pequeñas, el jengibre no agrega cantidades significativas de calorías, carbohidratos, proteínas o fibra. El jengibre proporciona una variedad de vitaminas y minerales. En 100 gramos (g) de raíz de jengibre fresco, hay:

. 79 calorías

. 17,86 g de carbohidratos

. 3,6 g de fibra dietética

. 3,57 g de proteína

. 0 g de azúcar

. 14 mg de sodio

. 1,15 g de hierro

. 7,7 mg de vitamina C

. 33 mg de potasio

Otros nutrientes que se encuentran en el jengibre en el jengibre son:

. vitamina B6

. magnesio

. fósforo

. zinc

. folato

. riboflavina

. niacina.

Video: Receta de ensalada al jenjibre

Video: Receta de ensalada al jenjibre - Fuente: YouTube

01:58
Video

Riesgos

Galletitas de jengibre, con ese perfume tan especial, son un clásico del recetario navideño. Una de las formas más sabrosas y seguras de incluir jengibre en la alimentación
Galletitas de jengibre, con ese perfume tan especial, son un clásico del recetario navideño. Una de las formas más sabrosas y seguras de incluir jengibre en la alimentación Crédito: Pixabay

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) considera que el jengibre es un aditivo alimentario "generalmente reconocido como seguro".

El jengibre natural no tiene efectos secundarios conocidos para la mayoría de las personas. Sin embargo, en ciertos casos una ingesta de gengibre alta puede empeorar los síntomas de reflujo ácido, irritar la boca y causar diarrea. Tomar jengibre como cápsulas - siempre que sean recomendadas por un médico - podría ayudar a reducir el riesgo de acidez estomacal.

La efectividad y los efectos secundarios de los suplementos de jengibre variarán según la marca y la formulación, pero se recomienda a las personas no tomar más de 4 g de jengibre seco al día o 1 g durante el embarazo, incluidas las fuentes de alimentos.

Es importante consultar a un médico antes de usan suplementos, ya que estos no están estandarizados.

Mujeres embarazadas, o personas que tenga cálculos biliares, diabetes o un trastorno de la coagulación de la sangre, deben consultar primero con su médico si desea aumentar el consumo de jengibre. Los suplementos de jengibre no deben usarse con aspirina u otros medicamentos anticoagulantes.

Por otra parte, cabe considerar que muchos de los compuestos en el jengibre no se han investigado por completo, y no todas las afirmaciones sobre el jengibre que circulan han sido respaldadas por la investigación. Sin embargo, muchos de los que sí ya han sido estudiados parecen ser prometedores para su uso con fines medicinales.

Ficha rápida sobre el jengibre

Crédito: Pixabay

Por Patricia Robiano, Lic. en Nutrición MN 3158, Holistic Health Coach.

Qué es: un tallo subterráneo muy apreciado en la cocina por su aroma, su sabor picante; y también para la salud por su aporte nutricional. Puede utilizarse en raíz o deshidratada en polvo.

Qué aporta: es rico en aminoácidos, calcio, hierro, magnesio, potasio, fósoforo y vitaminas C y del grupo B.

Para qué: ayuda a prevenir los episodios de compulsión por la comida ya que es un ansiolítico que aumenta los niveles de serotonina, un neurotransmisor que interviene en la mejora del ánimo el control del apetito. También favorece los jugos gástricos y mejora la flora del intestino, por eso se lo determinó como un excelente coadyuvante de la salud digestiva. Y es un excelente antiinflamatorio.

Cómo se usa: idealmente de 1 a 3 cucharaditas al día en licuados, sopas, jugos, salteados de vegetales, para saborizar postres, panes y galletas y en la cocina en general.

Receta de agua de jengibre para el mate: en un termo se coloca una cucharadita de jengibre en polvo y un dátil, luego se vierte el agua para mate, se lo deja reposar 10 minutos y se ceba normalmente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?