¿Cómo saber si elegiste la profesión correcta?

Una mirada experta sobre cómo encontrarte con tu misión profesional.
(0)
27 de abril de 2018  • 13:53

Gabriela Hostnik es lectora de OHLALÁ! y headhunter, y entrevistó a miles de personas a lo largo de su carrera para encontrar la correcta para un puesto vacante. En esa búsqueda, siempre le intrigaron dos cuestiones: la pasión y el talento. Por eso, nos propuso escribir sobre cómo encontrar tu verdadera misión (si todavía no lo hiciste).

¿Qué hace que las personas trabajen apasionadas? ¿Cuándo sienten que pueden desplegar todo su talento? El elemento es el punto de encuentro entre las aptitudes naturales (cosas que nos salen bien), las inclinaciones naturales (cosas que nos gusta hacer, que nos apasionan) y la capacidad de volverlo rentable.

Fuente: OHLALÁ!

Las personas que encontraron su elemento son entusiastas, enérgicas, aman lo que hacen y son buenas en lo que se proponen. Además, transmiten pasión y se destacan en sus equipos. Esto se debe a que están resonado con la actividad que hacen. En definitiva, están paradas en su misión. La secuencia sería así: lo entiendo, me encanta, lo quiero, ¡¿dónde está?!

La capacidad es la facilidad para hacer una cosa, pero tener la aptitud natural no alcanza, hay muchas personas que sienten que son muy buenas en algo pero no creen que ese “algo” sea la vocación de su vida. Para estar en tu elemento necesitas algo más: apasionarte.

Después viene la actitud “¡lo quiero!”: la que está parada en su elemento se siente afortunada y mantiene una actitud positiva frente a los desafíos, no acepta un “no” por respuesta. Finalmente, la oportunidad es ir tras lo que queremos, ponernos en acción tras la pregunta “¡¿dónde está?!”. Porque no solo depende de las oportunidades que tenemos, sino también de las que creamos, de si las aprovechamos y de cómo lo hacemos.

ENCONTRALO

Dar con TU “elemento” parece fácil, pero para muchos no lo es. Hay personas que lo han encontrado, pero otras están condicionadas por mandatos, lo que se espera de ellas, por lo que hacen bien (aunque no les guste tanto), por lo que les “conviene”, por la poca percepción de sus capacidades naturales como la inteligencia, la imaginación, la creatividad, las emociones, la intuición y la conciencia y, finalmente, por desconocimiento del potencial que tienen para crecer y cambiar.

No existe una fórmula mágica para habitar tu misión, todos nacemos con un elemento que es distinto en cada persona; y no estamos limitados a un solo elemento, algunas personas sienten inclinación por una o más actividades. Pero hay algunas claves que pueden ayudarte a observarte y darle espacio al elemento.

Ayuda-guía para encontrar tu elemento

  • Conocer tus capacidades: observarte, preguntarte más, hacer actividades distintas que te ayuden a explorar.
  • Desafiarse a pensar diferente: ser creativa y dejar volar la imaginación. La clave es pensarte fuera de la caja.
  • Confiar en vos: proponete ir más allá y expandirte.
  • Buscar un sponsor: rodearte de personas que aporten valor a tu vida, te guíen y saquen lo mejor de vos.
  • Buscar tu tribu y círculos de influencia: conectarte con personas con las que compartas gustos, deseos y pasiones; te vas a sorprender de la generosidad y la abundancia que se generan en esos grupos.
  • Nadar contra la corriente: que no te importe la mirada ajena, siempre que estemos en la búsqueda de nuevos caminos va a haber opiniones detractoras. Y acordate de que a veces nosotras mismas podemos ser nuestras peores boicoteadoras.
  • No te desanimes, nunca es demasiado tarde: podemos crear y diseñar nuestra carrera, y también recrearla cuantas veces haga falta. Ya nada es estático y todo cambia a ritmos muy ágiles.

EXPLORÁ MÁS ALLÁ

¿Qué impide que nos preguntemos qué es lo que de verdad nos gusta? ¿O qué contribución queremos dejarle a este mundo?

En su libro Volver al amor, Marianne Williamson dice que no es nuestra oscuridad sino nuestra luz lo que más nos asusta. Como la vida no es lineal, es orgánica y circular, cada una de nosotras tiene en sus manos la posibilidad de diseñar nuevas realidades e identidades cada vez. En definitiva, somos las dueñas y arquitectas de nuestro desarrollo.

#takeoverdelectoras. Participaron en texto e ilustración de esta nota: Gaby Hostnik. 37 años. Mentora de carrera y Head Hunter. Agustina Lopes. 29 años. Diseñadora gráfica e ilustradora.

Además te mostramos Derrotá a tu dragón: una aventura para llegar a ser quien sos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.