Suscriptor digital

Temperley se aprovechó de los errores de Chacarita en el duelo entre descendidos en la Superliga

Argentina Superliga
  • 1
Chacarita Juniors

Chacarita Juniors

  • Federico Rosso
  • 2
Temperley

Temperley

  • Santiago Giordana /
  • Alexis Delgado
Andrés Vázquez
(0)
27 de abril de 2018  • 18:30

La transición hacia la primera B Nacional comenzó feliz para Temperley. Despojado de presiones por el descenso consumado hace dos fechas, apuntando al futuro inmediato, no se privó de exhibir su potencial reconstructivo y le ganó 2 a 1 a Chacarita Juniors, en San Martín. Los goles del Gasolero los marcaron Alexis Delgado, que luego fue expulsado, y Santiago Giordana, ambos en el primer tiempo. Para el local descontó Federico Rosso, a los 39 minutos del complemento

Despreocupado de todo y en pleno plan de renovación, Temperley logró sacar réditos del entusiasmo de muchos juveniles que aprovecharon a mostrarse. En el primer tiempo, comandados por Giordana, cada intento fue una amenaza latente para el arco de Chacarita que muy rápidamente dejó en evidencia la frágil estructura defensiva que podría oponer sin ambiciones ni motivaciones. A los 5 minutos, llegó de contraataque la apertura del marcador por intermedio de Delgado -sobrino del popular Chelo-, que anotó su primer gol en la primera del Gasolero.

El gol de Delgado

Con la ventaja su favor, Temperley ganó en tranquilidad y terminó por romper el esquema especulativo del Funebrero. Los volantes del equipo conducido por Gastón Esmerado enhebraron un trabajo de contención y apoyo que fue complementado armónicamente por los delanteros inspirados y agresivos. A los 41 minutos de la parte inicial, tras otra falla del arquero Pedro Fernández, el delantero Giordana, la figura de la jornada, anotó el segundo gol del equipo del Sur.

Giordana puso el 2-0

En el segundo tiempo, en medio de un clima espeso y con los hincha pidiendo la renuncia de Sebastián Pena, Chacarita buscó con desesperación dar vuelta el resultado. A los 39, Federico Rosso, con un golazo desde afuera del área, anotó el descuento pero el final estaba escrito. Sin embargo, partir de allí, se debatió en los nervios y la impotencia. Mientras que Temperley, con uno menos por la expulsión de Delgado (le tiró varios codazos a Re), se afirmó defensivamente y se aferró con uñas y dientes a un triunfo espiritualmente positivo de cara al futuro.

El descuento de Rosso

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?