Vinos y fútbol: un maridaje premium que gana terreno en las góndolas

Fuente: LA NACION
Desde el club Barcelona hasta el astro Leo Messi, pasando por el ruso Lev Yashin y River Plate, la industria vitivinícola se expande con etiquetas futboleras de alta calidad en busca de atraer nuevos consumidores
Sofía Diamante
(0)
25 de abril de 2018  

Un maridaje perfecto comienza a nacer entre la industria del vino y el fútbol. Históricamente asociadas con botellas de mala calidad, las etiquetas con referencias futboleras ganan visibilidad y se posicionan en el segmento premium de las vinotecas.

El Fútbol Club Barcelona fue una de las primeras instituciones que cruzaron el Atlántico para encontrar en Mendoza un socio que diseñara la línea oficial de vinos del equipo para el Mercosur.

"El representante de la marca Barcelona a nivel mundial es Nike y triangula la gestión de los derechos con los agentes oficiales de cada mercado. El club, a través de su agente local IMC, nos contactó luego de ver nuestro trabajo de cobranding con la Unión Argentina de Rugby (UAR), donde somos sponsors de los Pumas desde 2012", cuenta Gastón Cuaranda, jefe de marketing de Bodega Estancia Mendoza.

De la alianza con el club catalán nacieron cuatro etiquetas de vino con el escudo del Barcelona, que van de una línea reserva (malbec y cabernet) de $200 a un espumante (pinot noir) de $350 y el malbec premium de $420.

"El fútbol como driver de comunicación permite otra cercanía que tal vez otros deportes no generan", explica Cuaranda, que destaca el nivel de meticulosidad que tiene el Barcelona con su marca.

Fuente: LA NACION

"Para el desarrollo de los productos trabajamos con el estudio Amaya-Pulenta (especializado en el diseño de packaging a nivel mundial) y con más de 10 manuales de marca (para tomar dimensión del profesionalismo y la construcción de nombre que tienen). Fue un proceso que duró seis meses", agrega.

Desde el lanzamiento de los vinos, en enero de 2017, la bodega lleva producidas 232.000 botellas que se venden en la Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile y Bolivia, y están cerca de cerrar la extensión de la licencia para Perú, Colombia y Ecuador.

En tanto, el 10 del Barcelona, Lionel Messi, también tiene su línea de vinos con la etiqueta de su fundación. La alianza en este caso es con Bodegas Bianchi, la empresa mendocina de San Rafael que estuvo a cargo del vino que ofreció el crack en su casamiento, el año pasado, y del que regaló después a sus invitados junto con otros productos criollos.

"Tuvimos mucha difusión con el casamiento de Messi; lo cubrieron todos los diarios del mundo, de El País de España al Washington Post de Estados Unidos. Estar presentes nos dio mucho reconocimiento internacional", dice Adrián Cura, gerente de marketing de la bodega.

La empresa exporta el 20% de sus productos, que tienen como destino Estados Unidos, Inglaterra, China y Japón.

Fuente: LA NACION

Con la etiqueta de la fundación de Messi se produce el L10 malbec premium, con 12 meses de crianza entre barrica y botella ($280), y los L10 malbec y L10 torrontés (las dos uvas emblemáticas de la Argentina), que cuestan $160. Parte de lo recaudado por las ventas se usa para fines sociales. En el casamiento, en tanto, se sirvió el Famiglia Bianchi malbec, que tiene un valor de $320.

Con presencia mundialista

Lev Yashin es el único arquero en la historia en ganar un balón de oro. Conocido como la Araña Negra (por la ropa oscura que usaba debajo del arco), el jugador ruso no solo es el futbolista homenajeado en el póster oficial del Mundial de Rusia 2018, sino también la imagen de la etiqueta de uno de los vinos de la bodega mendocina Alpasion.

El magnate ruso Andrei Peregoudov es uno de sus 56 socios dueños de la empresa vitivinícola. Pero además fue el encargado de la reconstrucción del VTB Arena, el estadio donde juega como local el Dynamo Moscú, y donde se llevarán a cabo el partido inaugural y la final del Mundial.

"Es el primer vino que sacamos con la etiqueta personalizada de un futbolista. Fue idea de Peregoudov para que el vino esté presente en la reinauguración del estadio. Ya enviamos un contenedor con 9000 botellas para vender también en los restaurantes de Moscú para acompañar el clima del Mundial. En la Argentina quedó una edición limitada de entre 300 y 500 botellas, que solo se consiguen en nuestro viñedo, en el Valle de Uco. Cada una cuesta $575", dice Guillermo Cacciaguerra, gerente general de Alpasion.

Fuente: LA NACION

La bodega nació de un grupo de ocho empresarios extranjeros que se conocieron haciendo un curso de liderazgo empresarial en Francia. Al quedar todos como amigos, decidieron hacer un negocio juntos para seguir en contacto. Después de analizar diferentes ideas en una charla poscena vieron que lo que más los unía era el vino. Ninguno tenía experiencia en la industria vitivinícola, pero decidieron emprender el proyecto en Mendoza, por el mayor potencial de rentabilidad que tenía la zona.

"En otros países quizás sea más fácil iniciar un proyecto vitivinícola, pero es mucho más caro comprar una bodega en California o en Bordeaux. Cuando se fundó el viñedo, en 2010, arrancó con 15 socios. Después se abrió a venta de inversiones y ahora son 56, donde no hay ningún argentino", dice Cacciaguerra.

Monumental

Con la frase "La banda roja que nos atraviesa nos une", River Plate lanzó en 2015 su propia línea de vinos en alianza con Finca Agostino. Una partida limitada de 50 botellones de espumante de tres litros se elaboró especialmente en conmemoración de los festejos por la obtención de la Copa Libertadores de ese año. El brut nature, en botella numerada, costó $4000 por unidad.

"Es la primera vez que sale en el mercado un vino relacionado con el fútbol que es de media y alta gama. Antes los vinos con etiquetas de clubes de fútbol eran de calidad media baja, estaban pensados como obsequios", dice Fernando Anitori, director comercial de la empresa para América Latina y Asia.

Entre la gama de productos con la etiqueta del millonario se encuentran el vino River malbec, que tiene seis meses de barrica y cuesta $200; el Monumental, un blend de 70% syrah y 30% malbec ($360), y el espumante de litro y medio que vale $360.

Fuente: LA NACION

"La idea era acercar el vino a otro tipo de consumidor, aprovechar la masividad que tiene el mundo del fútbol. Pero no producimos las botellas para que las compren y las coloquen en una vitrina. Son vinos para tomar, que tienen personalidad", explicó.

"La alianza fue un buen resultado, nos hizo más conocidos, mucha gente se comenzó a interesar por la bodega y viene a conocer la finca. La imagen de River generalmente está más asociada a un nivel adquisitivo alto, por eso la presentación con la bodega, que tiene una infraestructura de alta gama, con un hotel de cinco estrellas", concluyó Anitori.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.