Suscriptor digital

Avicii advirtió que su carrera podía matarlo en un documental

El DJ y productor le había dicho a su equipo que necesitaba retirarse, porque sino iba a terminar muerto
El DJ y productor le había dicho a su equipo que necesitaba retirarse, porque sino iba a terminar muerto Fuente: Archivo
(0)
24 de abril de 2018  • 17:30

Entre el 2002 y el 2006, el DJ y productor musical Tim Bergling, más conocido como Avicii grabó un documental sobre su vida y su carrera llamado Avicii: True Stories. Allí muestra el ritmo que llevaba durante las giras y el momento en que tomó la decisión de retirarse de la música, sorprendiendo a todo el mundo.

Días después de su repentina muerte, a los 28 años de edad, las imágenes del documental toman otra dimensión. Allí se puede ver como el joven le advierte a su manager que ese ritmo de vida lo iba a matar. "Si no paro me voy a morir", decía en medio de un tour mundial.

El film, presentado en octubre del año pasado, fue hecho por un amigo de Avicii, Levan Tsikurishvili, que lo siguió durante cuatro años para registrar la creciente fama del DJ. Comienza con el joven anunciándole a su equipo que se iba a retirar de la música."Yo les he dicho que no iba a ser capaz de seguir tocando, que me iba a morir. Se los dije muchas veces. Por eso no quiero escuchar que debería hacer algún show más", expresaba ante la cámara después de anunciar que dejaba su carrera.

El sueco, que solía ganar 250 mil dólares por noche y un total de 24 millones de dólares por año, sufría de enfermedades mentales y luchaba con una adicción al alcohol. "Cuando decidí parar, esperaba algo completamente diferente, esperaba apoyo, sobre todo considerando las cosas por las que tuve que pasar", le cuenta a su amigo en el documental. "He sido muy abierto con todo mi equipo de trabajo, y todos me conocen. Todos saben que he tenido ansiedad y que he estado muy cansado. No esperaba que comiencen a presionarme para que haga más shows".

"Ellos vieron cómo me sentía mientras hacía shows, pero me rechazaron cuando les dije que iba a parar", continuó relatando el artista, que siempre fue muy abierto sobre los problemas de ansiedad que sufría y como utilizaba el alcohol para hacerle frente a su timidez y el rechazo a ser el centro de atención. Como consecuencia de esto, a los 21 años fue diagnosticado con pancreatitis aguda.

En el día de hoy, su familia publicó un comunicado agradeciendo el cariño de la gente. "Gracias a todos por las iniciativas para honrar a Tim, con encuentros públicos, campanas de iglesias tocando su música, tributos en Coachella y minutos de silencio alrededor del mundo", expresaron. La causa de su muerte todavía no se conoce, pero la policía de Oman aseguró que no hay sospecha de actividad criminal.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?