"No vengan a este recinto a mentir", pidió el ex juez Rozanski a los diputados tras defender el aborto

Juristas y abogados exponen a favor y en contra de la despenalización en Diputados
Juristas y abogados exponen a favor y en contra de la despenalización en Diputados Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Lucrecia Bullrich
(0)
26 de abril de 2018  • 13:45

El sexto encuentro de las comisiones que discuten la despenalización del aborto en la Cámara de Diputados estuvo marcado en el transcurso de la mañana por la presencia de abogados, exjueces y académicos que expusieron argumentos a favor y en contra del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Por la tarde, se espera la presencia de los ex diputados Diana Conti (Frente para la Victoria) y Manuel Garrido (UCR), entre otros.

Rozanski, a los diputados: "No vengan a este recinto a mentir" - Fuente: Tv Pública

5:47
Video

Uno de los discursos más enérgicos fue el del ex juez de la Cámara Federal, Carlos Rozanski que comenzó planteando que la ley que "criminalizó" el aborto en 1921 "es reaccionaria, misógina, retrógrada e injusta". Enseguida, aseguró que en la actualidad, en la Argentina, se practican entre 400.000 y 500.000 abortos anuales, una cifra largamente discutida durante los debates en el plenario, y trazó la diferencia entre las mujeres "ricas" que pueden abortar "en condiciones seguras" y quienes lo hacen "sin recursos y con riesgo real de morir".

En ese punto, Rozanski apuntó a las exposiciones contra la despenalización que, aseguró, "callan y falsean información "en nombre de la ética y de la moral". "Incluyen muchas mentiras", embistió. Y avanzó con un ejemplo: "En la última sesión se habló de la legalización del aborto en Uruguay y se dijo que los abortos aumentaron con la legalización. Es mentira: bajaron de 33.000 a 9.800 abortos anuales". "Por favor, no vengan a este recinto a mentir porque confunden pero además, para aquellos que son religiosos, están cometiendo un pecado".

En el cierre, Rozanski se dirigió a los diputados, no más de no más de dos docenas, que escuchaban su exposición. "Acepten la realidad".

Exposición del ex juez Rozanski
Exposición del ex juez Rozanski Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

"Produzcan un derecho que todos necesitamos: la legalización de la interrupción del embarazo sin dolor, sin muerte y con libertad total de decisión", concluyó.

Cuando promediaban las exposiciones de la mañana, fue el turno del ex ministro de Justicia y constitucionalista, Jorge Vanosi que advirtió que, de prosperar, la despenalización del aborto podría ser considerada inconstitucional. Para zanjar el debate propuso avanzar con una reforma constitucional porque otras alternativas, advirtió, supondrían "renegar de convenios internacionales o seguir en un debate infinito". Además, pidió respetar la libertad del derecho de consciencia, que consideró "sagrado".

En contra del proyecto de ley que promueve un grupo de 71 diputados y que llegará al recinto de Diputados recién en junio expuso Ruth Weinberg, ex jefa de ginecología del Hospital Eva Perón, que planteó un "antes y un después del misoprostol", un medicamento utilizado para practicar abortos. "A partir de la incorporación del misoprostol no recibí a ninguna mujer en el hospital Eva Perón que hubiera utilizado otros métodos más peligrosos para su salud. No hemos visto que el misoprostol sea para las ricas y el tallo de perejil para las pobres", ejemplificó.

Planteó además que "la legalización [del aborto] no resuelve el problema del embarazo adolescente por abuso intrafamiliar, sino que lo perpetúa porque ayuda a mantenerlo en silencio. El aborto al que más beneficia es al violador".

También en contra se manifestó el jurista Néstor Sagües, que cuestionó argumentos habitualmente utilizados por quienes defienden la despenalización. "La persona, desde el momento de su concepción, es un niño con derecho a la vida. La ley debe proteger ese derecho y nadie puede privar arbitrariamente de su vida a otro", advirtió. En la misma línea cuestionó la premisa que "reduce el aborto al cuidado del cuerpo de la mujer" y concluyó: "Entender el aborto como un acto de la vida privada de la madre es una aberración jurídica inaceptable. El proyecto tiene falta de bases y omisiones muy llamativas respecto del derecho internacional".

La jueza de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, Silvia Alonso, por su parte, pidió a los diputados "no ignorar la realidad". "El aborto compone la trayectoria reproductiva de las mujeres. A pesar de la punición, las mujeres abortaron, abortan y seguirán abortando", aseguró. Añadió que "se ha demostrado que el aborto excede el ámbito" y que, en cambio. "tiene que ver con los derechos de la mujeres y una cuestión de salud pública". A modo de cierre, planteó que "es ingenuo pensar que la punición va a terminar con los abortos".

Pinto pidió abordar la despenalización del aborto con la moral y religión de lado - Fuente: Twitter

2:09
Video

Por su parte, la abogada y ex decana de la Facultad de Derecho de la UBA pidió abordar la despenalización del aborto dejando cuestiones morales y religiosas de lado. "Legislar sobre aborto en Argentina en 2018 no supone legitimación para ahondar en argumentos religiosos o en convicciones", argumentó. Y contrapuso: "Legislar sobre el aborto en la Argentina de 2018 supone generar política pública igualitaria".

Apuntó también a la diferencia entre mujeres ricas y pobres a la hora de abortar. Planteó que "si bien la clandestinidad abarca a todo el universo de mujeres, son las de mayores recursos económicos las que pueden acceder a la práctica médica, que aunque clandestina, es segura" y que, en cambio, "las mujeres de menores recursos, arriesgan o pierden su vida".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios