Pity Álvarez habló del show de Viejas Locas que no realizó en Tucumán: “Fui estafado”

Pity llegó 8 horas tarde al estadio y cuando salió al escenario fuer recibido con insultos y botellazos
Pity llegó 8 horas tarde al estadio y cuando salió al escenario fuer recibido con insultos y botellazos Crédito: Gentileza Franco Vera/La Gaceta de Tucumán
El músico se refirió por primera vez de la presentación que terminó con una torre de sonido prendida fuego y destrozos de los equipos de su staff técnico
(0)
25 de abril de 2018  • 14:00

“Al regresar de Tucumán no tuve dudas que fui estafado, usado y engañado”, dijo Pity Álvarez en su reaparición pública después del escandaloso recital de Viejas Locas en el estadio de Argentinos del Norte de San Miguel de Tucumán, que no se llevó a cabo el 7 de abril porque llegó 8 horas tarde al lugar y el público reaccionó prendiendo fuego una torre de sonido y un puesto de merchandising, y destrozando equipos del staff técnico de la banda.

En la carta que le envió a la agencia de noticias Télam, el ex Intoxicados no mencionó a Lucas Salinas, el productor de la fecha. Además aseguró que estuvo “varios días en la cama sin ganas de salir, escuchar ni ver a nadie; con una angustia, impotencia, depresión”. “Ahora que estoy mejor, quiero decir que si en alguna forma soy culpable, fue por ser tan ingenuo y confiar tanto en las personas”, agregó en el cierre del comunicado.

En una entrevista que había dado a La Gaceta de Tucumán pocos días después del 7 de abril, el productor del recital confirmó que no iba a haber devolución del dinero de las entradas que el público (7.000 personas) había comprado a 700 pesos y contó la informalidad con la que se manejó con Pity desde que acordaron trabajar juntos “de palabra”. “Siempre fui su coproductor, no fui su manager ni le compré ninguna fecha. Quizás me hubiese convenido pautar un monto de dinero y listo, pero no fue así. Era 50% de la recaudación para cada uno. Su idea era que si metíamos más público del previsto, se llevaba más plata. Era a su favor", explicó Salinas.

Según el relato del productor, Pity ya había expresado esa idea de que lo estaban traicionando. “El problema fue de dinero, pero no por parte mía, le iba a pagar todo lo que correspondía”, contó Salinas. “El tema fue que los aplaudidores que lo rodean le dijeron que íbamos a meter 10.000, 12.000 y hasta 15.000 personas. Hubiese sido buenísimo, pero la realidad es que cada vez que veíamos cuántas entradas se iban vendiendo, las cifras eran otras y él no me creía."

Además, había otra traba para la realización del show: el estadio estaba clausurado. Desde el staff de Viejas Locas dicen que se enteraron recién cuando llegó al lugar y piensan que “Pity los estafó a todos”.

“Hicimos un presupuesto de los equipos que perdimos y suman alrededor de 50.000 dólares”, dijo el sonidista Roberto Parra a Rolling Stone en una nota que sale en la edición de mayo de la revista. Entre el incendio, los saqueos y los destrozos, el staff del grupo perdió tres computadoras, seis placas de video, cables, una consola de luces, otra de sonido y la batería que Fernando Samalea se había hecho especialmente para el show.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.