Etiquetas que miran al Rhône

Joaquín Hidalgo
Joaquín Hidalgo LA NACION
(0)
29 de abril de 2018  

Los productores de vino buscan nuevas fuentes de inspiración. Si hace dos décadas Burdeos y California eran los modelos de vinos a seguir, ahora los ojos están puestos en otros rincones del globo.

Con el ascenso de los consumidores entendidos en el mundo, y con ellos los productores que los abastecen, regiones como el Côte du Rhône volvieron a ganar predicamento. Razones no faltan: es una de las zonas meridionales de Francia, conocida por sus altas temperaturas en verano, especialmente en el sur. Allí se elaboran algunos tintos y blancos sorprendentes que hoy son fuente de inspiración local.

Entre enólogos y sommeliers no es infrecuente hallar algunos ejemplares de Vacqueyras, Gigondas o Châteauneuf-du-Pape, por mencionar algunas de las botellas que circulan como talismanes del gusto. Con un truco: unos y otros están elaboradas con variedades casi desconocidas aquí. Y ahí es donde el cuento empieza a ponerse bueno.

A la fecha, existen en el mercado local varios vinos que miran al Rhone y que abren cancha propia siguiendo una lógica impecable: las variedades clásicas de Burdeos -cabernet o merlot, por ejemplo- tienen dificultades de adaptación a nuestros terroir, de modo que, ¿por qué no buscar mejor en otras zonas más parecidas en clima y temperatura?

Así hay ahora en el mercado algunos grenache y mouvedre, variedades que forman el corazón al sur del Rhône, mientras que en blancas despuntan dos variedades de la zona, como roussanne y marsanne, que también ofrecen hoy algunos vinos en el mercado.

¿Cuáles probar? El delicado y frutal Estancia Los Cardones Garnacha (2016, $450), más complejo Ver Sacrum Garnacha (2014, $500) y Pala Corazón Garnacha (2017, $250). En versión blanca, Zaha Marsanne (2016, $395), Geisha de Jade (2016, $500), que combina marsanne y roussanne, De Moño Rojo MRV (2016, $200), que suma viognier a la dupla, o el excepcional El Esteco Blend de Blancas, que las lleva en el corte de cinco variedades.

Son pocos, es verdad. Pero resultan la avanzada de un nuevo horizonte gustativo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.