Suscriptor digital

Los puntajes de Boca ante Palmeiras: Rossi y Wanchope Ábila, con bloopers, los aplazados

El desconcierto de Boca después de la derrota ante Palmeiras
El desconcierto de Boca después de la derrota ante Palmeiras Fuente: AP
(0)
26 de abril de 2018  • 03:33

Difícil de explicar el partido que Boca perdió ante Palmeiras, un encuentro que se tornaba fundamental pensando en la clasificación. El equipo de Guillermo Barros Schelotto jugó un buen encuentro, especialmente el segundo tiempo, pero se quedó sin nada en la Bombonera por esas cosas que tiene el fútbol: muchos méritos para incluso poder ganar, pero dos errores inexplicables y fundamentales para que el resultado termine siendo favorable a los brasileños.

Agustín Rossi (3): Al minuto de juego ya había avisado que su noche no iba a ser la mejor: rechazó encima de Keno y la pelota estuvo cerca de terminar en su arco. Y luego, en el complemento, arruinó -con una pésima decisión- el esfuerzo de su equipo por empatar: salió innecesariamente del área para cabecear un pelotazo, chocó y lastimó a Jara, la dejó corta y no tuvo reacción para retroceder luego de varios rebotes.

Leonardo Jara (6): Es cierto que Keno, en el primer gol, le gana las espaldas adentro del área, pero más allá de esa distracción su partido fue correcto. No tuvo inconvenientes por su sector, fue con fiereza a cada cruce (aspecto aprobado por los hinchas) y estuvo activo en el ataque: en el mejor momento de Boca aportó un disparo desde afuera del área que rozó el travesaño.

Santiago Vergini (6): Su partido fue tan bueno como el que jugó en el debut por la Copa. Se impuso en los duelos aéreos, ganó claridad en las salidas y hasta en una jugada se atrevió a atacar por lateral derecho y tirar un caño vistoso que levantó a la tribuna. En el segundo gol hizo lo que pudo: tapó los dos remates tras el error de Rossi, pero no pudo hacer nada ante el sombrero de Lucas Lima.

Lisandro Magallán (5): Tuvo un encuentro normal. Atento a los cruces y siendo, esta vez, una salida segura. Debió haberse ido expulsado apenas comenzada la segunda mitad por dos jugadas idénticas: pases cortos de Pablo Pérez y Carlos Tevez que debió arreglar con agresividad. De todas maneras, el error fue del árbitro chileno Tobar, que le perdonó la vida.

Emmanuel Mas (5): Al lateral izquierdo le habían costado los primeros movimientos veloces de Keno, al que luego dominó sin inconvenientes. No obstante, en el primer gol tuvo una desatención que Boca terminó pagando caro: rechazó y se relajó pensando que la pelota saldría por el lateral, pero Rocha la tomó con espacios y envió el centro preciso. Por momentos, realizó desdobles que confundieron a Pavón.

Nahitan Nández (5): Motivado por jugar su primer partido por la Libertadores con esta camiseta, el uruguayo tuvo momentos temperamentales con los que levantó a la hinchada. Estuvo cerca de convertir de cabeza cuando mejor estaba su equipo. De todas maneras, la sintonía que mantuvo en todo el semestre no se modificó: se lo nota perdido en la cancha, aún cuando sigue cumpliendo la función de volante interno.

Sebastián Pérez (6): Difícil comprender por qué Guillermo decidió sacarlo promediando el segundo tiempo. Fue uno de los mejores jugadores del equipo. Pese a su larga inactividad, tanto en su aparición contra Newell's como anoche ante los paulistas mostró un buen nivel. Pases elegantes, pelotazos con mucho sentido, además de esfuerzo y rudeza cuando las jugadas lo exigían. Incluso, fue inteligente para relevar a los defensores: aunque con suspenso, salvó el segundo tanto que bien pudo llegar unos minutos antes.

Pablo Pérez (5): En buena parte del primer tiempo, el rosarino fue el patrón del equipo a través de quites, duelos ganados en la mitad del campo y de hacerse cargo del juego. Todo eso hasta que se cansó. Desde ahí, no fue el mismo jugador. Tuvo el empate por una gran maniobra adentro del área que decidió terminar con la zurda, pero la pelota no quiso entrar por milímetros.

Carlos Tevez (4): Intentó entrar en el juego, pero una vez más no encontró su lugar en el campo. Cuando decidía jugar por la izquierda, le cortaba la carrera a Pavón. Lo más interesante se vio en el complemento, cuando con un fuerte disparo al cuerpo exigió al arquero Jailson. Magallán pudo haber sido expulsado por una imprecisión suya. Fue reemplazado a poco del final.

Cristian Pavón (6): Otra vez fue el mejor de Boca, el que más intentó. Metió un tiro libre en el travesaño en la primera mitad, pero en el segundo tiempo mostró más: desbordes, una volea que pasó muy cerca y un disparo violento que Jailson sacó a mano cambiada. Entre la resignación y el cansancio, en los últimos minutos se le acabaron las ideas y perdió algunas pelotas.

Ramón Ábila (3): Con torpeza, tuvo dificultad para pivotear y controlar las pelotas que le llegaban en la puerta del área. No se involucró en el circuito de juego. Protagonizó una jugada insólita que puede estar a la altura del error de Rossi. Porque un minuto después del primer gol de Palmeiras, se metió casi adentro del arco rival para conectar un centro raso y feroz de Pavón, pero nadie entiende cómo lo erró. Ahí también puede explicarse la derrota.

Emanuel Reynoso y Walter Bou jugaron menos de 30 minutos y, entonces, no llevaron puntuación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?