El vino argentino se recupera del asedio chileno: comenzaron a caer las importaciones

Andrés Krom
(0)
25 de abril de 2018  • 17:23

La industria argentina del vino tuvo años buenos y malos, pero el 2017 se podría caracterizar con una tercera denominación: fue catastrófico. Las ventas locales, que representan el 80% de la facturación, cayeron 5,4%, mientras que la exportación se redujo 7,3%. Además, las lluvias de El Niño y una helada de primavera a fines de 2016 arrasaron con la cosecha y dejaron a las bodegas sin uva, su materia prima fundamental.

¿La consecuencia? Un salto violento en las importaciones. Según datos provistos por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), el ingreso de vino a granel extranjero (empleado en Tetra Brik y las botellas más baratas) creció 787%, hasta 804.294 hectolitros, mientras que en el caso del fraccionado la suba fue de 217%, hasta 8046 hectolitros. Sumados, una variación del 772% en tan solo un año.

Los datos duros parecen avalar que en 2018 no se repetirá la avalancha importadora. Aunque el último informe del INV señala que en marzo entraron al país 392 hectolitros de vino fraccionado, 15% más que en el mismo período de 2017, la importación de vino a granel experimentó una baja estruendosa: pasó de 128.984 hectolitros a cero.

Un año para olvidar

Nadie quiere volver al año pasado. "La principal explicación de este aumento fueron las cosechas extremadamente bajas, las peores en 50 años", dijo Carlos Fiochetta, gerente general de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar). "No había vino, sobre todo tinto, que es el grueso de lo que comercializa en el país, tanto en el mercado interno como externo. Casi todo ha sido vino a granel, que en general no se importa", añadió.

José Zuccardi, director de Bodegas Zuccardi, coincide en que se trató de un tema "estrictamente" coyuntural. "La mala campaña de 2016 y 2017 dejó a la industria vitivinícola sin stock y, frente a esta situación, las propias bodegas tuvieron que importar para satisfacer la demanda -sostuvo-. Ahora quizá queda algún remanente de importación, pero estamos terminando una muy buena cosecha."

La crisis argentina redundó en ganancia para Chile. El país trasandino aportó 771.909 de los 812.341 hectolitros importados, cifra equivalente al 95% del volumen. Algo más abajo se ubicó España, el tercer mayor exportador del planeta, con 33.766 hectolitros, alrededor del 4%, mientras que Francia, Italia, Sudáfrica y Australia, entre otra decena de países, se dividieron el 1% restante de la torta.

Este desembarco chileno en las góndolas cayó mal en la vecina provincia de Mendoza, donde Omar Félix, exintendente de San Rafael y diputado nacional por el PJ, presentó un proyecto que busca frenar las importaciones de vinos a granel por diez años. La iniciativa propone asimismo medidas para proteger la cosecha y aumentar el acceso de los productores a créditos y exenciones fiscales.

En el sector creen que lo peor ya pasó y que este tipo de propuestas genera más perjuicios que ventajas. "Con estos temas hay que trabajar mejor sobre una política de stock para evitar que vuelvan a ocurrir estas cosas. El desencadenante fue la baja producción", expresó Zuccardi, quien agregó que "este tipo de situaciones no se resuelven con una ley, hay que trabajar en la planificación."

El Gobierno, por su parte, parece compartir esta mirada. Fuentes de la industria que estuvieron reunidas con el presidente Mauricio Macri en septiembre del año pasado señalaron a este diario que el mandatario descree de los beneficios este tipo de proyectos. "Es muy difícil salir a venderle al mundo si no estamos dispuestos a comprar nada", habría dicho Macri frente a representantes de la industria.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.