Industrias creativas y culturales: ¿La cuarta revolución industrial?

Más de la mitad de los trabajos que hoy conocemos desaparecerán en las próximas décadas
Más de la mitad de los trabajos que hoy conocemos desaparecerán en las próximas décadas Fuente: Archivo
Daniel Santa Cruz
(0)
17 de mayo de 2018  • 01:39

"La humanidad está ingresando en la Cuarta Revolución Industrial, donde la automatización, la robotización y la inteligencia artificial va a tener un impacto profundo a nivel de empleo. Todo lo que pueda ser automatizado, lo será", dice a LA NACION Gerardo Neugovsen, consultor y director del Diplomado Internacional en Planeamiento y Gestión de Industrias Creativas y Culturales.

"Diversos estudios indican que en los próximos 15 años se perderán más de 800 millones de puestos de trabajo por esta transformación productiva, pero también señalan que los trabajos que menos serán afectados son las actividades basadas en la creatividad y en la interacción humana, dado que las máquinas no pueden replicar estos procesos", agrega convencido el especialista.

El Foro Económico Mundial alertó, también, que el 60% de los trabajos actuales desaparecerán en las próximas décadas debido al avance de la "automatización" y que los tres requerimientos que tomarán en cuenta en el futuro los empleadores serán: la resolución de problemas complejos, el pensamiento crítico y la creatividad.

Teniendo en cuenta este contexto, es más sencillo entender por qué el impacto producido en la economía por el progreso de las Industrias Creativas y Culturales (ICC) acapara la atención de los economistas, que comenzaron a ver en ellas una fuente de desarrollo que permita una vía de solución al problema del desempleo, sobre todo en esta parte del mundo.

El Foro Económico Mundial alertó que el 60% de los trabajos actuales desaparecerán en las próximas décadas por el avance de la "automatización" y que los tres requerimientos futuros de los empleadores serán: la resolución de problemas complejos, el pensamiento crítico y la creatividad

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) habla de ellas como parte de la nueva "economía naranja" o "economía creativa" y ya son tomadas muy en cuenta como parte de sus políticas de planificación. Mientras que la Agencia de Comercio y Desarrollo de Naciones Unidas (Unctad) realizó la primera investigación mundial sobre "economía creativa" en 2008, que repitió en 2013, donde evidenció la potencia del sector.

¿Qué son las industrias creativas?

Para la Unesco las industrias culturales y creativas son: "aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial".

Expansión local de las ICC

En la Argentina, según fuentes oficiales, la economía creativa genera el 3% del PBI del país e involucra empleo para casi medio millón de personas, ocupando un 2,5% del mercado laboral.

En la Ciudad de Buenos Aires es donde más desarrolladas están las Industrias Creativas y Culturales. Allí generan el 8% del PBI y casi el 10% del empleo, siendo la industria audiovisual las más desarrollada ocupando el 20% del mercado formal de trabajo.

La humanidad está ingresando en la Cuarta Revolución Industrial, donde la automatización, la robotización y la inteligencia artificial va a tener un impacto profundo a nivel de empleo
Gerardo Neugovsen (director del Diplomado Internacional en Planeamiento y Gestión de Industrias Creativas)

Las ICC ya se están desplegando en el interior del país. Con mucha dinámica se establecieron en Mendoza, impulsando el crecimiento del mercado de multimedia y cinematografía, en Jujuy y Salta con emprendimientos relacionados con el turismo y en Santa Fe, donde se destaca el desarrollo de la industria del diseño.

Buenas y malas, pero con perspectivas positivas

Los indicadores muestran un auge del sector, al punto que se ubica por encima de la media regional en cuanto a su influencia en el mercado laboral. Sin embargo, en algunos aspectos la actividad ha caído.

En la Ciudad de Buenos Aires es donde más desarrolladas están las Industrias Creativas y Culturales. Allí generan el 8% del PBI y casi el 10% del empleo, siendo la industria audiovisual las más desarrollada ocupando el 20% del mercado formal de trabajo

"Cuando lanzamos nuestra agencia de diseño gráfico hace 15 años tuvimos un gran impulso, sobre todo apoyados por el Centro Metropolitano de Diseño, pero en los últimos años la actividad cayó. Ahora estamos reconvirtiéndonos, presentando cursos en el CMD sobre fidelización de clientes para mantenernos, pero hoy cuesta mucho más", dice a LA NACION Monica Bohl, de la Agencia Luz Verde, que en su mejor momento supo tener como clientes a Volkswagen y a varios municipios del conurbano.

Consultado por LA NACION, Gabriel Mateu, sociólogo y miembro del equipo de investigación del Observatorio de Industrias Creativas (OIC) del GCBA, señala: "Hace unos años el sector está siendo castigado por lo que llamamos la elasticidad de demanda. Al bajar el poder de consumo, la gente comienza a ajustarse y deja de consumir insumos culturales: libros, cine, teatro, etc."

Para Neugovsen, "es indudable que el contexto inflacionario está impactando negativamente en la actividad cultural y creativa en la Argentina". "Pero creo que hay que ser cuidadosos de no confundir una baja en los niveles de consumo por cuestiones coyunturales y que tienen que ver con la macroeconomía, con la salud y el desarrollo del sector, el cual continúa en plena actividad", aclara.

"Hay que considerar los aspectos motivacionales y estratégicos. Las ICC aglutinan a personas que están motivadas por el desafío de hacer algo nuevo, que agregue otros valores a la sociedad, quedando lo económico en segundo plano", explica Neugovsen, y agrega: "Muchos empleados, como mandos medios y altos de grandes empresas con buenos salarios, mostraron no estar satisfechos con lo que hacían. Así buscaron alternativas laborales relacionadas con temas culturales y creativas, como una galería de arte o un espacio multitemático, o dedicarse a alguna disciplina como el cine o la fotografía".

Exportar bienes y servicios culturales

Los datos de la Cuenta Satélite de Cultura, del Ministerio de Cultura de la Nación , referidos al comercio exterior de bienes y servicios culturales del año 2016 y su participación y dinamismo en relación con el comercio exterior total, señalan que las exportaciones están estancadas y que aumentaron las importaciones de bienes y servicios culturales. Como resultado, la balanza comercial es deficitaria en 430 millones de dólares según datos de 2016, los últimos recabados, ya que las mediciones se hacen cada dos años.

A nivel global, la Argentina fue el décimo tercer país con más exportaciones de servicios culturales en 2015 en un ranking que lidera Luxemburgo con el 24,4%, seguido por Francia con el 13,3%

En las últimas décadas, los servicios vienen ganado cada vez más participación en el comercio internacional, debido a las mejoras en tecnología, comunicación y conexión. En promedio, éstos representaron el 69% del total comercializado en cultura.

A nivel global, la Argentina fue el décimo tercer país con más exportaciones de servicios culturales en 2015 en un ranking que lidera Luxemburgo con el 24,4%, seguido por Francia con el 13,3%.

La industria editorial fue la que mayor participación tuvo en el comercio exterior de bienes culturales: en 2016, el peso de las exportaciones editoriales en el total de bienes culturales fue del 83%. La segunda industria más importante en el comercio exterior de bienes culturales fue la audiovisual, que en 2004-2016 representó, en promedio, el 15% de las exportaciones y el 25% de las importaciones culturales. No obstante, en el último año las exportaciones de los sectores "artes plásticas y visuales" y de "producción y edición musical" superaron en participación a las del sector audiovisual.

Líderes en Sudamérica

El 73% de las exportaciones culturales argentinas se destinaron a países de Sudamérica. Con respecto a los principales orígenes de las importaciones de bienes culturales, en 2016 casi el 40% provino de países europeos; luego siguen las compras a China y América del Norte. De manera que el saldo comercial de la Argentina con el resto del mundo presenta un positivo con respecto a América Latina, especialmente con América del Sur, y un saldo negativo con el resto de las regiones, especialmente con Europa, Asia y América del Norte.

Capacitar emprendedores y empresarios del sector

Hoy existen alternativas para capacitar a emprendedores y empresarios, como los cursos y talleres que se dictan en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD). También hay diplomados internacionales para gestores culturales y funcionarios públicos como el que el Instituto Universitario Eseade dictará próximamente. Se trata de un Diplomado Internacional en Planeamiento y Gestión de Industrias Creativas y Culturales orientado a este tipo de perfiles. "Gerenciar un emprendimiento basado en activos intangibles como la cultura y la creatividad, requiere de habilidades y conocimientos específicos, diferentes a los que se requieren para las industrias tradicionales", explica Gerardo Neugovsen.

¿Es apresurado llamar esta nueva dinámica de la economía la Cuarta Revolución Industrial? El tiempo responderá este interrogante. Por ahora sabemos que está en marcha una nueva forma de producir, con la "creatividad" como principal sostén y motor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.