Suscriptor digital

Defensa y Justicia le ganó 3-1 a Rosario Central en la Superliga: otra victoria del mata-grandes

Argentina Superliga
  • 3
Defensa y Justicia

Defensa y Justicia

  • Tomás Pochettino /
  • Fabián Bordagaray /
  • Ciro Rius
  • 1
Rosario Central

Rosario Central

  • Germán Herrera
Patricio Insua
(0)
28 de abril de 2018  • 13:15

La tranquilidad y la confianza de Defensa y Justicia contrastaron con el nerviosismo y la desesperación de Rosario Central en un partido que ratificó el buen andar de uno y los tropiezos del otro. El Halcón prolongó su serie de triunfos mientras que el Canalla sufrió su tercera caída consecutiva y parece una sentencia el cambio en la conducción del equipo.

Sin relajarse, recibir a Central -con el equipo rosario lejos de su mejor versión- era un guiño para Defensa y Justicia después de la exigente seguidilla ante River, Boca, Racing e Independiente de la cual salio fortalecido con las victorias en la Bombonera y ante los dos clubes de Avellaneda. En los bancos de suplentes el panorama era opuesto. Para Juan Pablo Vojvoda el encuentro marcaba la posibilidad de afianzar a su equipo en la zona de clasificación a la Copa Sudamericana, mientras que para Leonardo Fernández lo que estaba en juego era nada menos que su continuidad en el cargo de cara a la próxima temporada. Después del partido, quedó claro que eso no sucederá: el DT renunció.

La diferencia de un gol había quedado corta al cabo del primer tiempo en relación a la superioridad que habían mostrado los de Florencio Varela. A poco del comienzo el conjunto local se puso en ventaja con un preciso tiro libre de Tomás Pochettino, uno de los jugadores más destacados del partido. Fernando Tobio había volteado a Fabián Bordagaray y con la pelota detenida cerca del vértice izquierdo del área, el futbolista formado en Boca puso el 1-0.

En un terreno pesado y cargado de agua, Defensa flotaba y Central se hundía. Antes de los diez minutos de juego el equipo rosarino ya estaba en desventaja y tenía a dos hombres amonestados. Con los esforzados recorridos Ciro Rius por derecha y Horacio Tijanovich por izquierda más la conducción de Pochettino los dueños de casa se volvían incontenibles. En el mediocampo Andrés Cubas se multiplicaba y podía con todos los de jugadores de azul y amarillo que se movían por el centro del campo, en tanto que en la última línea Alexander Barabosa era una garantía para frenar el avance adversario y salir conla pelota dominada.

Ortigoza, Pochettino, la pelota y el agua.
Ortigoza, Pochettino, la pelota y el agua. Fuente: FotoBAIRES

Central salió decidido a ser más profundo en el complemento, pero Marco Ruben seguía demasiado aislado. Entonces, antes del primer cuarto de hora de esa segunda etapa, Fernández decidió correr el riego de sacar a Joaquían Pereyra para que ingrese Germán Herrera. Quitar a un mediocampista de contención por un delantero pareció más un intento desesperado que un convencimiento ofensivo. Nada de lo que lo que había intentado Fernández con esa variante funcionó, porque poco después Jeremían Ledesma cometió un grave error al querer eludir a Fabián Bordagaray, quien le robó la pelota y con el arco libre marcó el segundo gol.

Con el partido sentenciado, los hinchas se dieron el gusto de aplaudir y corear a un jugador rival: cuando Washington Camacho ingresó a los 32 minutos del segundo tiempo el público le agradeció lo hecho en su paso por le club. En ese contexto de fiesta llegó el tercer tanto del partido con una implacable definición de Rius y antes del final Herrera consiguió el descuento.

Defensa y Justicia superó la barrera de los 40 puntos y quedó muy cerca de volver asegurar un año más su presencia en el plano internacional. Del otro lado, Central sufrió su tercera derrota consecutiva y el ciclo de Fernández se terminó en Florencio Varela

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?