Los economistas descartan grandes saltos cambiarios en el corto plazo

Fuente: Archivo
La mayoría coincide en que el Banco Central hará lo posible por contener el precio de la divisa
Andrés Krom
(0)
26 de abril de 2018  

Sin sobresaltos. Para un grupo de economistas consultados por LA NACION, el precio del dólar no experimentará grandes variaciones en los próximos meses, aunque sí podría haber una corrección hacia fines de año.

"Tengo la hipótesis de que el dólar tiende a apreciarse", dijo Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de OJF. A su juicio, existen varias razones para esto. "Las exportaciones están medio estancadas. Del lado de las importaciones no pasa lo mismo, tienden a crecer porque entre 85 y 90% de las importaciones son bienes de capital, piezas, insumos, energía y combustibles, todos factores de producción -agregó-. Los bienes de consumo son solo entre el 10 y el 15% de las importaciones. Por lo cual, cuando la economía argentina crece, las importaciones tienden a crecer más rápido de lo que crece la economía y eso lleva a que el déficit de la balanza comercial tienda a subir".

"Por otra parte -estimó-, el ingreso de capitales tiende a bajar, primero porque la volatilidad de los mercados globales es más alta, entonces hay cierta búsqueda de activos de menor riesgo en otros mercados. Ayer subió la tasa del Tesoro norteamericano, con lo cual Estados Unidos empieza a ser una aspiradora de fondos a nivel global; y también tenemos estos impuestos a la renta financiera que naturalmente van a reducir el flujo de capitales. Entonces, tenés exportaciones más o menos iguales, del lado de los dólares y, en ese contexto, el dólar debería tender a apreciarse", afirmó.

En la medida en que el real no se deprecie más, habría mejora del tipo de cambio real, con un dólar de $22 hacia fin de año
J. Vasconcelos

Facundo Martínez, director de Macroview, cree que el Banco Central (BCRA) mantendrá el precio en torno a los $20. "Está decidido en el corto plazo a seguir interviniendo en el nivel que sea necesario para que no suba. Más allá de la coyuntura, lo que queda de abril, mayo y probablemente junio, está la expectativa puesta a que lo vuelva a dejar flotar y, en ese contexto, hay una situación de sobredemanda y menor oferta. En esas circunstancias, el dólar seguirá ajustándose arriba de su valor, el tema es en cuánto y hasta dónde el BCRA va a relajar su política de fijación del tipo de cambio

".

Federico Furiase, director de EcoGo, coincide en este punto. "Me parece que el mensaje del BCRA es muy claro: no hay margen para dejar correr el dólar, sobre todo por su impacto en la inflación", señaló. "Veo un dólar tranquilo, lo van a mantener quieto, pero como esta dinámica no es sostenible, en algún momento va a moverse más hacia el final del año, donde calculamos un dólar en la zona de $22 o $22,5".

Similar pronóstico hizo Jorge Vasconcelos, economista jefe del Ieral. "En la medida en que el real no se deprecie más, habría mejora del tipo de cambio real, con un dólar de $22 a fin de año. No creo que la pulseada por las tarifas desvíe la política oficial", concluyó.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.