Comenzó a caer el empleo público en las provincias

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
Francisco Jueguen
(0)
26 de abril de 2018  • 11:34

Si el Gobierno quería comenzar a ponerle un techo al crecimiento del empleo público -sobre todo en provincias- con la ley de responsabilidad fiscal aprobada el año pasado, los números parecen comenzar a mostrar que los estados ya son más prudentes a la hora de contratar.

El número de trabajadores totales del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), procesado por el Ministerio de Trabajo, mostró en febrero pasado un avance interanual de 1,8%, pero una caída mensual desestacionalizada de 0,1 por ciento. Cuando ese número se mira más de cerca, el sector público muestra una baja de 14.900 trabajadores (-0,5%). En tanto, el sector privado se mostró sin cambios, con un aumento de 1700 empleados.

"Es posible que la ley de responsabilidad fiscal haya generado un impacto en cuanto a la reducción del empleo público"; afirmó José Anchorena, director nacional de estadísticas laborales del Ministerio de Trabajo en el habitual encuentro de todos los martes de fin de mes para evaluar los datos que arroja el mundo del trabajo. Según afirmó el funcionario, el 75% del total del empleo público pertenece directamente a las provincias.

La ley de responsabilidad fiscal afirma que todas las jurisdicciones del país deberán mantener constante el gasto corriente primario en términos reales y el gasto primario total en el caso de las deficitarias (o con servicios de deuda superiores al 15% de los recursos corrientes).

En segundo término, el Gobierno y las provincias se comprometieron a no aumentar la relación de cargos ocupados en el sector público existente al 31 de diciembre de 2017, respecto de la población proyectada de cada jurisdicción. Este dato será aportado no por las direcciones provinciales, sino por el Indec, según la letra de la ley.

Además de los datos sobre el sector público, Trabajo difundió ayer los números de febrero sobre el empleo registrado privado, que sigue mostrando un crecimiento pero a cuentagotas, lo que prácticamente mantiene el estancamiento que se observa desde 2011. En el segundo mes del año, se sumaron 3700 trabajadores en el mes (+0,1%). En la medida interanual hubo un crecimiento de 1,3%, o sea, unos 77.900 trabajadores más en el sector. La construcción continúa siendo el sector más dinámico (+9,1 anual) y la industria sigue sin recuperarse (-1,4%).

"Hay más crecimiento del empleo privado registrado que independiente en los últimos meses", afirmó Anchorena, que recalcó los datos de fortalecimiento de la economía que ayer difundió el Indec. "El registrado asalariado ahora lidera el cambio", dijo para remarcar que ya no son más los independientes (monotributistas y autónomos) aquellos que impulsar los datos. Según los datos SIPA, de los más de 216.000 trabajadores nuevos en febrero, un 63% son asalariados.

La semana pasada, el Indec ratificó que la mejora de la economía en 2017 dio sus frutos, ya que se registraron más puestos de empleo. Basado en los datos de la Cuenta de generación del ingreso e insumo de mano de obra del PBI, la cantidad de puestos de trabajo (que incluye el llamado pluriempleo, es decir, a aquellos que tienen dos o más ocupaciones) trepó un 1,5% el año pasado. Esos puestos pasaron de 19.993.000 a 20.297.000.

Los puestos de trabajo asalariados crecieron 1% en 2017, mientras que los no asalariados, entre los que se encuentran los cuentapropistas o los que hacen alguna "changa", avanzaron 3,1 por ciento. Dentro de la categoría de quienes cobran un salario, están los formales (+0,9%) y los informales, o aquellos a los que no se les hacen aportes a la seguridad social (+1,3%).

Por otro lado, según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), el empleo en febrero mostrará una mejora anual de 1%. Por otro lado, la expectativa de contratación es positiva para los próximos tres meses y llega al 5,9%, según indicaron la cartera que dirige Jorge Triaca.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.