Suscriptor digital

Claves para redescubrir al vanguardista del barroco

Un ensayo de la obra que inaugura la temporada
Un ensayo de la obra que inaugura la temporada Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Gómez
Con El triunfo del honor, de Alessandro Scarlatti, abre su temporada la Ópera de Cámara del Colón; el misterio de la partitura
Helena Brillembourg
(0)
27 de abril de 2018  

Hay un hilo conductor que a veces, de manera invisible, va uniendo historias que jamás tendrían por qué coincidir. Son historias de rescate de tradiciones, de obras y de espacios con la única finalidad de que el trabajo de otros no se pierda y pueda seguir conmoviendo. Es así como en esta oportunidad, a trescientos años de su estreno, una nueva producción de El triunfo del honor, la única ópera cómica de Alessandro Scarlatti inaugura hoy a las 20 el ciclo de la Ópera de Cámara del Teatro Colón, en el Centro Cultural 25 de Mayo en Villa Urquiza.

Próximo a cumplir 50 años desde su fundación, la Ópera de Cámara del Colón tiene entre sus objetivos ser formador de público y de artistas. "Por eso, somos como una especie de compañía itinerante y llevamos estos espectáculos por diversos escenarios. También trabajamos con una mezcla de artistas experimentados junto a profesionales que están comenzando sus carreras para que estos tengan la oportunidad de trabajar en una estructura formal sin las presiones de hacerlo en la sala grande", explica Marcelo Lombardero, al frente del ciclo.

Energía y talento joven se mezclan con intensidad en los ensayos antes del estreno. Violeta Zamudio, la directora escénica, es una artista argentina con una importante proyección internacional y este será su debut dirigiendo en el país. En la firmeza de sus indicaciones se le nota el compromiso de hacerlo bien.

En el foso, además de los músicos profesionales, hay también un grupo de alumnos del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y junto a ellos, como concertino, está Johannes Pramsohler, toda una eminencia en música barroca. Como director de esta particular orquesta está el español Iñaki Encina Oyón. Aunque también es su primera vez en la Argentina, tiene mucho contacto con músicos y cantantes del país y por eso afirma que no se sorprendió con el excelente nivel de preparación de los artistas. "Tienen una energía desbordante y se atreven a todo".

Según explica Lombardero, a Scarlatti hay que estudiarlo como un compositor experimental. "Es el creador de la sinfonía en tres partes y también quien inventa el recitativo accompagnato. Además, empieza con esta polifonía al utilizar dúos, cuartetos que dramáticamente no son corales, sino que hay interacción del texto y esto es algo absolutamente innovador. El triunfo del honor marca el inicio de la ópera cómica como género y es la primera en idioma italiano, pero lo que se conocía de ella era solo un arreglo parcial".

Como una labor digna de Agatha Christie califica Lombardero el trabajo de búsqueda del manuscrito original y reescritura y revisión de la partitura. "Teníamos una partitura, puesto que en el Colón se había hecho en los años 60, pero estaba basada en una reconstrucción que se hizo en 1937. Allí la obra está cortada y los personajes cambiados de tesitura. Eso fue el disparador para buscar el manuscrito original. En el prólogo de esa partitura decía que el original se encontraba en la Biblioteca Chigiana de Siena, que se incendió en los años 40, así que se creía perdido. Pero descubrimos que estos documentos se encontraban fotografiados en la British Library de Londres y hasta allí fuimos. Apareció microfilmado el manuscrito original con la caligrafía autógrafa de Scarlatti de 1718. Luego Manuel de Olaso la revisó y reescribió completa. Encontrar la partitura original revisada para compararla con el manuscrito también fue otra aventura. Carisch, la editorial original se fundió en la década del setenta, de allí paso a Sonsogno que se fundió en los 90 y de allí a Ricordi y ni siquiera estaba catalogada. Pero al final de todo esto logramos una partitura nueva".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?