Un nuevo acuerdo de delación podría comprometer más a Lula

Lula, la noche previa a su detención, en São Bernardo do Campo
Lula, la noche previa a su detención, en São Bernardo do Campo Fuente: AFP
Alberto Armendáriz
(0)
26 de abril de 2018  • 15:09

RÍO DE JANEIRO.- Mientras los abogados del detenido Luiz Inacio Lula da Silva buscan artilugios jurídicos para sacarlo de prisión cuanto antes, una nueva sombra se cierne sobre el expresidente: la Policía Federal acaba de firmar un acuerdo de delación premiada con su antiguo ministro de Economía Antonio Palocci, que luego se convirtió en jefe de Gabinete de Dilma Rousseff .

Palocci, preso preventivamente desde septiembre de 2016, fue condenado al año pasado por el juez Sergio Moro, en Curitiba, a 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero en una causa que involucró a la compañía Odebrecht con sobornos para la fabricación de sondas de explotación petrolera y de un astillero que abastecía a Petrobras. Durante varios meses intentó negociar un acuerdo de colaboración con los fiscales del Ministerio Público Federal a cargo de la operación Lava Jato, pero no dio frutos.

En una audiencia frente al juez Moro, el exministro de Economía del primer gobierno de Lula (2003-2006) llegó a señalar que existió un "pacto de sangre" entre Odebrecht y el Partido de los Trabajadores (PT) para que la empresa desembolsara unos 100 millones de dólares en coimas al partido, entre los últimos años del gobierno de Lula y los primeros del de Dilma. Indicó que el trato fue finalizado en una conversación entre Emilio Odebrecht -entonces presidente de la corporación que lleva su nombre- y Lula.

El acuerdo de delación premiada de Palocci aún debe ser ratificado por el Supremo Tribunal Federal (STF), pero ya se prevé que incluirá jugosas revelaciones sobre cómo actuaba el esquema de corrupción enquistado al interior de Petrobras y que se extendió a casi todos los partidos brasileños. Palocci aparecía numerosas veces en las planillas del departamento de Odebrecht encargado de distribuir los sobornos a políticos; era apodado allí como "Italiano".

Durante su paso por el poder, numerosas veces surgieron acusaciones en su contra por diversas ilegalidades. En 2011, ya como jefe de Gabinete de Dilma, se vio obligado a abandonar el gobierno por una denuncia de enriquecimiento ilícito. Se espera que en el acuerdo de colaboración con la Justicia explique los contratos que su firma de consultoría, Projeto, adquirió con grandes compañías; se sospecha que utilizó su empresa para recibir dinero de la trama de corrupción que afectó a Petrobras.

Los fiscales de la operación Lava Jato esperan que el acuerdo permita ahora tener la mayor parte de los detalles sobre como operaban las relaciones ilícitas entre el mundo político y el empresarial. La delación podría servir para impulsar mucho más las investigaciones del Lava Jato.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.