Pity Álvarez dijo que lo "estafaron" luego del fallido show en Tucumán

Tras 20 días sin hablar, ayer el músico responsabilizó al productor
Tras 20 días sin hablar, ayer el músico responsabilizó al productor Crédito: Fernando Gutierrez
(0)
26 de abril de 2018  

El músico Cristian "Pity" Álvarez , cantante de Viejas Locas , dijo que se sentía "estafado, usado y engañado" luego del fallido y escandaloso show en San Miguel de Tucumán que tuvo que ser suspendido, lo cual derivó en que un grupo de fans prendiera fuego el escenario. Así se desligó de la responsabilidad por la no devolución del valor de las entradas al público y ofreció dar un show gratuito a beneficio.

Álvarez, de 45 años, decidió hablar en forma pública por primera vez a través de una carta escrita enviada de manera exclusiva a la agencia Télam, en la que culpó al productor del espectáculo, Lucas Matías Salinas. "Al regresar de Tucumán no tuve dudas de que fui estafado, usado y engañado. Estuve varios días en la cama sin ganas de salir, escuchar ni ver a nadie; con una angustia, impotencia, depresión, no sé, un sentimiento que no puedo explicar con palabras. Me llevó este tiempo poder salir de esto, y ahora que estoy mejor quiero decir que si en alguna forma soy culpable fue por ser tan ingenuo y confiar tanto en las personas", comienza la carta pública del cantante.

El show previsto en el estadio Argentino del Norte estaba anunciado para las 23 del sábado 7 del actual; sin embargo, no fue hasta las cinco de la mañana, tras seis horas de espera, que Álvarez apareció sobre el escenario. A la 1.30 los organizadores pusieron en las pantallas gigantes del estadio un video grabado con un celular donde el músico se disculpaba con sus seguidores: "Chicos, tuve un problema gravísimo. Se lo puedo contar en un ratito, puedo llegar en una hora y media, estoy en Buenos Aires yéndome en un avión privado que me va a llevar directamente", contaba el cantante en la filmación.

A las 4.30, el público seguía sin novedades de su paradero y algunos fans empezaron a golpear la cabina de sonido. Cuando la organización decidió llevarse los equipos, los espectadores prendieron fuego los racks donde se trasladan parlantes, consolas y elementos de la torre de sonido.

Pity finalmente apareció a las 5 acompañado en el escenario por personal de seguridad. El público lo insultó y le arrojó objetos.

El productor, Lucas Salinas, rápidamente aclaró que era imposible devolverle el valor de las entradas al público porque, dijo, está pagando "todas las cosas que le correspondía pagar a Pity Álvarez", a la vez que señaló que la clausura bromatológica que sufrió el estadio en los días previos al recital "en parte también fue por culpa de Pity". "Yo estuve una semana en Buenos Aires porque él quería verme y nunca me atendía. Al final, me volví para tratar de solucionar el tema de la clausura", expresó. Ahora el cantante de Viejas Locas dio su versión, tras el consejo de su abogado Sebastián Quejeiro, y se presentó como "víctima y damnificado" del productor y se compadeció de la situación del público. "La causa del problema fue de dinero y que el predio donde se realizaría el evento no estaba habilitado. Soy claro cuando hablo. No me gusta la gente que miente y oculta cosas", explicó Pity. Y concluyó: "No estaban a la altura de la magnitud del show que se estaba por realizar. Incluso nos enteramos por las redes de que existía una venta de entradas en el local La Rockería no autorizada por la banda".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.