Avengers: Infinity War, un film lleno de superhéroes que no se lucen

La superpoblación de estrellas atenta, en Avengers: Infinity War, contra el brillo que cada una merece por separado
La superpoblación de estrellas atenta, en Avengers: Infinity War, contra el brillo que cada una merece por separado
Diego Batlle
(0)
25 de abril de 2018  • 16:47

Avengers: Infinity War (Estados Unidos/2018). Dirección: Anthony Russo y Joe Russo. Guion: Christopher Markus y Stephen McFeely. Fotografía: Trent Opaloch. Música: Alan Silvestri. Edición: Jeffrey Ford y Matthew Schmidt. Elenco: Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Josh Brolin, Chadwick Boseman, Mark Ruffalo, Zoe Saldana, Chris Evans, Chris Pratt, Benedict Cumberbatch, Dave Bautista, Don Cheadle, Tom Holland, Paul Bettany, Gwyneth Paltrow, Elizabeth Olsen y Scarlett Johansson. Distribuidora: Buena Vista International. Duración: 149 minutos. Calificación: Apta para mayores de 13 años. Nuestra opinión: buena

Diez años, tres fases y 19 películas han pasado desde Iron Man (2008) hasta Avengers: Infinity War , película que es algo así como una fiesta a la que han sido invitados todos los superhéroes de Marvel (y nadie pega el faltazo, por supuesto). El resultado es contradictorio: por un lado, los fans disfrutarán de verlos juntos, pero al mismo tiempo ninguno tiene demasiado tiempo en pantalla como para lucirse en serio. Cada uno carga con algún trauma personal, tiene un par de parlamentos graciosos o solemnes, participa en alguna escena de acción y a otra cosa. Es como esos conciertos a beneficio en los que se van subiendo al escenario múltiples figuras para aportar un par de acordes, un estribillo. El efecto de acumulación aporta por un lado (hay tantas estrellas como para armar dos equipos de fútbol), pero también quita por el otro.

Más allá de ver en pantalla al elenco completo de Marvel (léase desde Iron Man hasta Hulk, pasando por Thor, Capitán América, Doctor Strange, El Hombre Araña, Pantera Negra y hasta el equipo de Guardianes de la Galaxia), si hay algo que eleva la valoración de Avengers: Infinity War no son sus múltiples superhéroes, sino -por el contrario- su imponente villano: el Thanos de Josh Brolin (una mixtura entre Hellboy y Darth Vader) tiene más minutos y matices en pantalla que cualquier otro personaje.

Trailer: Avengers - Infinity War

02:23
Video

La premisa es básica y se plantea desde la primera escena: Thanos y sus secuaces tratan de apoderarse una por una de seis gemas, ya que la posesión de todos esos cristales les garantizará el dominio del universo. Lo que sigue dentro de los 149 minutos (que jamás abruman) del film de los hermanos Russo son batallas (auténticas masacres) que transcurren tanto en lugares reales (Nueva York) como ficcionales (Titan, Knowhere o la Wakanda que conocimos hace poco en Pantera Negra).

Más allá de la extensa duración del film, no hay demasiado tiempo para desarrollar en profundidad ningún conflicto (los superhéroes que estaban distanciados o peleados entre sí aparecerán juntos en el plano siguiente), pero si no hay espacio para esas "nimiedades" los directores nos regalan sobre todo en la segunda mitad vertiginosas escenas de masas y un despliegue de efectos visuales asombroso. En verdad Avengers: Infinity War funciona como la primera parte de algo todavía mucho más grande que vendrá el año próximo con la cuarta entrega de Los Vengadores.

Los Avengers juegan a saber qué saben de sus compañeros - Fuente: ABC

10:44
Video

En ese sentido, esta vez sí es recomendable que el público tenga la suficiente paciencia como para soportar los larguísimos créditos finales y apreciar la escena que aparece después: no se trata de una mera humorada, de un guiño cómplice o de un adelanto de un personaje que llegará en una película de la factoría de aquí a cinco años sino de un cliffhanger perfecto para esperar con ansiedad la continuación de esta historia y el cierre definitivo de la denominada Fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?