Suscriptor digital

Fin del aula analógica: impulsan la alfabetización digital integral

Experimentar con robótica e informática, el desafío de la escuela del siglo XXI
Experimentar con robótica e informática, el desafío de la escuela del siglo XXI Crédito: Gentileza Educar
Antes de mediados de 2019, el Gobierno distribuirá el material didáctico y el servicio de wifi en las escuelas públicas
María Elena Polack
(0)
26 de abril de 2018  

El cambio del aula analógica a la digital cuesta casi lo mismo que una mochila sin rueditas ni diseños de héroes o princesas: $650 por chico. Esa es la cifra por alumno de gestión pública que invertirá el Gobierno para desarrollar la alfabetización digital. El plan, con un costo total de $8000 millones, incluirá la enseñanza de programación y robótica en los cuatro niveles -inicial, primario, secundario y formación docente-, y conexión a Internet en los 43.411 establecimientos estatales argentinos a los que asisten 7.894.533 estudiantes y 782.380 docentes.

"Es sumamente importante que los estudiantes sepan cómo se construye el mundo digital", explicó ayer a LA NACION la directora nacional de Innovación Educativa del Ministerio de Educación de la Nación, Florencia Ripani. La funcionaria presentó junto con el gerente general de Educ.ar, Guillermo Fretes, las características del plan Aprender Conectados, de "alfabetización digital, innovación pedagógica y tecnológica para adquirir las habilidades del mundo digital" que se promete tener desplegado en todo el país antes de mediados del próximo año.

Completaron la presentación, con la exhibición de los equipos y videos, María Eugenia Alonso y Gabriel Marey, del equipo técnico de Ripani, y Sergio Laulhe, del área de innovación del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

La funcionaria estimó que en los próximos meses la conectividad, en distintos formatos según el tipo de escuela y ubicación geográfica, y el equipamiento llegarán casi al "60 por ciento" de las escuelas del país.

Entre las iniciativas que se llevarán adelante para dejar atrás el aula analógica, Ripani destacó los Núcleos de Aprendizaje Prioritario (NAP) en educación digital, programación y robótica, que serán evaluados por el Consejo Federal de Educación para su incorporación curricular en los niveles obligatorios de enseñanza.

"Asumimos el desafío de alcanzar las metas impuestas por la ley de educación nacional, que establece la necesidad de desarrollar las competencias necesarias para el manejo de los nuevos lenguajes producidos por las tecnologías de la información y la comunicación", argumentó el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, al respaldar el plan de alfabetización digital.

El equipamiento que se utilizará en la escuela y no saldrá de ella contará con series educativas y guías, tutoriales y secuencias pedagógicas diseñadas para los alumnos de esta era. Habrá videos al estilo de los tutoriales de YouTube, formatos ya muy consumidos por los adolescentes, así como dibujos animados para los más chicos, que podrán ser creados por ellos mismos.

Así como se formará a los alumnos de los tres niveles en programación y robótica, los centros de formación docente también contarán con los mismos recursos, con el objetivo de que los futuros maestros puedan contar con las herramientas para desarrollar sus clases.

En las pruebas Aprender 2017 quedó demostrado que para el 74% de los alumnos secundarios el uso de nuevas tecnologías está entre los temas más importantes por aprender y desarrollar.

"Los estudiantes comprenderán que pueden pasar de consumidores a productores digitales", sostuvo Ripani, al destacar que buena parte de las propuestas de programación estarán vinculadas con la asignatura de Matemática, así como los laboratorios virtuales mejorarán las habilidades en Ciencias Naturales.

Aprender Conectados impulsará también la generación de comunidades de enseñanza entre pares, ya que se trabajará en grupos de alumnos que podrán ayudarse entre sí.

Desde jardín de infantes, los chicos trabajarán con robots y, en la medida en que avance la escolaridad, los desafíos serán cada vez más específicos hasta el fin del secundario, donde deberán alcanzar la capacidad de diseñar sus propias máquinas.

El nivel de aprendizaje digital será medido como se evalúan Matemática y Lengua en las pruebas Aprender. Aunque no hay una fecha concreta, el primer test de Aprender Digital podría suceder el año próximo. Y el mes próximo se lanzará la primera maratón de programación. El estudiante secundario que la gane obtendrá una beca en una universidad de los Estados Unidos y el alumno primario, equipamiento para avanzar en su proyecto tecnológico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?