Santiago García: "Tenemos la ilusión del título, pero no es algo que nos vuele la cabeza"

Santiago Garcia, goleador del Tomba escolta de Boca
Santiago Garcia, goleador del Tomba escolta de Boca Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez
Ariel Ruya
(0)
27 de abril de 2018  

De pronto, el arribo de Diego Dabove transformó la escena de Godoy Cruz. Ajustó algunas piezas, creó una estructura entusiasta, liberó tensiones y se permitió volar. Las seis victorias en serie permitieron crear una ilusión histórica: animarse a pelear el campeonato. Banfield, el sábado pasado, lo contuvo: el 1-1 frenó el impulso, apoyado por buena parte de la sociedad futbolera. Que un humilde pueda animarse a superar a Boca, un gigante y líder de los torneos domésticos desde hace más de 500 días.

"Nuestro objetivo principal siempre fue la clasificación para la Copa Libertadores. Incluso cuando estábamos a 17 puntos de Boca. Tenemos la ilusión del título, pero no es algo que nos vuele la cabeza. Salir campeón sería una evolución deportiva e institucional. Llegué en 2016, peleamos el torneo que estaba dividido en dos zonas. Siempre dimos un paso para adelante. Y soñar, siempre se sueña: salir campeón, ser el goleador del torneo.", analiza Santiago García, que acepta que el empate con Banfield provocó una pizca de pesimismo.

"Fue una lástima por el esfuerzo que hizo este equipo, no sólo en ese partido, sino en todo el torneo. Nos quedó un sabor muy amargo. Intentamos tener paciencia, pero a veces con eso no alcanza. Esto todavía no terminó, quedan tres finales más", sugiere el Morro, que luego de ese partido abrió un debate. Que los clubes del interior no suelen tener el respaldo masivo que otras entidades llevan desde hace años. "No se le da el justo reconocimiento a los equipos del Interior, porque hay muchos clubes que vienen haciendo las cosas bien y sólo se destacan cuando están en una posición como la que estamos nosotros", dijo.

Entre los primeros 15 conjuntos de la Superliga, hay 6 que son del interior, no precisamente los más poderosos, como Rosario Central y Newell's. Y entre los cuatro primeros (Boca, Godoy Cruz, San Lorenzo...), está Talleres, con 44 puntos y con un plantel sin estrellas, como el conjunto mendocino.

Una vez, García se sintió una estrella. La tarde de su presentación en Nacional: "Debuté en una final: la liguilla 2008. El Chengue Morales, que era el capitán del equipo, se había ido. Jugaba Viruta Vera, que se lesiona y el técnico me dice que tenía que entrar. Estaba recagado. Era una final con Defensor, el Centenario lleno, 17 años. Entré e hice el gol. Debuté con la camiseta número 5, ni número tenía. Se me cruzó todo por la cabeza en ese momento. Dimos la vuelta olímpica, regalé los botines, los tiré a la tribuna..."

Por: Ariel Ruya

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?